Las locas contradicciones de Alejandra Rubio

Por qué la 'influencer', que en un principio quería ser anónima, se ha convertido en 'la Campos' protagonista.
Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos.
Alejandra Rubio, hija de Terelu Campos.

Ni María Teresa Campos, ni Terelu, ni Carmen Borrego. Las Campos, que estaban (y siempre han estado) de plena actualidad televisiva, se han apartado para cederle el protagonismo a la influencer de la familia: Alejandra Rubio.

Terelu Campos siempre había pedido que se respetara el anonimato de su hija. De hecho, ese asunto le trajo muchas disputas con sus compañeros cuando era colaboradora de Sálvame. Cada vez que la periodista concedía una exclusiva y compartía las portadas con Alejandra Rubio, los colaboradores le echaban en cara la incongruencia y ella abandonaba el plató dolida.

Sin embargo, la influencer ha cambiado de opinión y ha querido seguir los pasos de su familia en televisión. Alejandra Rubio se ha estrenado recientemente como colaboradora de Telecinco.

Ya tenía un canal en mtmad, la plataforma de Mediaset, pero su entrada en Telecinco ha sido un paso al frente y ya no puede echar el freno, al menos de momento.

En Sálvame ya no le pasan ni una y ahora se habla de su ruptura con su pareja; se le ha relacionado con el exconcursante de GH Suso Álvarez —ambos lo desmintieron en Viva la vida, donde trabajan Terelu y Carmen Borrego—; incluso se le ha atribuido una frase con la que se habría referido a Lydia Lozano con un adjetivo de mal gusto en referencia a la edad de la periodista. Hasta Belén Esteban ‘le regañó’ por ello, según Lecturas.

La línea que diferencia al ‘personaje’ de ‘la colaboradora’ siempre ha sido fina y frágil, especialmente en el caso del clan Campos. Esa es la batalla a la que tiene que enfrentarse con 20 años la nieta de María Teresa Campos, que empieza ahora su trayectoria en televisión.

Los titulares con los que 'Las Campos' se han convertido en las reinas del 'show'

Esa es la primera contradicción: del casi “no me vas a grabar más” a unirse a la plantilla de Telecinco. El resto de contradicciones (un cúmulo recogidas de su canal de mtmad), en cambio, pueden arrancar una sonrisilla maliciosa (desde el cariño):

1. “Me da igual lo que digáis de mí”. Uno de sus vídeos de mtmad lo dedica a buscar en Google su nombre para saber qué se dice de ella.

2. Justificando que no es una nini, enfadada: “Trabajo de noche cinco días a la semana hasta las siete de la mañana”. En el siguiente vídeo, saliendo de trabajar: “Ya hemos terminado, son las dos y media”.

3. “Vivo sola, soy independiente económicamente, pero mi madre no me deja ir a Fabrik”. Cada vez que va a casa de Terelu Campos se lleva un cargamento de comida.

4. Respecto a las influencers: “No puedo con la típica españolaza pija”. Mmmm... Define pija, Alejandra: ”¿Que cuál es el peor regalo que me han hecho? Cuando mi madre me compraba ropa que no me gustaba”.

5. ”¿Que si quiero dedicarme a la televisión? No lo sé”. Poco después responde a la pregunta ‘¿irías a Supervivientes?’. “Por ahora, no”.

6. “Yo pensaba cuando iba a Málaga en Semana Santa: ¿Esta gente por qué me tiene que molestar?”. Vídeos más tarde... ”¿Que si soy cotilla? SÍ”.

7. De visita al plató de Mujeres y Hombres y Viceversa: “Yo me veo más como asesora del amor”. Respuesta de Toñi Moreno: “Como asesora eres muy jovencita, no has tenido experiencia”.

8. Visita al plató de Sálvame. A la pregunta ”¿Tú no te ves en un sillón de estos?”, responde: “La verdad que no. No valgo yo para esto”. Ahora es colaboradora de Supervivientes.

9. “Dicen que he dejado de estudiar para hacer un reality. ¿Esto es lo que ellos llaman reality?”. Se refiere a su canal de mtmad, en el que ha mostrado su día a día, sus comidas familiares, sus fotos de la infancia, conversaciones con su abuela... Pero bueno, lo de Las Campos tampoco era un reality.