VIRALES
19/11/2021 14:07 CET

Leonor Lavado: así es la mujer de las mil voces

“La voz de la imitación llegó a mí, nunca he tenido una persona referente”.

Eduardo Parra via Getty Images
La actriz Leonor Lavado en la presentación del programa 'Dicho y hecho' de RTVE.

Actriz, humorista e imitadora, la cordobesa Leonor Lavado ha triunfado en redes sociales con sus imitaciones a personajes famosos. Tras años de esfuerzo y dedicación, finalmente ha podido conseguir su sueño y dedicarse a lo que realmente le apasiona: el mundo de las imitaciones.

Leonor nació en un pueblo de Córdoba llamado Puente Genil. Desde muy pequeña tenía claro que actuar era su pasión y subirse a un escenario era algo que le llenaba. Tenía tan solo 8 años cuando comenzó a hacer teatros escolares y a los 13 empezó a asistir a grupos teatrales fuera del colegio.

Su vida y sus estudios estaban tomando el rumbo que siempre le había apasionado y a los 18 años fue a la universidad para estudiar la carrera de Historia del Arte. Además, cursó la licenciatura de Arte Dramático en la ESAD de Sevilla, un paso más para iniciarse en el mundo de la actuación.

“De pequeña ya imitaba a personajes de Disney y cantaba, incluso si alguna amiga de mi madre o alguna vecina hablaba de una forma peculiar, me gustaba imitarla”, explica la actriz. Leonor decidió viajar a Londres y estuvo trabajando allí un tiempo de algo que realmente no tenía nada que ver con lo suyo. Fue una época de vacío profesional y creativo para ella y al volver a España decidió que era el momento de luchar por sus sueños.

“Es verdad que había trabajado, me habían pagado por ello, pero no dejaba de ser un trabajo más y sentía que estaba perdiendo años de vida”, comenta. Lo de las imitaciones es algo más o menos reciente. Hace siete años decidió ponerse manos a la obra y subir a YouTube un vídeo imitando voces con la idea de conseguir llevarlo a Madrid y enseñárselo a representantes. “Yo quería ofrecer ese material en plan de: ‘Yo soy actriz, pero también soy imitadora y esto es lo que he sacado’”.

Sin embargo, ocurrió algo inesperado. El vídeo comenzó a acumular visitas con rapidez: la primera hora ya contaba con 200 visualizaciones y la segunda ascendía a 800. El vídeo seguía creciendo y en apenas 24 horas ya acumulaba la cifra de 500.000 visitas. No fue necesario presentar su trabajo a representantes, el talento de Leonor había sido reconocido por muchos espectadores en YouTube y muchas cadenas de televisión comenzaron a contactar con ella al día siguiente.

“Empecé a hacer entrevistas con las televisiones como Antena 3, Telecinco o La 1, me vine a Madrid y empecé a trabajar en las imitaciones”, recuerda Leonor. “Siempre digo que las imitaciones me encontraron a mi en lugar de yo a ellas, porque fue de una forma muy fortuita”, añade.

Pero su vida en el mundo del espectáculo no empezó con las imitaciones. Años atrás Leonor trabajó como actriz e incluso estuvo trabajando en Oporto. Fue a muchos castings, buscó oportunidades y se presentó a muchas propuestas pero, como toda persona que se inicia como actor o actriz, la frustración cuando no te llaman era muy grande.

“Lo bonito de esto es que fue un material totalmente mío, que yo cuando colgué aquel vídeo sentí que estaba aportando algo al mundo. Sentí como que un trocito de mi estaba en ese vídeo y gracias a eso, me empezaron a contratar”, recuerda la imitadora.

El salto a las redes

Las redes sociales son una potente herramienta para dar a conocer trabajos y proyectos como los de Leonor. Cuando publicó aquel vídeo en YouTube nunca hubiera imaginado la repercusión que tuvo en apenas unas horas, pero YouTube no ha sido la única red social que ha potenciado el trabajo de la artista.

Instagram y TikTok son dos grandes plataformas que han ayudado a Leonor a darse a conocer. Instagram siempre lo ha utilizado para subir cosas sin orden y con naturalidad, pero TikTok se ha convertido en un claro abanico de imitaciones. “Quería hacer algo muy diferente a Instagram, quise hacer en TikTok algo más ordenado y algo que la persona, cuando abriese el perfil, lo viese muy claro y directo”, explica la actriz.

En un principio, esta no era una red que llamara mucho la atención de la artista, ella siempre la había visto como una plataforma dirigida a un público más joven, con adolescentes y vídeos de baile. Cuando decidió comenzar a publicar ahí también su trabajo hace apenas dos meses, se dio cuenta de que era una vía que apoyaba mucho su trabajo, conseguía muchos más seguidores que en Instagram y Twitter y la forma de viralizar de la plataforma hacía que la difusión de sus vídeos fuera más sencilla y rápida.

