Letizia rompe la tradición de los Premios Princesa de Asturias

La crisis de la monarquía y la pandemia tienen la culpa.

No está el horno para bollos o, en este caso, para estrenos. La reina Letizia lleva tirando de fondo de armario desde que retomó su agenda oficial tras las vacaciones a principios de septiembre. En los Premios Princesa de Asturias, la ocasión donde la consorte siempre estrena y arriesga, ha seguido la misma estrategia.

Los reyes en el patio del Hotel Reconquista.
Los reyes en el patio del Hotel Reconquista.

Por primera vez desde 2004 Letizia ha apostado por rescatar un diseño de su vestidor y por primera vez no ha confiado en Felipe Varela, el que fuera su diseñador de cabecera. La reina ha elegido un diseño azul marino de la firma española Delpozo que estrenó para la celebración del 50º aniversario del diario AS en diciembre de 2017. Un año después volvió a lucirlo en París para acudir a una retrospectiva de Joan Miró junto a Felipe VI y Emmanuel y Brigitte Macron.

Letizia en diciembre de 2017 en los Premios AS (izquierda) y en la retrospectiva de Miró en París, en 2018 (derecha).
Letizia en diciembre de 2017 en los Premios AS (izquierda) y en la retrospectiva de Miró en París, en 2018 (derecha).

Se trata de un imponente vestido en crepe, de manga tres cuartos y escote ligeramente asimétrico. La estrella del vestido es la voluminosa flor que corona el hombro derecho de la prenda, que forma parte de la colección Pre-Fall 2017. El diseño es una de las elecciones estilísticas más aplaudidas de la reina, tanto dentro como fuera de España. Un buen fondo de armario al que recurrir en tiempos convulsos por la crisis sanitaria y la polémica que rodea a la Corona.

Para completar el look, Letizia ha apostado por unos salones de Nina Ricci y un clutch de Magrit, ambos en el mismo tono del vestido y en ante. No ha faltado su inseparable anillo de Karen Hallam, que le regalaron sus hijas hace varios años.

La elección de las joyas ha sido mucho más discreta que el año pasado, cuando la reina impactó con unos grandes pendientes de diamantes y rubíes. En esta ocasión ha lucido unos pequeños pendientes en forma de estrella de oro blanco y diamantes de Chanel, los mismos que eligió para la coronación de Felipe VI.

Y si las joyas han sido discretas, el maquillaje y la peluquería también. A diferencia de las otras ocasiones en las que había llevado el Delpozo, Letizia ha recogido su melena en una coleta baja, con raya lateral y ligeramente suelta.

Detalle de la coleta de la reina.
Detalle de la coleta de la reina.
La evolución de la reina Letizia en los Princesa de Asturias