INTERNACIONAL
12/10/2021 19:19 CEST

Londres escala la tensión con Bruselas al exigir cambios en el Protocolo de Irlanda del Norte

Reino Unido asegura que para mejorar las relaciones con la UE hay que renegociar las condiciones pactadas en el Brexit.

Francois Lenoir via REUTERS
David Frost, secretario de Estado británico para el Brexit, a su salida de la sede de la Comisión Europea en Bruselas

Nueva marcha atrás de Reino Unido y su consiguiente escalada de tensión en el marco de las negociaciones comerciales con la Unión Europea. David Frost, secretario de Estado británico para el Brexit, ha insistido este martes en Lisboa en que, para mejorar las relaciones del Reino Unido y la UE, antes habría que renegociar las condiciones que se pactaron en el Brexit relativas al Protocolo de Irlanda del Norte

Ese marco establece que Irlanda del Norte sigue vinculada al mercado único comunitario, por lo que las mercancías que cruzan entre ese territorio y el resto del Reino Unido deben pasar controles aduaneros en los puertos de la región, de manera que se asegure que la frontera entre las dos Irlandas sigue siendo invisible, clave para el proceso de paz y las economías de las islas.

Sin embargo, el pasado septiembre Londres volvió aplazar por tercera vez de manera unilateral los controles aduaneros tras el Brexit en la provincia británica de Irlanda del Norte, asunto que ya había provocado la apertura de un expediente al Reino Unido en Bruselas.

En mitad de estas tensiones de las reglas comerciales, Frost ha indicado que sendas partes se necesitan para solucionar las relaciones entre Reino Unido y la UE. Unas relaciones que calificó, en un discurso pronunciado en la Embajada británica en Portugal, de “equilibrio flojo” y “algo rebelde”, aunque, a su juicio, “no siempre tiene que ser así”.

Londres anuncia un nuevo rumbo en política económica

Frost se refirió a que el Brexit ha modificado los intereses internacionales del Reino Unido y, por tanto, cambiarán sus reglas de “relaciones europeas”, y dijo que Londres marcará un camino diferente en política económica. Para solucionar la situación “conflictiva” entre Reino Unido y UE son necesarias las dos partes, según ha insistido Frost, que dejó claro que antes ha de solucionarse “el grave problema” de la aplicación del Protocolo de Irlanda del Norte.

En este sentido, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para Relaciones Interinstitucionales, Maros Sefcovic, confirmó el pasado 7 de octubre que presentará esta semana al Reino Unido un paquete de propuestas para encontrar “soluciones prácticas” para Irlanda del Norte tras el Brexit.

Sefcovic confía en que durante octubre y noviembre se abra un periodo de “intensas conversaciones” para alcanzar “avances claros” sobre la aplicación del Protocolo norirlandés “a final del año”.

Photo gallery Consecuencias del Brexit See Gallery