INTERNACIONAL
18/05/2021 08:01 CEST | Actualizado 18/05/2021 08:31 CEST

Las víctimas en Gaza ascienden a 198 mientras lsrael asegura haber atacado la sede de seguridad interna de Hamás

El Ejército israelí ha informado además del lanzamiento de proyectiles desde territorio libanés.

Anadolu Agency via Anadolu Agency via Getty Images
Ataque israelí en Gaza esta madrugada.

Ya son al menos 198 los palestinos que han muerto en Gaza víctimas de los bombardeos, entre ellos 58 menores. La aviación israelí ha asegurado haber bombardeado este lunes la sede principal del servicio de seguridad interna del movimiento islamista palestino Hamás en la Franja de Gaza.

“Cazas del Fuerzas Aéreas han lanzado un ataque contra la sede operativa principal de las fuerzas de seguridad interna de Hamás en el distrito de Rimal, en el norte de Gaza”, ha explicado el Ejército israelí a través de un comunicado.

Sin embargo, el Centro de Información Palestino ha informado de que el complejo del alcalde de la ciudad de Gaza también ha sido objeto de los ataques del Ejército de Israel, así como una sede del Gobierno local. 

Durante la madrugada de este martes han vuelto a registrarse enfrentamientos en Jerusalén y en ciudades colindantes, según ha alertado la agencia de noticias palestina Maan.

En medio de las reyertas entre jóvenes palestinos y fuerzas de seguridad israelíes, se ha lanzado un cóctel molotov contra un edificio del barrio Armon Hanatziv, añade ‘The Times of Israel’. También se han incendiado varios coches de propiedad judía.

Las sirenas en ciudades cercanas a la Franja han vuelto a sonar la madrugada de este martes, así como en la ciudad de Netivot, tras una pausa de más de seis horas en los lanzamientos de cohetes desde Gaza. Hamás se ha atribuido el bombardeo contra la ciudad como respuesta a la “agresión sionista”.

Mientras, la agencia de noticias palestina WAFA, ha informado de que el Ejército israelí ha llevado a cabo más de 50 redadas en Gaza en edificios y apartamentos civiles, así como en las ciudades de Jabalia y Beit Lahia, en el norte de la Franja.

Asimismo, las fuerzas israelíes han destruido una institución civil y algunas carreteras cerca de Ansar y de la mezquita de Al Katibah, al oeste de Gaza.

Lanzamiento de proyectiles desde Líbano

El Ejército israelí ha informado además del lanzamiento de hasta seis proyectiles desde territorio libanés que ni siquiera lograron alcanzar la frontera.

“En respuesta, la artillería del Ejército israelí devolvió el fuego sobre el origen de los lanzamientos”, ha explicado el Ejército, citado por el diario ‘The Times of Israel’. Previamente, el Ejército israelí había informado de que “dos sospechosos se acercaron y saltaron la valla fronteriza entre Líbano y el territorio israelí en el área de Menara”.

Ante esta presunta incursión, las fuerzas de Israel han “iniciado un procedimiento de arresto” en el que han lanzado disparos al aire, que no han hecho que los sospechosos se alejaran, por lo que soldados israelíes “han disparado contra las piernas de los sospechosos”, consiguiendo que se alejaran.

La Fuerza Provisional de Naciones Unidas para el Líbano (UNIFIL, por sus siglas en inglés) ha confirmado también estos “disparos de cohetes desde la zona general de Rashaya Al Foukhar al norte de Kfar Chouba en el sur de Líbano”, tras lo que el jefe de la misión, Stefano del Col, se ha puesto “inmediatamente en contacto con las contrapartes del Ejército de Líbano y del de Israel”.

Del Col ha instado “a ejercer la máxima moderación para evitar cualquier escalada de la situación”, según la UNIFIL, mientras que han informado que desde Israel “han detenido el fuego” y “la situación en el área está ahora en calma”.

Por último, la misión de la ONU ha destacado que está coordinándose con el Ejército libanés para mejorar “el control de seguridad en la zona” y ha intensificado “las patrullas para evitar nuevos incidentes que pongan en peligro la seguridad de la población local” en el sur del país.

EEUU no “obstaculiza la diplomacia”

Preguntado por un tercer bloqueo por parte de Washington a la aprobación de una declaración conjunta en el Consejo de Seguridad pidiendo un alto el fuego entre Hamás e Israel, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha defendido que Estados Unidos “en ningún caso obstaculiza la diplomacia”.

“Al contrario, la estamos ejerciendo sin parar”, ha asegurado, para plantear si “cualquier acción, cualquier declaración, en la práctica, hará avanzar las perspectivas de acabar con la violencia”, para responder que “si pensamos que hay algo, incluso en Naciones Unidas, que efectivamente lo haga avanzar, estaremos a favor”.

Blinken ha expresado que desde Washington consideran “muy importante” celebrar “este debate abierto en el que las partes pudieron exponer sus puntos de vista, sus preocupaciones, y ser escuchadas”.

Por último, ha reiterado que seguirán “buscando formas de avanzar en el objetivo que tenemos, que es poner fin a la violencia”.

Photo gallery 27 desgarradoras imágenes de Israel y Palestina para que el mundo no mire hacia otro lado See Gallery

NUEVOS TIEMPOS