Los dos objetos que Isabel II llevó en el bolso en el funeral de su marido

Dos detalles muy significativos para recordar a Felipe de Edimburgo.

La soledad de Isabel II conmovió a los británicos y las millones de personas que siguieron el funeral de Felipe de Edimburgo en directo. La reina se despedía del que fue su marido durante 73 años sentada frente al féretro del duque en solitario por las normas para controlar la pandemia en Reino Unido, que obligaron a los 30 invitados a sentarse en grupos de convivientes.

Según los medios británicos, Isabel II se llevó varios objetos personales en su bolso, que colocó en el asiento de la Capilla de San Jorge que habitualmente ocupaba el duque de Edimburgo.

Isabel II, en la Capilla de San Jorge.
Isabel II, en la Capilla de San Jorge.

El Daily Mail ha revelado que la reina llevaba una fotografía en la que aparecía con su marido durante su luna de miel en Malta, una época en la que la pareja pudo disfrutar de su matrimonio con mayor “normalidad” ya que Isabel II todavía no había ascendido al trono.

Además de la foto, la monarca también guardó en su bolso uno de los pañuelos blancos que Felipe de Edimburgo solía colocarse en el bolsillo de la americana del traje. Los pañuelos de tela, confeccionados a medida por un sastre de Savile Row, eran una de las señas de identidad del impecable estilo del duque.

Además, los diarios británicos apuntan que la nota depositada junto a las flores del féretro estaba firmada como Lilibet, el apodo cariñoso que le puso su padre, el rey Jorge VI, y que su marido utilizaba para referirse a ella en privado.

Isabel II y Felipe de Edimburgo se casaron en noviembre de 1947, por lo que este año habrían celebrado 74 años de unión. Durante la celebración de sus bodas de oro, y a pesar de los constantes rumores de infidelidades por parte de su marido, la reina le dedicó unas bonitas palabras. “Felipe ha sido, simplemente, mi fuerza durante todos estos años”, aseguraba la monarca en 1997.

El funeral de Felipe de Edimburgo