TENDENCIAS
30/01/2019 14:42 CET | Actualizado 30/01/2019 16:01 CET

Las intimidades del rey Juan Carlos I, reveladas por '¡Hola!': "En la boda sufrí"

La revista publica por primera vez en España algunas de las revelaciones que el monarca hizo para el documental 'Yo, Juan Carlos, rey de España'.

El rey Juan Carlos I, en Wimbledon en 2017.

Pocas veces hemos escuchado al rey Juan Carlos I hablar de sus asuntos más personales. Y una de esas pocas veces se produjo en 2014, cuando poco antes de anunciar su abdicación concedió una entrevista a la historiadora francesa Laurence Debray. El encuentro entre ambos tenía como objetivo la producción el documental Yo, Juan Carlos, rey de España, del director hispano-francés Miguel Courtois.

En aquel encuentro el monarca se sinceró y sus confesiones han salido ahora a la luz por primera vez en un medio español. La revista ¡Hola! publica en exclusiva algunas de las revelaciones que el monarca hizo hace cinco años y en las que se descubre cómo fue su primer encuentro con Franco, en qué momento fue consciente de que iba a reinar y cuál era la relación con su hermano Alfonso, quien murió con sólo 15 años a causa de un disparo fortuito.

Las declaraciones recogidas por la revista del corazón sirven para conocer un poco más personalmente al rey emérito, que el pasado 5 de enero cumplió 81 años. Estas son algunas de las revelaciones más curiosas que hizo a Debray.

"Los jueves la reina Victoria Eugenia venía al colegio a lavarme"

"Cuando mis padres se trasladaron a Portugal, en el año 1945, yo me quedé en Suiza, en el colegio Villa Saint-Jean, en Friburgo. Entonces, la reina Victoria Eugenia se ocupaba de mí. Fue una madre, una abuela-madre (...) Como anécdota, me acuerdo que los jueves venía al colegio a lavarme, porque hacía mucho frío y se lavaba uno poco".

"Hoy no puedo tomar piña, no me gusta, porque en Portugal era muy barata y nos la daban todos los días a todas horas. Cuando vine a España descubrí la naranja, fue maravilloso".

María de las Mercedes junto a sus hijos Juan Carlos, Alfonso, Margarita y Pilar.

"Me sentía como una pelota de ping-pong"

"Estoy aquí por él [don Juan de Borbón] porque sacrificó su posición y persona. La relación que tenía con mi padre era muy grande, a pesar de lo que se ha dicho. Hubo encontronazos, a veces, diferencias de pareceres y criterios, pero no tenían nada que ver con las relación humana de padre-hijo o hijo-padre"

"Mi educación fue hecha entre Franco y mi padre. Me sentía como una pelota de ping-pong. Si las cosas iban bien entre ellos, yo estudiaba en España. Si las cosas iban mal, volvía a Portugal a estudiar. Esa fue mi vida hasta que entré en las academias militares por acuerdos de mi padre y Franco".

"Le dije: 'Mi general, hay un ratón"

"Me acuerdo [del día que conoció a Franco] porque estaba muy impresionado. Yo tenía diez años. Era muy difícil pensar, a esa edad, que iba a ver al jefe de Estado. Fui y me recibió con mucho afecto. Como yo era un niño, enseguida me distraía con las cosas que había en su despacho.

Me acuerdo que había un ratón que empezó a pasar por ahí, y empecé a seguirle con la vista, y Franco me preguntó: ¿Que está mirando usted? Y le dije: 'Mi general, hay un ratón".

"Fue un accidente desgraciado, pero en fin..."

"Fue un accidente desgraciado, pero en fin... Ahora lo echo mucho de menos, no tenerlo al lado, no poder discutir con él. Pero en fin, como siempre se ha dicho la vida sigue".

"Era muy simpático. Jugaba divinamente al golf. Era muy listo también".

"En la boda sufrí (...) para bailar fue complicado"

En vísperas de la boda, estaba haciendo judo con mi cuñado y con un profesor que teníamos, que era muy bueno. Yo hacía bastante judo. Se me dislocó el hombro. Tuvieron que llevarme al hospital y ponérmelo bien".

"En la boda sufrí porque tenía una infiltración, pero lo pasamos bien. Para bailar fue complicado. Afortunadamente, tenía el otro brazo sano".

"Me acuerdo de una anécdota del bautizo [del rey Felipe VI]: doña Elena estaba al lado de Franco jugando con las borlas de la faja del general".

"El 23-F fue una sorpresa"

"Fue una sorpresa. En los cuarteles había gente que no estaba contenta, había reuniones de coroneles y todo eso. Pero un golpe... nunca lo pensé".

"Fue muy emocionante cuando mi padre dejó la jefatura de la casa y me la cedió, en un acto celebrado aquí, en casa (en el palacio de la Zarzuela)... Siento no haber dado más importancia a ese acto. Lo organicé con mi padre, pero ahora le hubiera dado más boato e importancia. Sacrificó su vida por España, sobre todo por España".

"Su muerte [de don Juan] fue muy dura porque uno se da cuenta de que deja de ser el hijo para estar en primera línea. Perder a una persona como él, aparte de padre, para mí fue duro, porque perdí a mi amigo, mi mejor consejero, mi más fiel aliado, al que le decía todo".

getty
Los reyes Juan Carlos y Sofía junto a sus hijos Cristina, Felipe y Elena en el palacio de la Zarzuela.

"Mis hijas se casaron y se fueron de casa, pero él se ha criado más cerca"

"Me gustan mucho los niños y me gustan. Yo estaba con mis hijos. Siempre he mantenido relación con él (don Felipe). Mis hijas se casaron y se fueron de casa, pero él se ha criado más cerca. Almuerzo con él, hablamos mucho, comentamos, dialogamos mucho. Es muy importante hacerlo".

"Cuando mis hijos eran pequeños, no había diferencia. La diferencia se marcó cuando (don Felipe) juró la Constitución".

"No se puede enseñar a ser rey. Hay que aprenderlo uno mismo".

Photo gallery La vida del rey Juan Carlos, en imágenes See Gallery

ESPACIO ECO