POLÍTICA
31/07/2019 21:05 CEST | Actualizado 01/08/2019 13:18 CEST

Lorena Roldán: “Sánchez y su banda invistieron a Rivera como líder de la oposición”

Entrevista a la nueva portavoz de Ciudadanos y ganadora de las primarias en Cataluña: "No hay tripartitos extraños con Vox".

Lorena Roldán. Es el nombre que suena con más fuerza estos días en Ciudadanos. Y no es para menos: en apenas una semana ha ganado las primarias para ser la candidata del partido a la Generalitat catalana y Albert Rivera la ha nombrado portavoz de la Ejecutiva Nacional. Por cierto, dos cargos que hasta ahora había ejercido Inés Arrimadas. Y suma también el de ser la jefa de filas de los naranjas en el Senado.

Días trepidantes, inciertos. Acaba de llegar de presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional por el acatamiento de los parlamentarios independentistas, se cruza ahora en el Senado con compañeros por los pasillos mientras se constituyen las comisiones. Abre la puerta de la imponente sala de las Comunidades Autónomas en la Cámara Alta: es hora de confesarse y contestar entre cortinajes de terciopelo rojo, cuadros con duques venecianos y un reloj de pie que hace vibrar casi las paredes cada vez que marca la hora.

Un pequeño oasis en mitad de este cuasi distópico panorama político que vivimos en España. Y advierte Roldán (Tarragona, 1981): no se van a abstener en una investidura de Pedro Sánchez. Repite como su jefe expresiones como la “banda” y los “batasunos”, apunta a ellos como los socios que debe buscar el socialista. Dice que nunca pensó dedicarse a esto y que le cuesta todavía por su “timidez”, pero que un día decidió no quedarse criticando en el sofá y poder decir que era catalana y española. Es su momento... con un partido que sufre un goteo de bajas de los más centristas y que, según el CIS, bajaría al cuarto puesto si hoy hubiera elecciones.

Nueva portavoz desde el lunes a nivel nacional de Cs, ganadora de las primarias en Cataluña y candidata a la Presidencia de la Generalitat. Muchos la llaman ‘la nueva Arrimadas’. ¿Le molesta?

No, en absoluto. Para mí, Inés es un referente tanto políticamente como mujer. Es un halago que alguien pueda decir que me parezco mínimamente. He tenido la suerte de trabajar codo con codo con ella en el Parlament. 

Los españoles se van de vacaciones sin tener un Gobierno. ¿Qué va a pasar? ¿Cuál es su pronóstico?

Veremos a ver, ya hemos visto en los últimos días la tremenda irresponsabilidad del señor Sánchez en lugar de formar Gobierno y buscar acuerdos con sus socios. Ya sabemos quiénes son y ha elegido compañeros de viaje. Nos lo ha demostrado en últimos pactos en gobiernos autonómicos y municipales, como Navarra. Prefería ir de la mano de nacionalistas, populistas y de batasunos incluso. Vimos un espectáculo bochornoso en el Congreso, donde no había discusión de medidas, sino una batalla de egos y de reparto de sillas. Es vergonzoso cómo tiene paralizadas las instituciones. Lo único que sacamos en claro es que Sánchez y su banda investían a Albert Rivera como verdadero líder de la oposición, con esas continuas referencias. Esperemos que, de cara a septiembre, se puedan reconducir la cosas. Queremos empezar a trabajar y hacer oposición ya.

CARLOS PINA

Habla de septiembre, de reconducir, ¿se descarta absolutamente la posibilidad de que Cs se abstenga en una investidura?

Ya lo dijimos y fuimos muy claros después de la convocatoria de las elecciones. Se decidió de forma democrática y por unanimidad por parte de la Ejecutiva de Cs. Dimos nuestra palabra a los ciudadanos, los españoles sabían perfectamente que con el voto a Cs se estaba diciendo ‘no’ a Sánchez y al sanchismo y sí a España. Nosotros ahora no podemos traicionar esa confianza. Y viendo la actitud de Sánchez de las últimas semanas, con quién prefiere pactar, no podemos ir de la mano ni apoyar un Gobierno de Sánchez. Son proyectos antagónicos, no se parecen en nada. Vamos a hacer lo que nos han encargado los ciudadanos: oposición firme, seria y responsable.

La presión la tiene que sentir Sánchez

Lo que sí les ha pedido el PSOE en estos días es una abstención “patriótica”: permitir que las instituciones empiecen a trabajar y hacer ustedes la labor de oposición. ¿No sienten la presión de abstenerse?

