Liz Truss: "Isabel II era la roca sobre la que se construyó el Reino Unido moderno"

La primera ministra ha sido la encargada de anunciar a Carlos III. "Hoy la Corona pasa a nuestro nuevo monarca, nuestro nuevo jefe de Estado, Su Majestad el rey Carlos III".
|

La primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, ha seguido el protocolo y ha comparecido a las puertas de Downing Street 10 para conmemorar “el gran legado” de Isabel II y anunciar a su heredero, minutos después de que Buckingham anunciara su muerte en Escocia.

“Hoy la Corona pasa, como lo ha hecho durante más de mil años, a nuestro nuevo monarca, nuestro nuevo jefe de Estado, Su Majestad el rey Carlos III”, ha declarado Truss.

La nueva líder del país, vestida de luto, casi se estrena con este mensaje a la nación. En sus palabras ha empezado aludiendo a que Isabel II “ha sido la roca sobre la que se construyó el Reino Unido moderno” y ha reconocido que la reina “ha sido una inspiración personal para mí y para muchos británicos”.

“El Reino Unido es lo que es hoy gracias a ella. Su larga vida de servicio perdurará en nuestro recuerdo”, ha añadido en su intervención.

Liz Truss e Isabel II.
Liz Truss e Isabel II.
WPA Pool via Getty Images

Ha sido el espíritu de Reino Unido y un personalidad “admirada y amada” por muchos, según ha expresado la líder tory.

En sus palabras, Truss también ha recordado que su último acto público fue con ella cuando tomó posesión del cargo y tuvo que viajar a Escocia por que los médicos le habían recomendado a la monarca que no regresara a Londres por su delicado estado de salud. “Y me nombró su decimoquinta primera ministra”, ha añadido.

Truss ha añadido que en los próximos días los países de la CommonWealth se unirán “para celebrar su extraordinaria vida de servicio”. “Es un día de una gran pérdida pero la reina deja un gran legado”.

La ‘premiere’ ha recordado que hay que apoyar al nuevo rey en su nueva responsabilidad. “Ofrecemos nuestra lealtad y nuestra devoción”. Su discurso ha cerrado con el lema “Dios salve al Rey”.

La muerte de la reina Isabel II en las portadas