NOTICIAS
13/01/2021 10:11 CET

Las residencias, en alerta: más de 180 ancianos positivos por Covid tras haberse vacunado

Los casos más graves se han detectado en Galicia, Castilla y León y Navarra. La vacuna Pfizer logra la inmunidad siete días después de la segunda dosis.

Emilio Morenatti / ASSOCIATED PRESS
Una enfermera administra la vacuna dee Pfizer-BioNTech en una residencia de Barcelona. 

Las residencias de ancianos, tan golpeadas por la pandemia de coronavirus, vuelven a estar en el centro de los desvelos, después de que más de 180 personas se hayan contagiado tras haberse vacunado. Se han detectado ya casos en centros de Galicia, Castilla y León y Navarra. 

Así, una residencia de Ribeira (A Coruña) ha notificado este martes 44 nuevos positivos por Covid-19 entre sus usuarios, por lo que ya son 63 los internos contagiados tras haber recibido la vacuna el pasado 30 de diciembre, según los datos del Sergas y la Consellería de Política Social.

Este centro, que fue el primero de la comarca de Barbanza en obtener la primera dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech, ha detectado sus 19 primeros contagios una semana después. Además, un total de tres trabajadores de este centro tienen también el virus.

La Junta de Castilla y León, por su parte, ha declarado dos nuevos brotes por la Covid, localizados en residencias de las zonas básicas de salud de Eras de Renueva, en la capital leonesa, y de Astorga, en esa localidad de León, con más de un centenar de contagios en residentes y trabajadores, que habían recibido ya la primera dosis de la vacuna.

El que afecta al centro de la capital registra 66 positivos por coronavirus (50 residentes y 16 trabajadores), y el del centro maragato tiene 37 positivos (31 residentes y 6 trabajadores), según ha informado este martes la Junta por medio de un comunicado.

Tanto los residentes como el personal de ambos centros habían sido vacunados el 30 de diciembre, pero, recuerda la Junta, la vacuna Pfizer logra la inmunidad pasados unos siete días después de la segunda dosis. Por tanto, el riesgo se mantiene tras el suministro de la primera dosis por lo que hay que se deben mantener las medidas de seguridad recomendadas para evitar la propagación del virus.

En este sentido, desde la Junta de Castilla y León se insiste en apelar a la responsabilidad individual y colectiva de los ciudadanos, extremando las medidas básicas de distancia social, higiene de manos y uso obligatorio de la mascarilla para evitar la propagación del virus, con independencia de haber comenzado con la primera dosis de la vacuna. 

Y en Navarra, el departamento de Derechos Sociales del Gobierno regiobal informa de que se ha detectado un brote de 17 casos positivos entre las personas residentes del centro de mayores situado en Ibañeta, en Erro, que recibieron la primera dosis de la vacuna el 5 de enero.

Tras el cribado a las 55 personas que residen en el centro, se ha decidido el traslado a un recurso intermedio de una de las personas afectadas mientras las otras 16 permanecerán aisladas en la residencia, informa el Gobierno Foral en un comunicado.

Photo gallery Los emocionantes abrazos y besos en una residencia de ancianos tras tres meses aislados See Gallery