INTERNACIONAL
19/10/2019 23:26 CEST | Actualizado 19/10/2019 23:47 CEST

Johnson solicita por carta la prórroga del Brexit, pero no la firma

Donald Tusk confirma que el Consejo Europeo consultará de inmediato a los Veintisiete, que tienen la última palabra

El presidente del Consejo Europeo, el polaco Donald Tusk, ha informado esta noche vía Twitter de que Bruselas ya ha recibido la petición de una prórroga para el Brexit por parte de Reino Unido, ante la inminente desconexión con la Unión Europea, el próximo 31 de octubre, sin que se haya aprobado aún un documento de base mutuo. 

Tusk ha añadido de la recepción de la petición hecha por Londres y ahora procede a consultar la petición con los Veintisiete. Poco antes había lanzado otro mensaje, confirmando que estaba en contacto con Downing Street. Sin embargo, la carta de solicitud no ha sido firmada por el premier británico.

Hasta ahora, Europa se había negad a retrasar más el divorcio, que en realidad estaba fijado para el pasado 29 de marzo. Más recientemente, ha dicho que estaba abierta a una prórroga para evitar el peor escenario de una separación traumática por falta de acuerdo, pero las capitales han dejado claro que si aceptan retrasar de nuevo el Brexit debe ser por razones claras, por ejemplo para un cambio político drástico, es decir, por la convocatoria de nuevas elecciones o de un segundo referéndum.

De hecho, hoy mismo, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, había reiterado también su intención de no pedir una extensión de los plazos. En estos meses ha sido popular su frase de que prefería estar “muerto en una zanja” antes que pedir otro retraso. Estamos ante la tercera prórroga.

Lo ha hecho después de que el Parlamento se le haya subido a las barbas y haya apoyado una enmienda que le obliga a solicitar una prórroga del Brexit más allá del 31 de octubre. Esa es la petición que, al parecer, ha acabado haciendo llegar a Bruselas en la noche de este sábado, pero en la misiva se puntualiza que se trata de una carta del Parlamento, y va acompaña por una segunda en la que manifiesta que Johnson, como primer ministro, no pide un retraso de la salida de la UE.

La enmienda fue aprobada por 322 votos a favor y 306 en contra en una sesión extraordinaria en la Cámara de los Comunes, la primera que se celebra en sábado en más de 37 años y que había sido convocada para que los diputados apoyasen o rechazasen el acuerdo que Johnson negoció con la Unión Europea esta misma semana, que contiene ligeras modificaciones favorables a Londres respecto a las logradas por su antecesora, la dimitida Theresa May

“No es la solución”

Johnson envió también esta tarde una carta a los diputados para decirles que una prórroga no es la solución a la crisis.“La próxima semana, este Gobierno va a introducir la legislación que necesitamos para salir de la Unión Europea con nuestro gran nuevo acuerdo el 31 de octubre”, señaló Johnson en la misiva.

“Es bien posible que nuestros amigos en la UE rechacen la petición del Parlamento de otro retraso. En estas circunstancias, espero que mis colegas de todos los sectores de la cámara (baja) se enfrenten con la opción de (apoyar) nuestro gran acuerdo o no tener acuerdo”, añadió la misiva.

La enmienda aprobada hoy está pensada para funcionar como salvaguarda de seguridad en caso de que el trámite parlamentario de la ley del “brexit” no quede completado para el próximo día 31 y evitar que el Reino Unido salga de la UE sin acuerdo.

Photo gallery Las cosas de Boris Johnson See Gallery

ESPECIAL PUBLICIDAD