POLÍTICA
18/03/2019 21:16 CET

Los ejércitos del 28-A

Las listas desatan luchas internas y perfilan unas Cortes totalmente diferentes.

EFE

Los ejércitos se preparan ya para el 28 de abril. Los partidos terminan de ultimar sus listas para la gran batalla. Una guerra en las urnas, pero que se libra también internamente. Rencillas, ajustes de cuentas, venganzas. Todos los nombres deben estar presentados en las juntas electorales para el próximo lunes.

Los grandes líderes están marcando unas planchas en las que abundan sus afines y entierran épocas pasadas. A las Cortes no las van a reconocer ni la madre que las parió, como diría Alfonso Guerra. Mucha cara nueva y con la moda presente de fichajes estrella, que a partir de ahora deberán bajar al barro. Bienvenidos a la política.

PSOE: Un grupo fiel a Sánchez y la purga del ‘susanismo’

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tendrá por fin unos grupos parlamentarios en el Congreso y en el Senado a su medida. Han sido unas semanas de tensión con varios de los barones críticos (Susana Díaz y Javier Lambán), que han acabado con un golpe en la mesa de Ferraz, que ha impuesto a sus candidatos. El 57% de los cabezas de lista en la Cámara Baja y el 80% en la Cámara Alta son nuevos.

Durante estos duros años para Sánchez, nunca pudo controlar a sus grupos parlamentarios, en los que había mayoría de críticos. Nunca se fió de ellos. Ahora, el líder socialista, que ganó las primarias y domina hoy La Moncloa, ha confeccionado unas listas a su medida en las que ha purgado al ‘susanismo’.

El Comité Federal aprobaba este domingo sus candidaturas y Ferraz eliminaba en el último momento a algunos de los afines a la presidenta andaluza en el Congreso como Carmen Cuello y María Jesús Serrano. Y especialmente daba un portazo a Antonio Pradas, que fue la punta de lanza de las dimisiones de la Ejecutiva federal hace casi tres años para echar a Sánchez de la Secretaría General. Asimismo, se ha tirado la candidatura de Ignacio Urquizu, por Teruel, otro símbolo de la gestora. La única ‘susanista’ que ha logrado salvar su hueco en el Congreso es la almeriense Sonia Ferrer Tesoro.

 

EFE

 Asimismo, Sánchez ha colocado a la mayoría de sus ministros encabezando listas. Llevará como ‘número dos’ a la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Y dará entrada en la Cámara Baja a algunos de sus grandes apoyos como el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y el líder del PSOE madrileño, José Manuel Franco. Unas listas en las que se quedaran fuera tanto para el 28-A como el 26-M algunos de los rivales como Soraya Rodríguez y José Blanco. Para las europeas Sánchez se la juega todo con Josep Borrell. La única miembro del Gobierno que no irá en la papeleta es Nadia Calviño (Economía), pero quiere repetir en el Ejecutivo si el PSOE logra otra vez La Moncloa.

Ahora el PSOE cuenta con un débil grupo parlamentario de 84 diputados. En Ferraz dan por seguro que ganarán los comicios y aspiran a muchos más de cien escaños. Además, esperan lograr el control clave del Senado. Los ministros renunciarían a su escaño si vuelven a los departamentos.

PP: Casado entierra al ‘marianismo’

Pablo Casado logró el pasado verano por sorpresa ganar las primarias en el PP. Hizo entonces un equipo en parte a su medida, pero en el que tuvo que hacer muchas concesiones al ‘cospedalismo’ -como la portavocía en el Congreso para Dolors Montserrat-.

Y ha aprovechado estas listas para enterrar definitivamente al ‘marianismo’, entre los que se han marchado (Soraya Sáenz de Santamaría, Fátima Báñez, Íñigo Méndez de Vigo y el propio Rajoy) y a los que ha obviado o relegado (Celia Villalobos ha dejado la política al saber que no iba a repetir). Unas listas además con mucha tensión interna ante el duelo que llegará con Vox en muchas circunscripciones. Un dato: el 80% de los cabezas de lista son nuevos.

