POLÍTICA
13/01/2022 05:53 CET

'MACROpolíticasGRANJAS', por Marta Flich

¿Sabéis quién está hablando fuera de España de la carne española? NAAAADIEEEEEEEEE.

Bueno, Vida normal ¿no?. Vida normal si no fuera porque entramos en la vorágine de las elecciones. Ya sabéis que en un mes se vota en Castilla y León y previsiblemente se producirán en cadena las de Andalucía. Así que la vida normal es más en la salud, al parecer que en la política. La pandemia ya no tiene fuerza para ser argumento político para las nuevas elecciones. Papel mojado, se podría llamar. No es que no sea importante, pero como ya se puede llegar a conclusiones, ya no interesa. El diagnóstico de las distintas estrategias políticas está claro. En las comunidades donde más ha crecido la mortalidad durante la pandemia y donde ha habido restricciones más laxas, hemos visto que la economía no ha ido mejor. 

 A todo esto se puede observar que no todos perdieron. Los recortes de la sanidad pública desde el 2008 hizo que durante la pandemia, los refuerzos fueran la sanidad privada. Con un Zandal semi vacío por falta de envergadura en cuanto a recursos técnicos y humanos para los casos graves, se hicieron transferencias de 2000 euros por paciente a los hospitales privados. La derivación de pacientes a hospitales privados costó a los contribuyentes de la comunidad de Madrid 35 millones de euros. Este, por lo tanto ya no puede ser un argumento de venta de cara a las siguientes elecciones, las de Castilla y León.