Es que la presión la tiene que sentir Sánchez, que es el que tenía el encargo de formar Gobierno. Insisto, con sus socios preferentes, que él mismo los ha llamado así en multitud de ocasiones. Y durante estos meses hemos pedido que se pongan en marcha las instituciones y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en lugar de trabajar por la ciudadanía, lo hace al servicio de los intereses de Sánchez. Está paralizado el Congreso, no hay sesiones de control, hemos pedido comparecencias como la del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para que nos venga a explicar toda la vergüenza que se vivió el día del Orgullo. La presión es suya, tiene el encargo de buscar el acuerdo. 

¿Debería entonces abstenerse Pablo Casado (PP)?

Es una pregunta que deberían hacer a Casado. Tenemos clara nuestra postura: tenemos el compromiso con esos 4,2 millones de españoles que sabían donde iban perfectamente sus votos. No sería democrático si luego no respetáramos el resultado de los órganos de dirección. Ya veremos si esa irresponsabilidad de Sánchez continúa después del verano.

Este martes se conocía el barómetro del CIS. Uno de los datos más impactantes es que la preocupación de los españoles por la clase política está en su máximo histórico desde 1985. Son el segundo problema para los ciudadanos. ¿Asumen parte de la culpa en Cs? ¿Qué sensación tiene un dirigente cuando lo lee?

Me va a permitir que ponga en cuarentena esos datos de que da el CIS. Como Tezanos siga así, vamos a ir a un sistema con 350 diputados del PSOE. A lo mejor no hace falta que el resto de partidos nos presentemos.

Ahora hablaremos del barómetro electoral, pero si uno sale a la calle, uno se encuentra el cabreo de la gente al no haber Gobierno. Se ha votado hasta en cuatro ocasiones en los últimos meses y nadie se pone de acuerdo.

Nosotros hoy mismo hemos pedido la comparecencia de Tezanos para que dé explicaciones sobre la metodología, cada vez utiliza una diferente según le venga bien a Sánchez. Y si va a dejar de hacer estas preguntas tendenciosas que hacen decantar la opinión. Por ejemplo, aquella famosa sobre Cataluña de si se prefería mano dura con el independentismo. Vamos a ver si da la cara y también parece poco ético que vaya por todas las tertulias apoyando y alabando a su jefe. Entiendo que pueda haber un descontento en la calle, no me extraña. Es indignante lo que estamos viviendo, las instituciones están secuestradas porque Sánchez está peleándose con Iglesias por las sillas. La gente lo percibe, es normal que haya indignación, lo que la gente quiere es que nos pongamos a trabajar, para esos nos pagan. En estos meses en Cs no hemos dejado de trabajar: iniciativas legislativas de apoyo a la familia, gestación subrogada, prohibir los homenajes vergonzosos a terroristas a los que se les pone la alfombra roja y se les trata como héroes…

Es un halago que alguien pueda decir que me parezco a Arrimadas

El CIS da una bajada a Ciudadanos, que sería el cuarto partido: ¿Tampoco se lo cree?

Es que alguien tiene que avisar a Tezanos de que sólo hay 350 diputados. A lo mejor en otra encuesta vemos 400 del PSOE. Hacemos un poco de broma e ironía, pero es muy serio cómo se ha desprestigiado el CIS. Para nosotros la mejor encuesta son las urnas, y a Cs en este ciclo electoral le ha ido estupendamente. Hemos crecido un 80% en número de diputados nacionales y a nivel territorial hemos entrado en gobiernos autonómicos como Andalucía, Murcia y Castilla y León, además de ciudades importantes como Madrid y Granada. 

Habla de Granada. Allí Luis Salvador (Cs) es el alcalde con solo 4 concejales gracias a los votos de PP y Vox. ¿Se siente cómoda con los acuerdos con Vox?

Es que nosotros no hemos alcanzado ningún acuerdo con Vox, siempre desde el primer momento dijimos que nuestro socio prioritario iba a ser el PP. Así lo hemos llevado a cabo en aquellos sitios donde nos hemos podido sentar a negociar. Y nos hemos sentado únicamente a negociar con el PP, son acuerdos entre el Partido Popular y Cs, no hay tripartitos extraños ni negociaciones de otro tipo. Son acuerdos buenos para la ciudadanía, hablan de regeneración, de apoyos a familias y bajadas de impuestos. Y, luego, con el resto de formaciones nos hemos sentado a explicar estos acuerdos a dos, y han decidido si les parecían las medidas buenas o no para la ciudadanía. Hemos cumplido nuestra palabra.

