BLOGS
03/01/2021 10:23 CET | Actualizado 03/01/2021 13:30 CET

Las imágenes que nos gustaría ver en 2021

"La1 nos regaló una de las escenas más bonitas: dos mujeres de más de 50 años que se escuchaban, se miraban, se esperaban y se estrecharon las manos".

TVE
Anne Igartiburu y Ana Obregón.

2021 ha empezado visualmente potente: dos mujeres se daban la mano en pleno directo en uno de los espacios con mayor audiencia del año. La retransmisión de las campanadas en La1 nos regaló una de las escenas más bonitas con las que podíamos afrontar el futuro, tras un periodo difícil y amargo. Por fin dos mujeres de más de 50 años conducían un programa que no era de cotilleo en la televisión nacional. Su función no era seducir la mirada de ningún varón. Tampoco competían entre ellas: se escuchaban, se miraban, se esperaban y en un momento dado se estrecharon las manos. Al margen de sus historias, de sus ideologías y hasta de sus pasados, esta es una imagen con la que merece la pena empezar el año. Nuestra cultura está necesitada de imágenes positivas, constructivas y diferentes que puedan brindarnos posibilidades y servir de referentes. Aprovechando que se acerca la noche de Reyes y para continuar con este buen talante, aquí va una lista de deseos visuales.  

Queridos publicistas, cineastas, fotógrafos, productoras, periódicos y artistas: estas son algunas de las imágenes que nos gustaría ver en este nuevo año: 

 

  • Anuncios con diversidad de edades, tallas y rasgos. Queremos que las personas que protagonizan los spots se parezcan más a las que nos encontramos en la vida real. Con arrugas, lorzas, canas, pecas, manchas, pelos, pieles negras, cabellos pelirrojos o calvas. A poder ser juntas y revueltas, nada de derivarnos a otras marcas. La diferencia es salud, la perfección es una trampa. 

 

  • Editoriales con modelos femeninas erguidas.Os lo hemos pedido con humor, con rabia, con indignación, por activa y por pasiva: dejad de desparramar a las modelos por los suelos. Las mujeres no somos anfibios ni reptiles y nuestras piernas sirven para caminar, no son decorativas. Queremos ser retratadas en actitudes de seguridad y fortaleza, realizando actividades y en plenas facultades. Las boquitas abiertas y las caras desencajadas no nos representan.

 

  • Campañas contra la violencia protagonizadas por quienes la ejercen y no por quienes la padecen.Ya hemos tenido suficientes raciones de ojos morados, heridas y expresiones abatidas. Hay que girar la cámara hacia quienes perpetran las injusticias y dirigir los mensajes a quien provoca el sufrimiento, no a las víctimas. 

 

  • Noticias sobre logros positivos de personas no caucásicas. Basta de pateras, de personajes secundarios y de delincuencia. Necesitamos conocer otras perspectivas de las personas que no son europeas. Relatos que les dignifiquen y que pongan en valor todo lo bueno que pueden aportar. Papeles protagonistas. Matices. Historias con profundidad. Las imágenes también pueden servir para acercarnos, entendernos y empatizar.

 

  • Reportajes sobre mujeres profesionales cuyo cuerpo o su estilismo no sean lo más importante.Queremos ver a mujeres valoradas por lo que hacen y no por cómo se ven. No nos importa cómo combinan sus zapatos ni tampoco cómo se maquillan: queremos conocer sus historias, sus motivaciones, sus éxitos, su experiencia. Menos duelos de estilos y más ejemplos de vida.

 

  • Políticos llevando a sus bebés al Congreso. Hasta ahora hemos visto a muchas madres intentando conciliar su vida familiar y profesional pero aún no hemos visto a sus padres haciendo lo mismo. Para celebrar la nueva ley que iguala los permisos de maternidad y paternidad queremos imágenes que visibilicen el cambio. Padres comprometidos con su trabajo y también con el cuidado familiar.

 

  • Paneles de congresos/jurados/premios/festivales paritarios.Velar por la igualdad de miradas y perspectivas a la hora de organizar jornadas de voces expertas y filtrar contenidos en becas y concursos es una de las maneras más efectivas de lograr la igualdad social. Realizar un poco de esfuerzo hoy conseguirá una mayor fluidez el día de mañana y el público gozará de una cultura mucho más rica y plural.

 ¿Qué imágenes añadiríais a esta lista de deseos? Ojalá 2021 nos traiga un cambio visual. 

NUEVOS TIEMPOS