26/08/2019 13:01 CEST | Actualizado 30/08/2019 13:07 CEST

Listos para activar nuestro modo de vida más 'honest'

Deja a un lado la dictadura del postureo...

Vivimos en el mundo de la apariencias, de la imagen, de los likes y de los ‘me gusta’… Pero en esta dictadura de lo superficial cada vez son más las personas que no se sienten cómodas y que buscan la felicidad de otra manera, en otras cosas y por otros medios.

No, no estamos hablando de gente que se reinventa. Es más, nos referimos a individuos que lo que anhelan es recuperar su auténtico yo: hacer caso a sus pasiones, respetar su forma de sentir y hacer, no dejarse llevar por presiones o tendencias, cuidar su cuerpo y su mente, ser generoso con la naturaleza que le rodea…

La línea de bebidas Honest quiere inspirar a todos aquellos que quieren formar parte de esta filosofía de vida, de este modo de sentir y disfrutar del entorno. Para ello, ha elaborado este decálogo de cinco puntos que no resulta difícil de seguir:

1. Ser coherente con uno mismo haciendo aquello que te hace sentir bien, ser tú mismo.

Porque, si eres de los que disfrutan preparando una deliciosa receta de tu abuela, ¿por qué vas a tener que visitar ese restaurante de moda, lleno de gente y con una carta llena de figuras literarias y epítetos?

2. Seguir tu pasión (que es única y no depende de nadie más que de ti). Perseguir aquello con lo que te sientes tú en tu máxima expresión.

Renunciaste a tus clases de salsa cuando llegaste a la universidad porque no tenías tiempo y preferías dedicarte a otras cosas, aunque no te produjesen tanta satisfacción. ¡Pues  bailar otra vez!

3. No actuar presionado por el qué dirán, por lo que esperan de ti, sino actuar siempre haciendo lo que te hace bien.

Cuando comenzaste, te encantaba tu trabajo… Ahora sabes perfectamente que ya no te sientes tan realizada en esa oficina. Pero no te atreves a dar el paso de cambiar de trabajo porque, tal y como están las cosas, los demás lo verán irresponsable y una locura.

4. Exponerte al mundo tal y como eres, proyectarte al exterior de una forma coherente con lo que tú eres, lo que tú sientes.

Aunque nos hacen creer que no, cumplir años es un premio... y debemos aceptar dignamente que nuestro cuerpo cambia —y no, no a peor—. Así que si has decidido no teñirte las canas, no intentar ocultar las arrugas de los ojos o salir a la calle en pantalón corto aunque tus piernas ya no son las de antes... ¡Felicidades porque esa es la mejor versión de ti mismo!

5. Actuar de forma coherente con lo que tú sientes/piensas desde el respeto, asegurando que tus actos no impactan negativamente en tu entorno.

Sí, es el momento de librarte de atascos y malos humos… Dejar el coche e ir a trabajar en transporte público, a pie o en bici, además de beneficios para tu salud mental y física, es una pequeña caricia a nuestra enferma naturaleza.

SOMOS LO QUE HACEMOS