Pero, por ejemplo, en Murcia se sientan con Vox en una sala con el cartel de Cs. No es un pacto a dos, están sentados representantes de PP, Cs y Vox y se acuerda allí la formación de Gobierno, aunque no entre Vox.

No, no. Además, lo que hicimos fue explicar ese acuerdo de medidas que habíamos alcanzado con el PP. Había habido un intento fallido por la pataleta de Vox, que se quería reunir y hacer la foto con nosotros. Hasta el último momento hemos hecho todo lo posible para que ese acuerdo que era el mejor para la ciudadanía saliera adelante. Si para eso nos teníamos que sentar a explicar esas medias, por supuesto nos sentamos. Pero son medidas que se han negociado y acordado solo con el PP.

CARLOS PINA

 

Se sientan con Vox a explicar las medidas, pero el líder de su partido, Albert Rivera, ni siquiera acude a la llamada del presidente a La Moncloa. ¿Le dan más respeto a sentarse con Vox que con Sánchez?

Nosotros nos sentamos con todas las formaciones políticas y explicamos los acuerdos las veces que hagan falta. Por otra parte, ya tuvimos una reunión en su día con Sánchez. No sé si ha confundido su papel y se cree el jefe del Estado. No sé cuántas reuniones lleva ya. Cuando nos convoque el rey a esa ronda de partidos, Cs estará allí. Lo único que busca Sánchez es marear la perdiz porque todo el mundo sabe quiénes son los socios y la banda de Sánchez. Que se deje de tanta reunioncita, que no nos está trayendo nada bueno. Que forme ya Gobierno, se siente ya con sus socios y que hable de medidas. 

Vayamos a la reunión de Cs del lunes. No sé si es consciente de la responsabilidad que le han dado desde ese momento como portavoz nacional. La interpretación mayoritaria fue que Rivera se blindaba de las críticas y ampliaba la dirección con fieles. ¿Es así?

Soy totalmente consciente de la responsabilidad que supone. Es un reto importante, y lo asumo con mucha ilusión siendo consciente del momento en el que estamos. Lo del otro día fue un movimiento coherente y lógico teniendo en cuenta este crecimiento en las urnas. Es normal que si hemos pasado de 32 diputados en el Congreso a 57 se vea reflejado en los órganos del partido. No solo eso, tenemos también líderes autonómicos. Tiene que acompasarse eso. Hemos sumado talento en la Ejecutiva, nos gusta la savia nueva. Se ha incorporado Sara Giménez, que es una gran jurista y defensora de la igualdad. También talento de personas que vienen de otros partidos como Bauzá, Mesquida y Garrido. Un movimiento lógico, natural y coherente. Se han comentado mucho también unas bajas que ha habido, pero es que también hay personas que han discrepado abiertamente de las estrategias del partido.

No es Ciudadanos quien ha cambiado de postura, sino algunas personas

 

Toni Roldán, Francesc de Carreras, Francisco de la Torre, Javier Nart… justo las personas que estarían por una opción de la abstención con el PSOE. ¿Le duelen esas bajas? Era gente esencial en el núcleo de Cs, Carreras era el mentor político de que casi todos ustedes…

Sí que quiero hacer hincapié en que también hay gente del sector más crítico que sigue formando parte de la Ejecutiva como no podía ser de otra manera. Nosotros permitimos siempre el debate, la discrepancias, que es lo más sano y natural. Y, como siempre, todo se lleva a votación y se decide de manera democrática por mayoría. Por el otro lado, sí que es cierto que ha habido algunas bajas en las últimas semanas. Quiero recordar que en esa primera votación, todo viene por el ‘no’ a Sánchez, se decide de manera unánime.

Estas personas han decidido por el camino cambiar de opinión, lo que me parece lícito y respetable. No es Cs quien ha cambiado de postura, sino que han sido algunas personas que han considerado que esa estrategia no les parecía bien. Nada que decir. Cada uno toma sus propias decisiones en este sentido. Fíjese cómo seríamos nosotros si hacemos una votación y luego no la respetamos. Respecto a otras personas como De Carreras, al que yo admiro y respeto, pero quiero recordar que ya algunas veces ha discrepado y luego se ha demostrado que no tenía razón. Por ejemplo, no estuvo de acuerdo con el salto a nivel nacional y dijo que no tenía sentido fuera de Cataluña. Tampoco estuvo de acuerdo cuando Rivera decidió presentarse a la Presidencia y apareció Arrimadas en Cataluña, y luego vimos cómo ganaba las elecciones. 

