Life

La relación cada vez más estrecha de Letizia con un conglomerado de lujo español

Solo hay que mirar a su armario.

Hubo un tiempo en el que la reina Letizia confiaba en Felipe Varela para todo. Cenas de gala, audiencias, reuniones... daba igual noche o día, su diseñador de cabecera era siempre el encargado de vestirla en prácticamente todos los momentos importantes.

Esto ha ido cambiando con el paso del tiempo, especialmente desde que subiera al trono en 2014, y Letizia ha incorporado a su armario otras firmas españolas como Teresa Helbig o Delpozo, internacionales como Hugo Boss, prendas de marcas low-cost y ha hecho de Carolina Herrera una de sus firmas fetiche.

Por primera vez de Dries Van Note en los premios Francisco Cerecedo de Periodismo. 
Por primera vez de Dries Van Note en los premios Francisco Cerecedo de Periodismo. 

Todo en un esfuerzo por refrescar su armario y dar con un estilo más definido y acorde a su personalidad, algo que se evidenció durante la entrega de los premios Francisco Cerecedo de periodismo. La reina eligió un vestido negro con flores doradas de Dries Van Noten, firma de culto belga venerada por amantes de la moda de todo el mundo.

Detalle del diseño de Dries Van Noten y del falso 'bob' por el que apostó la reina.
Detalle del diseño de Dries Van Noten y del falso 'bob' por el que apostó la reina.

Con base en Amberes, hasta hace algo más de un año era una de las últimas marcas independientes de la industria que todavía no había fichado por un gran conglomerado de lujo. Eso terminó en junio de 2018 cuando fue adquirida por Puig, el mayor grupo de lujo español, que incluye varias firmas internacionales y un buen puñado de licencias para perfume.

Letizia da así un paso más en su fructífera relación con Puig, que se ha ido fraguando a lo largo de los años en parte por la obsesión de la reina por las prendas de Carolina Herrera, firma que también está bajo el paraguas de este grupo empresarial.

Con el rey Felipe VI en la entronización del emperador Naruhito con un diseño de Carolina Herrera. 
Con el rey Felipe VI en la entronización del emperador Naruhito con un diseño de Carolina Herrera. 

Es muy habitual que Letizia elija esta marca para sus eventos de día, y ha nutrido su vestidor con un buen número de prendas y accesorios. Su predilección por Carolina Herrera es tal que también se ha lanzado a vestirla en ocasiones más especiales, como durante la entronización del Emperador Naruhito de Japón, cuando llevó un vestido rosa capote con flores bordadas diseñado en exclusiva para ella.

Letizia en Cuba con un diseño de Nina Ricci. 
Letizia en Cuba con un diseño de Nina Ricci. 

Otro de los pesos pesados de Puig es la francesa Nina Ricci, que la reina volvió a lucir durante el viaje a Cuba del pasado noviembre. Letizia estrenó un vestido plisado en color menta durante su segundo día en la isla. La marca llevaba mucho sin colarse en las apariciones de la reina, pero es responsable de dos de los diseños más conocidos de la monarca: el vestido lila que llevó con la famosa coleta burbuja, y el modelo de rayas y lentejuelas que lució en los premios Mariano de Cavia en 2016. Si se deja guiar por los aplausos que ha recibido cada vez que ha elegido a Nina Ricci, todo apunta a que repetirá.

¿Y dónde queda Felipe Varela en esta ecuación? El madrileño sigue siendo el diseñador de cabecera de la reina y Letizia confía en él para dos de las fechas más importantes del calendario de la familia real: el desfile del 12 de octubre y los Premios Princesa de Asturias. Varela ha firmado todos los looks de Letizia en estos galardones y ha ido adaptándose en los cambios en su estilo a lo largo de los años.

La evolución de la reina Letizia en los Princesa de Asturias

El lujo asequible francés

Letizia no ha tirado solo de Puig para mejorar su armario. La reina también firma un aplaudido idilio con dos marcas parisinas: Sandro y Maje, ambas del grupo francés SMCP. La primera llegó antes a su vestidor y es responsable de firmar modelos tan aplaudidos como el vestido verde en estampado paisley con escote en uve y largo midi que estrenó en 2018 y ha lucido en varias ocasiones. También de Sandro es el diseño flores azules lució por última vez el pasado mes de noviembre.

La reina con dos diseños de Sandro.
La reina con dos diseños de Sandro.

En Maje confió durante su reciente visita de Estado a Cuba, eligiendo un vestido rosa empolvado de organza con transparencias y lazo en la cintura. Antes ya había lucido otros dos modelos: un vestido verde con falda asimétrica el pasado verano y un diseño en azul marino con pequeños lunares que ‘copió’ a la exprimera dama argentina Juliana Awada para inaugurar su ‘vuelta al cole’ en septiembre.

La reina Letizia en uno de los actos en su viaje a Cuba con vestido de organza de Maje.
La reina Letizia en uno de los actos en su viaje a Cuba con vestido de organza de Maje.

¿Veremos a la reina con un atrevido Jean Paul Gaultier de alta costura? Es la única marca de Puig que falta en su vestidor.

La vida de la reina Letizia