POLÍTICA
23/06/2020 17:23 CEST | Actualizado 23/06/2020 17:24 CEST

Las comunidades podrán gestionar el número máximo de alumnos por clase para el nuevo curso

En los llamados "grupos estables de convivencia".

Europa Press News via Getty Images
Mascaras y gel desinfectante en un centro de Boadilla del Monte (Madrid)

Las comunidades podrán decidir el número de alumnos en las llamadas “clases burbuja” o grupos estables de convivencia, en Infantil y Primaria, donde los niños no tendrán que llevar mascarilla en el nuevo curso que arrancará en septiembre. Aunque los Ministerios de Educación y Sanidad fijaron una franja de entre 15 y 20 como su planteamiento inicial, los territorios han conseguido la flexibilización de una medida que había generado controversia.

De este modo, cada Gobierno regional podrá ampliar la ratio de escolares por cada profesor y aula siempre que Salud Pública de sus respectivas comunidades lo autorice. 

Así lo dispone la Guía de Recomendaciones para el curso 20-21, que recoge las aportaciones de las comunidades al borrador que se presentó en la Conferencia Sectorial de Educación del pasado 11 de junio, y que ya ha sido enviada a los gobiernos autonómicos.

Este documento contempla las medidas de prevención e higiene que se tienen que adoptar, así como la reorganización de los espacios en los centros educativos.

En un comunicado difundido este martes, ambos ministerios recuerdan que el documento ofrece un marco común que puede ser adaptado en cada comunidad e implementado según la realidad de cada centro educativo y de su contexto local y advierten de que se irá actualizando si los cambios en la situación epidemiológica del coronavirus lo requieren.

El texto recuerda la obligación de mantener una distancia interpersonal de 1,5 metros, y para Educación Infantil y Primaria se propone la creación de “grupos estables de convivencia de entre 15 y 20 alumnos, cuyos integrantes podrían interactuar sin necesidad de mantener la distancia interpersonal, y evitando el contacto con otros grupos”.

Recomienda esta opción preferentemente para alumnos de Infantil y de 1º y 2º de Primaria, “dado que a esas edades es complicado mantener la distancia de seguridad”. También dispone que los Gobiernos autonómicos podrán flexibilizar el máximo del alumnado para formar estos grupos, siempre que la autoridad sanitaria del territorio lo permita.

La guía recomienda priorizar las actividades al aire libre, escalonar las entradas y salidas y las horas de recreo o diseñar otras medidas organizativas para evitar aglomeraciones y reducir al máximo el número de desplazamientos de grupos de alumnos por el centro.

Gobierno y comunidades han acordado definir las medidas de prevención e higiene en torno a cuatro principios básicos: limitación de contactos, medidas de prevención personal, limpieza y ventilación y gestión de los casos.

Mascarillas, por edades y recomendado para profesores

El Departamento de Isabel Celaá anuncia, en su web que “el uso de las mascarillas no es obligatorio para los alumnos de Infantil. Tampoco lo es para los de Primaria, siempre que estén dentro del grupo de convivencia estable”. “Cuando no lo estén, sí lo será si no se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros. A partir de Educación Secundaria, igualmente es obligatorio su uso si no se puede mantener dicha distancia. A partir de los 6 años, será también obligatorio en el transporte escolar”.

El texto también se dirige a los maestros y profesores. En su caso, se “recomienda su uso obligatorio”, siempre que no se pueda mantener la distancia de seguridad. Los tutores de Infantil y Primaria podrán prescindir de ellas cuando se encuentren dentro de su grupo de convivencia estable. En el documento se recoge la recomendación de mascarillas de tipo higiénico y, siempre que sea posible, reutilizable.

Respecto a la gestión de los casos, la guía establece que si una persona desarrolla síntomas compatibles con la covid-19, se la llevará a un espacio separado de uso individual, se le colocará una mascarilla quirúrgica (tanto a la persona con síntomas como a la que quede a su cuidado) y se contactará con la familia y los servicios médicos de la comunidad.

“Salud Pública será la encargada de la identificación y seguimiento de los contactos, según el protocolo de vigilancia y control vigente en la comunidad correspondiente”, establece el documento, que indica que la comunidad valorará las actuaciones a seguir en caso de brote.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery