La infalible fórmula para limpiar la vitrocerámica sin productos de limpieza y sin frotar

Como nueva.

El antes y el después de esta vitrocerámica lo dice todo. Hay un sistema infalible para limpiar la cocina y dejarla como nueva. Y ese sistema no tira de productos de limpieza de venta en droguerías. Sólo requiere de bicarbonato.

La vitrocerámica de Alanna antes y después de ser limpiada con bicarbonato.
La vitrocerámica de Alanna antes y después de ser limpiada con bicarbonato.

Alanna, usuaria del grupo Mums who clean, ha compartido en esta página de Facebook el truco, que rápidamente se ha hecho viral.

Para llevar a cabo este método, que también sirve para cocinas tradicionales con fogones, sólo hay que seguir los siguientes pasos:

  1. Secar la vitocerámica con papel de cocina y eliminar posibles restos de comida.
  2. Espolvorearla con abundante bicarbonato y extenderlo bien.
  3. Llenar un cubo con agua templada y echar un chorro de lavavajillas.
  4. Mojar uno o dos paños (depende del tamaño de la cocina), escurrirlos ligeramente y cubrir la cocina con ellos.
  5. Dejar actuar durante 15 minutos aproximadamente.
  6. Retirar los paños y usarlos para eliminar los restos de bicarbonato.
  7. Pasar un trapo húmedo para que la cocina vuelva a brillar.

En este vídeo lo puedes ver bien.

12 rincones de casa que deberías limpiar con más frecuencia