NOTICIAS
04/02/2021 22:50 CET | Actualizado 04/02/2021 22:57 CET

Las primeras vacunas de AstraZeneca irán a sanitarios no de primera línea

Sanidad se muestra reacia a aplicársela a mayores de 65, lo que obligaría a modificar los grupos de vacunación.

Andrew Matthews - PA Images via Getty Images
Un sanitario prepara una dosis del medicamento de AstraZeneca-Oxford

La decisión definitiva sobre qué hacer con la vacuna de AstraZeneca vuelve a retrasarse y será el viernes, o eso se prevé, cuando Sanidad tome su decisión definitiva. Sin embargo, ya se han adelantado algunas de las ideas que conformarán el protocolo de aplicación del medicamento, que este miércoles la ministra descartó para mayores de 80 años. La intención de Sanidad es que tampoco abarque a los mayores de 65 años, lo que obligaría a replantear los grupos en el plan de vacunación.

La Comisión de Salud Pública, en la que están representadas todas las comunidades, ha acordado que las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford irán destinadas a profesionales sanitarios y sociosanitarios que no son de primera línea.

Uno de los puntos del orden del día previstos a tratar era el del uso de esta vacuna para personas con edades comprendidas entre los 65 y los 80 años, edad a partir de la cual se acordó que únicamente se administrarían vacunas basadas en ARNm, es decir, las de Pfizer-BioNTech y Moderna.

Es muy posible que se recomiende para jóvenes, dijo Simón

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, apuntó el pasado lunes que “es muy posible” que se recomiende solo para grupos más jóvenes debido a la falta de evidencia científica en mayores en los ensayos clínicos realizados por la compañía.

“Con la información de la que disponemos hasta la fecha, los ensayos clínicos no se han realizado en personas mayores de aproximadamente 55 años, por lo que es muy posible que al no tener evidencia de efectos secundarios y eficacia en estos grupos se recomiende para grupos más jóvenes que sí han formado parte de estos ensayos. A falta de alguna información, entiendo que se será prudente”, detalló.

Así, considera que España podría seguir el ejemplo de Alemania, cuyos expertos en vacunación apuntaron la posibilidad de no vacunar a mayores de 65 años con la inyección de AstraZeneca. “Por lo que he oído, aunque es muy preliminar, es muy posible que en la Unión Europea tendamos a lo que ha recomendado Alemania”, pormenorizó Simón.

Casi dos millones en febrero 

En la reunión de este jueves sí se ha acordado que las primeras dosis de esta vacuna que lleguen a España, que recibirá hasta 1.810.575 dosis este mes de febrero, vayan destinadas a los profesionales sanitarios y sociosanitarios en activo no incluidos en los grupos 2 y 3.

Así, las primeras dosis que llegarán este fin de semana serán para el personal que no es de primera línea y que trabaja en centros y establecimientos sanitarios y sociosanitarios, según la definición recogida en la Estrategia de Vacunación aprobada por el Sanidad.

Sumando las tres vacunas aprobadas (Pfizer, Moderna y AstraZeneca), España recibirá este mes unos cuatro millones de dosis, que permitirán inmunizar a dos millones de personas, alrededor del 4 por ciento de la población española. En concreto, llegarán hasta 1.810.575 dosis de la vacuna AstraZeneca, así como 1.779.579 de la vacuna de Pfizer y BioNTech ―a las que se sumará otra partida de 2.750.040 en marzo― y hasta 412.000 dosis de la inmunización de Moderna.

Con ella, así como la de la compañía Janssen, Sanidad espera que alrededor de los meses de marzo y abril haya un incremento “muy importante” de las dosis disponibles en España. La previsión que maneja el Ejecutivo es la de llegar al verano con el 70 por ciento de la población española inmunizada.

EL HUFFPOST PARA HUE