¿Es más de derechas ahora Cs que hace tres años cuando estaba firmando con el PSOE el pacto de El abrazo?

Somos de centro, es lo que no se acaba de entender. Somos capaces de pactar a derecha e izquierda. En el pasado pudimos alcanzar aquel acuerdo con el PSOE y luego pudimos negociar medidas parecidas con el PP y sacar adelante unos presupuestos naranjas. 

Pero se ha endurecido el discurso. Cuando uno escucha a Rivera en la investidura no es el mismo de centro que cuando da el salto a la política nacional.

Es que no estamos en la misma situación política. Estamos hablando de un Sánchez y un PSOE que han abandonado el constitucionalismo. Es que no escogen como socios a los constitucionalistas, sino a aquellos que quieren liquidar a nuestro país. Es normal que tengamos que ser muy críticos con este comportamiento y denunciar los abusos. En Cataluña nos ha tocado hacer lo que el Gobierno no hace, somos la voz del constitucionalismo. De ahí también ese ‘no’ a Sánchez, al sanchismo y a las cesiones a populistas y separatistas

No hay tripartitos extraños con Vox

¿Darán el sorpasso al PP algún día?

Trabajamos siempre pensando en la ciudadanía y en las reformas que queremos impulsar. No estamos mirando qué hacen el resto de adversarios políticos en este caso. 

¿Qué le parece la elección de Cayetana Álvarez de Toledo como portavoz del PP en el Congreso?

Me va a permitir que no opine.

Lo digo porque es diputada por Barcelona…

Me va a permitir que no opine sobre las decisiones de otros partidos. También digo que después de tres meses ya era hora por fin que el PP tuviera un portavoz.

CARLOS PINA

¿Elecciones anticipadas en Cataluña?

Pues puede ser. Puede pasar cualquier cosa en los próximos meses. Por eso adelantamos las primarias de Cs. El señor Torra lleva ya meses amenazándonos con ese nuevo otoño caliente y semanas diciendo que lo volverán a hacer y dar el golpe de 2017.

¿Cree que pueden llegar a otra DUI?

Es que ya están dando los pasos para ello. Los partidos independentistas volvieron a la unilateralidad la semana pasada en el Parlament y aprobaron resoluciones que van en contra del Constitucional. No han abandonado nunca la hoja de ruta. Si el separatismo lo vuelve a hacer, Cs lo frenará como en 2017.

Por cierto, en el barómetro del CEO -el CIS catalán- aparecen en cuarta posición cuando fueron los primeros en las elecciones del 21-D. ¿Tampoco se cree este?

Bueno, son las encuestas de Torra. Antes de aquellas elecciones, tampoco el CEO nos daba ese resultado. Lo cogemos con pinzas y prudencia. Hay datos a simple vista que no cuadran, por ejemplo, en el recuerdo de voto nos dan un 5,6% a pesar de que quedamos primeros y a ERC le da más de un 20% cuando quedaron terceros. La mejor encuesta, las urnas. 

Ahora tiene también de centro de trabajo el Senado. Madrid Central, ¿sí o no?

No es una respuesta de sí o no. Lo que queremos es hacer bien las cosas con Madrid Central, hay que reorganizarlo porque se hizo deprisa y mal. Requiere sentarse y mirarlo con profundidad. En los próximos meses hablaremos y la idea es reorganizarlo y explicarlo bien a la ciudadanía.

Por cierto, he visto en Internet una foto suya en una Diada con unos compañeros con esteladas. ¿No es fake, no?

Lo he explicado muchas veces. Yo no llevo la estelada. Es una situación que estamos denunciando en Cataluña que se da con los funcionarios. El que no sale en la foto, el que no hace el minuto de silencio… es señalado. Los funcionarios lo están pasando especialmente mal, sobre todo aquellos, como era mi caso, que no tienes la plaza. Y te ves un poco presionado por el ambiente político. Me sirvió como revulsivo y fue el momento en el que decidí dar el salto a la política. Sin esas circunstancias no habría acabado aquí. Llega un momento en el que te das cuenta de que no puedes callar más ni agachar la cabeza, no pasa nada por decir que te sientes catalán y también orgullosa de ser española.

VODAFONE PARA EL HUFFPOST