POLÍTICA
19/07/2019 18:44 CEST | Actualizado 25/07/2019 10:29 CEST

¿Le salen las cuentas a Pedro Sánchez para ser elegido?

Moncloa aspira a lograr 173 votos a favor de la investidura.

Europa Press News via Getty Images

Pablo Iglesias se ha echado a un lado este viernes: no exigirá su entrada en el Gobierno. “Mi presencia no va a ser un problema”, ha sentenciado el líder de Unidas Podemos. Ahora, la pelota ha quedado en el tejado del presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, si pretende repetir en el cargo y formar el primer Ejecutivo de coalición de la historia de la democracia. Pero, ¿tiene el dirigente socialista los votos necesarios para ser elegido?

La Constitución española establece que el candidato a la investidura debe recibir el voto a favor de la mayoría absoluta en la primera votación—que se celebrará el martes 23 de julio—. Es decir, Sánchez necesitaría el voto a favor de 176 diputados de los 350 que hay en el Congreso.

En caso de que Sánchez no logre ser investido en esa primera votación, se realizaría una segunda pasadas 48 horas —el jueves 25—, en la que necesitaría mayoría simple (más síes que noes) para ser investido.

173 votos a favor previsiblemente

Hasta este momento, el líder de los socialistas cuenta con el voto a favor de 124 diputados: los 123 escaños del PSOE y el de José María Mazón, el diputado del PRC. Si se forma finalmente el Gobierno de coalición con Unidas Podemos, habría que añadir otros 42 votos a ese cómputo: 166 votos a favor. 

Todo parece indicar que Sánchez también podrá contar finalmente con el apoyo de Joan Baldoví, el único diputado de Compromís, que se ha mostrado dispuesto a votar a favor si aceptan sus peticiones. El PNV, que cuenta con 6 diputados, se debate entre el sí y la abstención. Las negociaciones con ambos partidos se encuentran avanzadas. 

Si Sánchez logra el apoyo de todas estas formaciones —PSOE, Unidas Podemos, PNV, Compromís, PRC— contará con 173 votos a favor, a solo tres de la mayoría absoluta. Los números no saldrían para ser elegido el martes en primera votación.

¿Empate a 173 votos?

Pasada esa primera votación, si estos 173 diputados votan a favor y los otros 173 votan en contra (excluidos los 4 diputados que están en prisión), se produciría un empate en la segunda votación del jueves, que tampoco le serviría al PSOE para que se mantuviera en el Palacio de La Moncloa. 

Se pueden dar por seguros 151 votos en contra de Sánchez procedentes de los diputados de las formaciones conservadoras del Congreso: PP (66), Cs (57), Vox (24), Coalición Canaria (2) y Navarra Suma (2). Ninguno de estos partidos votará a favor de un Gobierno de coalición entre PSOE y Unidas Podemos.

La abstención de los independentistas

La duda reside en qué votarán finalmente los diputados de los partidos independentistas. Sánchez necesitaría sí o sí la abstención de algunos de ellos para ser elegido el jueves.

Hay dos formaciones que se inclinan por la abstención: ERC, que cuenta con 14 diputados en el Congreso —sin contar Oriol Junqueras—, y EH Bildu, con 4 representantes, apuestan por no bloquear la investidura. “Por nosotros no será”, sentenció Gabriel Rufián esta semana. Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu, ha confirmado este viernes que ambos partidos adoptarán una postura común de cara a la investidura

Mientras que Junts per Catalunya, que tiene 4 diputados —sin contar los tres presos que están suspendidos—, todavía no ha decidido qué hacer, aunque todo parece indicar a que se inclinarán por el voto en contra. “No se dan los condicionantes para poder votar a Pedro Sánchez”, ha asegurado  Laura Borràs.

En el caso de producirse este escenario, Sánchez contaría con 173 votos a favor, 155 en contra y 18 abstenciones en la segunda votación, lo que significaría que volvería a ser elegido presidente del Gobierno.

Photo gallery Los famosos que piden un gobierno PSOE-Podemos See Gallery

ESPACIO ECO