NOTICIAS
06/09/2019 20:11 CEST | Actualizado 06/09/2019 20:15 CEST

"¿Latas de sardinas para pobres?": el llamativo análisis de 'The Guardian' sobre esta medida de Ada Colau

El prestigioso diario británico analiza la medida de la alcaldesa de Barcelona.

GETTY IMAGES
Barcelona

El prestigioso diario británico The Guardian ha publicado un artículo en el que vuelve a apuntar hacia España por una reciente medida llevada a cabo en Barcelona.

En concreto, la cabecera analiza la instalación de pisos contenedor, la propuesta de la alcaldesa Ada Colau para mejorar la situación de la vivienda en la ciudad condal.

“Un intento por proporcionar viviendas de emergencia a las personas que han sido desalojadas o expulsadas del vecindario por la gentrificación”, comenta el artículo, que cita a varios defensores del proyecto. “Estas casas de contenedores están construidas con un estándar más alto que gran parte de lo que hay en el mercado de alquiler en Barcelona”, señala Jaime Palomera, portavoz del sindicato de inquilinos de la ciudad. “Esta idea de que los pobres se ven obligados a vivir en latas de sardinas no tiene sentido”. 

“Los que se oponen son más pequeños en número pero son más vocales. Creo que la mayoría es positiva pero se reserva el juicio hasta que vean cómo se ve”, matiza el arquitecto David Juárez.

Sin embargo, el texto también se adentra en los aspectos más negativos de la controvertida medida. Ya el titular se pregunta si estos pisos son “latas de sardinas para pobres”.

The Guardian se fija en otros ejemplos similares vistos en Europa, como en Ealing, al oeste de Londres: “Pisos incómodos e inseguros en los que los residentes comentaron su falta de espacio, el calor y el frío extremos en verano y en invierno”, citan, de acuerdo con expertos.

“El principal problema de estos contenedores es el aislamiento, tanto térmico como acústico. Ese fue el gran problema cuando construyeron residencias de estudiantes en los Países Bajos con contenedores, que eran fríos y ruidosos. Debe agregar grandes cantidades de aislamiento, lo cual es costoso y algunas formas de aislamiento interno también reducen aún más el espacio reducido”, defienden varios de los contrarios a esta iniciativa.

A favor y en contra, la sociedad se divide entre los que ven oportunidades habitacionales y, como señala el titular, auténticas latas de sardinas.

Photo gallery Ada Colau, en imágenes See Gallery