Lo que se sabe de las fugas de los gasoductos Nord Stream

Las claves de un conflicto en el que siguen creciendo las voces que apuntan a un sabotaje en los gasoductos, con importantes consecuencias energéticas.
|

La sombra del sabotaje y el misterio rodean el accidente ocurrido en torno a los gasoductos Nord Stream 1 y Nord Stream 2, con tres fugas simultáneas en aguas del Báltico. Un accidente que llega en un momento crítico de la guerra que Rusia libra contra Ucrania e, indirectamente, contra buena parte del mundo occidental.

A la sospecha de la comunidad internacional —hasta Rusia se suma a la desconfianza, aunque en dirección opuesta a Occidente—se añaden ahora las voces de los expertos que advierten de las consecuencias que un acto intencionado de ese tipo podrían tener.

Qué pasó y sobre todo dónde y quién fue el responsable son claves en este incidente, uno más en el conflicto geopolítico global nacido de la guerra de Ucrania y sus consecuencias energéticas. La guerra de gas, con el Nord Stream otra vez como epicentro.

De momento, las perspectivas son muy negativas. Fuentes del Gobierno alemán han adelantado que las fugas en los gasoductos han dejado inutilizadas para siempre las instalaciones, al entrar agua marina en las tuberías y provocar una corrosión que ya no tendrá arreglo, según citan al diario nacional Der Tagesspiegel.

1- ¿Qué pasó?

En la noche del domingo al lunes se detectó una fuga en uno de los dos hilos del Nord Stream 2, que nunca entró a operar debido al bloqueo por parte de Berlín de la infraestructura instantes antes de la intervención bélica en Ucrania. No obstante, fue llenada de gas y debe mantener por tanto la presión. La víspera se observaron también sendas fugas en ambos hilos del Nord Stream 1.

Burbujas de gas provocadas por la fuga en el Nord Stream 2, en aguas del mar Báltico.
Burbujas de gas provocadas por la fuga en el Nord Stream 2, en aguas del mar Báltico.
DANISH DEFENCE COMMAND via REUTERS

2- ¿Dónde?

En un principio, se dijo que la fuga del Nord Stream 2 se registró en la zona económica exclusiva de Dinamarca, al sureste de la isla de Bornholm, en el mar Báltico y que las del Nord Stream 1 se detectaron en en aguas de Dinarmca y otra en las de la vecina Suecia, cerca de la isla de Bornholm. La ubicación no es un punto cualquiera; en esa pequeña isla de unos 40.000 habitantes hay un radar estratégico de la OTAN, instalado durante la Guerra Fría y operativo en la actualidad.

Por la noche, la primera ministra danesa, Mette Frederiksn, y el ministro de Defensa, Morten Bodskov, subrayaron que Dinamarca no consideraba que se tratase de una acción militar contra este país, ya que, dijo, ocurrió en aguas internacionales.

“Quiero subrayar que el servicio de inteligencia de Defensa no cree que haya una mayor amenaza militar contra Dinamarca”, dijo el ministro de Defensa, Morten Bødskov, que también estuvo acompañado por el titular de Asuntos Exteriores, Jeppe Kofod.

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson, también resaltó que el incidente se había producido fuera de su territorio y que no se podía hablar de un ataque directo.

3- ¿Por qué?

Se desconocen por el momento las causas de lo ocurrido, según la operadora de los dos gasoductos, que calificó de “sin precedentes” los daños registrados y apuntó que no puede por ahora estimar cuándo estarán subsanados. Nord Stream AG, la gestora de la infraestructura con sede en Suiza, confirmó una “caída de presión” en ambos gasoductos debido a las fugas.

4- ¿Quién?

Esta es la otra gran incógnita. Los dos países afectados, Dinamarca y Suecia, apuntan a que las fugas se deben a un acto intencionado y no un accidente, aunque no han especulado sobre el posible motivo o el autor.

Rusia no descarta nada y espera a los resultados de la investigación, mientras que desde la Unión Europea, la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, ha avanzado que, en caso de que se confirme una “acción de sabotaje”, habrá “una respuesta fuerte”.

La OTAN analizará “de cerca” lo ocurrido, según su secretario general Jens Stoltenberg, quien subrayó que “usar la energía como un instrumento en un conflicto armado tiene ramificaciones para todos nosotros, con un fuerte aumento en los precios de la energía y también un aumento de la inflación”.

5- ¿Qué son el Nord Stream 1 y 2?

Nord Stream 1 entró en funcionamiento en 2011, año en que empezó la construcción del Nord Stream 2. Con una capacidad de 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año, el Nord Stream 1 interrumpió los suministros hace unas semanas tras alegar Rusia una fuga de aceite en la única estación compresora rusa que aún operaba.

El Nord Stream 2 nunca estuvo en funcionamiento, ya que Alemania suspendió el proceso de autorización a raíz del reconocimiento por Moscú de las autoproclamadas repúblicas separatistas del Donbás. No obstante, la infraestructura gasística fue llenada de gas y debe mantener por tanto la presión.