Lesmes amenaza con dimitir si no se renueva el CGPJ en las próximas semanas: "Es una opción"

El presidente del CGPJ ha exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que se reúnan "con urgencia" para poner fin al bloqueo.
|

El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Carlos Lesmes, ha amenazado con dimitir, después de que en su discurso de apertura del año judicial reclamara al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, que se reúnan “con urgencia” para renovar el órgano de los jueces.

Lesmes ha puesto sobre la mesa la opción de dimitir si en las próximas semanas no se produce un desbloqueo de la situación. “Es una opción”, ha asegurado Lesmes en declaraciones a los medios durante el acto de apertura del nuevo año judicial.

El presidente del Poder Judicial ha reiterado tras su discurso que la situación es muy grave y que esta opción forma parte de las posibilidades en este momento, aunque ha subrayado que no quiere tener que llegar a tomar esa decisión.

Durante su intervención frente al rey Felipe VI, Lesmes ha advertido que “la Justicia española está siendo sometida a unas tensiones que pueden abocarla a la inoperancia”.

El presidente del CGPJ ha justificado que “la confianza ha desaparecido” por culpa “de los daños provocados por la no renovación” y ha reclamado al Gobierno y al Partido Popular que convoquen una reunión de urgencia.

“Solicito pública y solemnemente al presidente del Gobierno de España y al jefe de la oposición, máximos responsables de los partidos políticos mayor representación, que se reúnan con urgencia y lleguen a un acuerdo que ponga solución definitiva a esta situación insostenible”, ha reclamado.

La renuncia individual puede ser “admisible”

Aunque el presidente del órgano de los jueces ha anunciado que se debe renovar el órgano de los jueces para evitar así la adopción de “otro tipo de decisiones que ni queremos ni nos gustan”.

Lesmes ha descartado una posible renuncia colectiva de los vocales, razonando que “tal comportamiento sería irresponsable”, aunque sí ha indicado que si no se produjera la renovación, “puede resultar admisible” una renuncia individual.

“De no ser atendido este llamamiento que hoy hago, será preciso reflexionar sobre la adopción de otro tipo de decisiones que ni queremos ni nos gustan. Este emplazamiento urgente se lo debemos a los legítimos jueces”, ha defendido.

“De no ser atendido este llamamiento que hoy hago, será preciso reflexionar sobre la adopción de otro tipo de decisiones que ni queremos ni nos gustan”

- Carlos Lesmes, presidente del CGPJ

El presidente del CGPJ ha criticado que, pese a los llamamientos que ha hecho durante los años anteriores, no se ha conseguido ningún efecto. “Con la grave consecuencia de que la paralización del Consejo se está trasladando a todo el sistema judicial, muy necesitado de impulso y reforma, la renovación debe acometerse de urgencia y de conformidad con la legislación vigente”, ha señalado.

Una “ineludible” reforma del modelo de elección

El presidente del Poder Judicial ha defendido que hay que cumplir con la ley “sin que se pueda supeditar por ninguna fuerza política a sucesivas condiciones que impiden el cumplimiento del claro mandato judicial”.

Lesmes ha reconocido que, en el momento en el que se produzca la renovación del órgano de los jueces, será “ineludible” reformar con urgencia el modelo de elección del CGPJ.

Critica a los que apuestan por “desjudicializar” el ‘procés’

Lesmes también ha hecho referencia a los “discursos políticos” que abogan por la “desjudicialización” del procés y ha advertido que “el respeto al derecho comporta el respeto a la decisión judicial”.

El presidente del Poder Judicial ha criticado que se hable de “la necesidad de huir de los jueces que garantizan la aplicación de la ley, como fórmula de solución pacífica y ordenada de las controversias”. “Como si fueran los jueces los que hubieran provocado los conflictos con sus actuaciones en defensa de la legalidad”, ha ironizado.

El jefe del órgano de los jueces ha recalcado el riesgo de que se acabe produciendo “una huida de la ley o del principio de igualdad en la aplicación de la Ley a todos los ciudadanos”.

“Ni es lícito contraponer principio democrático con principio de legalidad, ni admisible que una autoridad pública invoque su origen democrático para infringir la ley”, ha recriminado.