Casado ha apostado por varios fichajes ‘sorpresa estrella’. Por ejemplo, en Málaga, uno de los grandes bastiones, ha convencido al periodista Pablo Montesinos, que cubría la información del partido en Libertad Digital y era habitual en las tertulias políticas. También el sur ha colocado como ‘número uno’ por Huelva a Juan José Cortés, padre de la niña Mari Luz. Asimismo, en Barcelona irá como cabeza de lista Cayetana Álvarez de Toledo, una de las voces más críticas contra el independentismo y que luchará contra el ‘efecto Arrimadas’.

 

EFE

 Los únicos ministros de Rajoy que sobreviven y repetirán en el Congreso son Rafael Catalá e Isabel García Tejerina. Dicen adiós a las Cortes históricos dirigentes populares como Jesús Posadas, Rafael Hernando, Carlos Floriano y Fernando Martínez-Maillo.

De esta manera, se evidenciará en el Congreso ese nuevo PP impulsado por Casado y cuyo proceso de listas ha sido coordinado por el ‘número dos’ del partido, Teodoro García Egea. Además, tendrán escaño las personas de confianza del líder en Génova: los vicesecretarios Javier Maroto, Marta González y Cuca Gamarra.

Los nervios han dominado la confección de las listas antes el miedo extendido de que el PP perderá diputados y que la división del voto en la derecha puede beneficiar al PSOE por la ley D’Hont.

Ciudadanos: Fichajes estrella y el desembarco de Arrimadas

Albert Rivera tiene una obsesión: ser la primera fuerza de la derecha durante estas elecciones. De ahí, una serie de movimientos que están despistando hasta algunos de los suyos como la decisión de la Ejecutiva de no pactar con Pedro Sánchez ni el PSOE después de las elecciones del 28-A.

En esta contienda, Inés Arrimadas ha decidido dar el salto a Madrid a la política nacional. La líder de Cs en Cataluña y la principal voz contra el independentismo deja el Parlament y busca un hueco no solo en el Congreso -su mira está puesta en el Gobierno-. Estaba cansada ya de la política catalana y de una Cámara autonómica que apenas tiene actividad. Además, es un activo para un Rivera que ha hecho de su discurso antiSánchez (por la política territorial) su bandera de campaña.

La elaboración de las listas se ha visto empañado por el proceso de primarias que a la vez se ha producido para validar a la exdirigente del PP Silvia Clemente en Castilla y León para las autonómicas. Todo un escándalo por haberse producido un fallo a favor de la candidata del aparato y tener que paralizar el proceso, ganado finalmente el crítico Francisco Igea. Esto ha hecho que se cuestionara internamente y externamente la transparencia de los naranjas.

En este vorágine Rivera ha presentado a dos fichajes estrella para el Parlamento: Marcos de Quinto y Edmundo Bal. El primero fue vicepresidente de la multinacional Coca Cola y llega a la política pensando en ser ministro si Cs entra en el Gobierno. Es un modelo muy yanqui, ya que en España es muy raro que un empresario de éxito se meta en política. Y el segundo es el abogado del Estado destituido por el Gobierno al defender acusar a los independentistas por rebelión en el juicio del procés. “Me cesaron porque querían que mintiera y me negué. Me siento especialmente cómodo en este proyecto concreto”, declaraba este fin de semana. Es otro guiño de los naranjas para buscar el ‘voto’ preocupado por la crisis en Cataluña.

 

EFE

 

Unidas Podemos: El destierro del ‘errejonismo’ y ‘botellines’

El partido de Pablo Iglesias vivirá una gran renovación en la próxima legislatura: la mitad de los diputados que se han sentado estos tres años en el Congreso no repetirán. Dicen adiós algunos muy conocidos como Íñigo Errejón, que abandonó el escaño por la crisis en Madrid, Carolina Bescansa, enfrentada a la dirección y que perdió las primarias en Galicia, y Pablo Bustinduy, que da el salto a la lista europea. Tampoco se verá a partir de abril a otros morados como Tania Sánchez, Manuel Monereo, Diego Cañamero, Sergi Pascual, Nagua Alba y Eduardo Maura.

En las primarias celebradas el pasado mes de diciembre de cara a las elecciones generales venció mayoritariamente Pablo Iglesias, y junto a él en la lista aparecían los nombres de Irene Montero, Pablo Echenique, Alberto Rodríguez, Ione Belarra, Rafa Mayoral y Noelia Vera. Serán el núcleo duro del grupo a partir de los comicios.

