INTERNACIONAL
25/05/2021 14:34 CEST

Las grandes aerolíneas dejan ya de volar sobre Bielorrusia

La UE acordó esta madrugada cerrar el espacio aéreo con el país, después de la detención irregular del periodista Roman Protasevich.

PETRAS MALUKAS via Getty Images
El avión de Ryanair, aterrizado en Minsk, el pasado domingo. 

Ryanair, Air France, KLM, Finnair, Singapore Airlines, Lufthansa... las grandes compañías aéreas ya están dejando de volar sobre Bielorrusia, después de que el Gobierno de ese país desviase una aeronave comercial para detener a un opositor, un periodista incómodo, y la Unión Europea impusiera como sanción el cierre del espacio aéreo con dicho estado.

Ryanair, irlandesa, lógicamente ha ido rápido al tomar esta decisión, teniendo en cuenta que fue un Boeing 737-800 el que fue obligado a aterrizar en Minsk con una excusa de seguridad falsa y, una vez allí, tras retener siete horas a sus pasajeros, se produjo el arresto del informador. 

En el caso de las aerolíneas Air France (francesa), KLM (holandesa) y Finnair (finlancesa), la decisión responde a esta recomendación de la UE, como han explicado las empresas tras las reuniones de sus dirigentes. “Air France tomó conocimiento de las conclusiones del Consejo Europeo y en consecuencia suspende hasta nueva orden el sobrevuelo de sus aeronaves del espacio aéreo (bielorruso). Las aeronaves ya en ruta tendrán su plan de vuelo modificado”, anunció la aerolínea francesa en un comunicado en la noche del lunes al martes.

KLM y Finnair, por su parte, también indicaron poco después que sus aviones evitarán ese espacio aéreo. “Estamos siguiendo la directriz de la UE y no hay vuelos planeados para sobrevolar el espacio aéreo de Bielorrusia”, indicó asimismo la compañía irlandesa originalmente afectada, Ryanair, líder en Europa del sector de bajo coste. El grupo aerocomercial alemán Lufthansa había hecho lo mismo en la noche del lunes. 

Otra aerolínea que tomó la misma medida este martes fue Singapore Airlines. “Modificamos la trayectoria de nuestros vuelos hacia Europa para evitar el sobrevuelo del espacio aéreo de Bielorrusia, y continuaremos siguiendo la situación muy de cerca”, indicó un portavoz de la compañía asiática. 

Y también Ucrania anunció en este martes la suspensión de todos los vuelos hacia y desde Bielorrusia, y cerró para sus aerolíneas el espacio aéreo del país vecino en respuesta al desvío de la aeronave de Ryanair. “Desde las 0.00 horas del 26 de mayo, Ucrania suspenderá los vuelos a Bielorrusia”, informó el primer ministro ucraniano, Denis Smigal, en su canal de Telegram.

“Desazón” de Rusia y daños mínimos

“Solo podemos manifestar nuestra desazón. Evitar el espacio aéreo de un país bastante grande, ubicado en el centro de Europa, es muy costoso para cualquier compañía aérea”, declaró a la prensa el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Por su parte, el departamento a cargo del sector aéreo del ministerio bielorruso de Transportes dijo en un comunicado haber invitado a representantes de la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), que depende de la ONU, así como de las autoridades estadounidenses y de la Unión Europea, a viajar a Minsk para establecer las “circunstancias” del desvío de la aeronave de Ryanair

Además, las autoridades aeronáuticas de Bielorrusia minimizaron las pérdidas que podrían sufrir como consecuencia de este suceso. “En la última jornada no percibimos pérdida alguna, este lunes 402 aeronaves sobrevolaron nuestro territorio. Es la media estadística de los lunes, la media de los últimos 24 días fue de 435 vuelos. De momento no observamos cambios”, declaró a Valerian Grod, subdirector general de Belaeronavigatsia, agencia estatal encargada del control del tráfico aéreo. 

Cerca de 2.000 aviones comerciales cruzan cada semana el espacio aéreo bielorruso, según la organización Eurocontrol.

Photo gallery Protestas en Bielorrusia tras la criticada victoria de Lukashenko See Gallery

EL HUFFPOST PARA PHILIPS HUE