“Es cierto que es un público mucho más joven, pero también llegas a ese público”, afirma Leonor. Para ella, TikTok es un escaparate en el que poder mostrar su trabajo de una forma clara y simple, darse a conocer y conseguir que sus seguidores se paren a verle y apoyen su contenido.

El proceso de la imitación

Conseguir llegar a imitar la voz de una persona y meterte de lleno en ese personaje no es una tarea fácil. Leonor nunca llegó a fijarse en alguien a la hora de hacer imitaciones y tampoco ha tenido un proceso claro de aprendizaje. “La voz de la imitación llegó a mi y nunca he tenido una persona referente”, afirma la actriz.

Para ella el proceso fue algo natural, autodidacta e instintivo. Ella se ponía sus propias metas y no paraba hasta sentir que la voz le saliera. “Es a través de la observación del personaje, a través de la repetición de lo que va diciendo, hasta que poco a poco el personaje se va incrustando dentro de ti, y una vez que está dentro de ti, la verdad es que ya no hace falta volver a recordarlo”, explica la imitadora.

Leonor explica que cuando aprendes a hacer una voz, ya sale automáticamente y puedes cambiar de una a otra rápidamente. Uno de los formatos que más le ha funcionado es el de imitar a algunas de las políticas españolas más conocidas del país. “Hace unos años no había tantas mujeres políticas y a día de hoy hay mujeres protagonistas en política, que están en boca de todos y están en todos los telediarios o siempre que ponemos la tele, son interpretaciones que al final todo el mundo reconoce”, expone.

Desde Isabel Díaz Ayuso hasta Rocío Monasterio pasando por Yolanda Díaz, las imitaciones de Leonor no tienen límite y su trabajo cada es más apoyado por sus miles de seguidores. “Soy bastante perfeccionista en mi trabajo. Es un trabajo de echarle muchísimas horas, creo que la gente no es consciente de la cantidad de horas que hay detrás de cada imitación”, confiesa la actriz.

Según explica Leonor, siempre hay voces que pueden salir mejor o de una forma más natural y voces a las que cuesta más trabajo y esfuerzo llegar. Por lo general, las imitaciones que le salen con más facilidad son las que se asemejan más a su tesitura de voz. “Tengo las cuerdas vocales muy pequeñitas y mi voz es limpia, dentro de la media aguda. Las voces más graves suelen ser las que más me cuestan”, confiesa.

Más allá de la facilidad para recrear unas voces u otras, hay algunos personajes con los que la artista se divierte simplemente por su personalidad. “Por ejemplo, Tamara Falcó con cualquier cosa que dice es todo como súper maravilloso, súper mágico y súper unicornios y es muy divertida de hacer”, reconoce la actriz.

“Otro personaje divertido y muy diferente a Tamara Falcó es Maite Galdeano, que con cada cosa que dice revoluciona el planeta”, añade. Además, también hay personajes que simplemente por su personalidad ya marcan un guión claro y un buen ejemplo de ello, según indica la actriz, es Isabel Díaz Ayuso.

“Son imitaciones mucho más comedidas porque ya el personaje es así. Son voces de personajes que están más metidos dentro del papel de la seriedad”, explica. Sin embargo, hay una imitación que recuerda como una de a las que más le costó llegar. Se trata nada más ni nada menos que de la humorista Eva Hache. “Recuerdo que me costó muchísimo pero también es una de mis grandes voces, de las que considero que están muy bien. Simplemente algunas necesitan más paciencia que otras”, añade.

El apoyo en redes sociales

Desde que Leonor compartió su trabajo en las redes, es muy común encontrarse alguno de sus vídeos viralizado en plataformas como Twitter o TikTok. El apoyo de su público es algo que ha animado mucho a la actriz a seguir adelante y esforzarse por ofrecer nuevo contenido. “Cuando veo estas cosas me encanta, porque eso es que la gente reconoce tu trabajo”, afirma Leonor en referencia a sus vídeos más virales.

En toda profesión siempre es plano de buen gusto cuando alguien te hace ver que estás haciendo bien tu trabajo y esto es algo que la actriz siempre ha valorado mucho. “Cuando la gente me escribe cosas como que le he hecho reír ese día o que estaba triste y ha visto lo mío y se ha quedad al final dos horas viendo contenido o me comentan si puedo hacer alguna voz o que subiera cierto tipo de vídeo… Yo creo que eso es un gran reconocimiento”, confiesa orgullosa.

“Las palabras de mi público siempre son palabras de fuerza y eso me ayuda a seguir adelante”, concluye.

Photo gallery La chica que imita a la muñeca Barbie See Gallery

NUEVOS TIEMPOS