 

EFE

 

En estas elecciones el partido morado concurre bajo la marca Unidas Podemos, junto a Izquierda Unida y Equo. De hecho, se ha reservado para el líder IU, Alberto Garzón, el ‘número uno’ por Málaga, en virtud del pacto de los botellines. Y por parte de los verdes, Juantxo López Uralde va de ‘número uno’ de la coalición por Álava.

Pero por el camino de las listas Podemos no ha logrado volver a reeditar las listas conjuntas con En Marea en Galicia y con Compromís en la Comunidad Valenciana. En Cataluña volverán a ir bajo el paraguas de En Comú Podem, el partido de Ada Colau. En las últimas horas han surgido fricciones por la elección como ‘número uno’ de Jaume Asens por Barcelona. El senador Óscar Guardingo ha renunciado a ir en la plancha al no compartir el perfil “independentista” de su compañero.

Vox: El trío del poder, ex peperos y militares

El partido de ultraderecha desembarcará por primera vez este  28-A en las Cortes Generales. Para la lista al Congreso por Madrid irán los tres más poderosos: Santiago Abascal, Javier Ortega Smith e Iván Espinosa de los Monteros. La información la está suministrando ‘gota a gota’.

Para liderar la lista por Madrid al Senado Vox ha elegido a José María Marco, profesor universitario, columnista de La Razón y antiguo colaborador de la aznarista Fundación Faes. Desde el partido verde se vende su perfil como “intelectual”. Es autor de libros como “La política pura” o “Una historia patriótica de España”.

 

EFE

 

Para la circunscripción de Barcelona, que tiene un carácter muy simbólico para todos los partidos, han elegido a Ignacio Garriga Vaz de Concicao, de origen guineano y odontólogo. Y además Vox está pescando en el Ejército candidatos: cuatro generales retirados han anunciado ya que formarán parte de las listas electorales, tres de ellos en las próximas generales del 28 de abril y el cuarto como candidato a la Alcaldía de Palma.  Dos de ellos, los generales Agustín Rosety y Alberto Asarta, se encuentran entre los firmantes de un manifiesto a favor del dictador Francisco Franco.

Agustín Rosety Fernández de Castro es general de Brigada de Infantería de Marina e irá de ‘número uno’ por la provincia de Cádiz. Asarta irá por Castellón y el otro militar que quiere ir al Congreso es Manuel Mestre, por Alicante, y que estuvo al frente del Mando de las Fuerzas Conjuntas de la OTAN en Lisboa.

Además, los de Abascal están pescando entre antiguos dirigentes del PP. El veterano Ignacio Gil Lázaro encabezará la lista de Vox por Valencia a la Cámara Baja después de haber sido diputado popular durante 33 años.

Independentismo: El sector más duro y la marcha de Tardá

Los diputados independentistas volverán a ser clave en la próxima legislatura. Y Carles Puigdemont ha logrado deshacerse del sector más moderado: no repetirán ni Carles Campuzano ni Jordi Xuclá en el Congreso. La señal que se envía es que manda la Crida -el espacio con el que el expresidente quiere enterrar a su partido- y un rotundo ‘no’ al diálogo.

Por Barcelona será cabeza de lista el antiguo líder de la ANC, Jordi Sànchez, en prisión en Soto del Real y en pleno juicio del procés, teniendo como ‘número dos’ a la consellera de Cultura, Laura Borrás. Completan esta lista dos ‘duros’ independentistas: Míriam Nogueras y Ramon Tremosa.

El también encarcelado Josep Rull va como número uno por Tarragona, seguido de Ferran Bel. Por Lleida también aparece el exconseller Jordi Turull, en tanto que el abogado de Puigdemont, Jaume-Alonso Cuevillas, figura como principal candidato por Girona.

En el caso de ERC se va a producir la baja del histórico Joan Tardá tras quince años en la Carrera de San Jerónimo. La lista al Congreso estará liderada por el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, también encarcelado y que protagoniza el juicio del procés. Como ‘número dos’ pelea Gabriel Rufián, Una novedad: en el cuarto puesto va Josep Josep Nuet (EUiA). La lista por Girona tiene como estrella a la hermana de la exconsellera presa Dolors Bassa, Montserrat Bassa. Por Lleida y Tarragona repiten Xavier Eritja y Jordi Salvador (el diputado del escupitajo).

Listas, listas, listas. Y España elegirá a sus 350 diputados el próximo 28-A.