Viajar a los siete países en la lista negra de Trump

¿Cómo es visitar países como Siria, Libia, Venezuela, Irán, Somalia o Yemen?

Entre las disparatadas medidas que ha tomado Trump desde que llegara a la Presidencia de los Estados Unidos está la conocida como Travel Ban. Una orden ejecutiva que prohíbe viajar a los EEUU a los ciudadanos de ciertas nacionalidades. Una lista negra que si bien ha ido cambiando con sucesivas incorporaciones y bajas (Chad, Sudán e Iraq fueron quitados de la lista en enero de 2017), ahora incluye siete países.

Para cualquier español o europeo que por su nacionalidad no necesiten visado para viajar a los EEUU, en caso de haber visitado uno de estos siete países desde 2011, éste será requerido. Es decir, se te acabó lo de cumplimentar un sencillo formulario online antes de tu viaje (programa ESTA), y bienvenid@ al engorroso proceso de aplicar a un visado de turismo en la embajada y tener que dar explicaciones de porqué fuiste de vacaciones a uno de estos destinos del “eje del mal”.

Recién llegado de Yemen y Libia, y habiendo viajado a los siete países de la lista, puedo decir que todos ellos fueron de los destinos más interesantes y enriquecedores de todos los 189 países que a día de hoy he visitado. Estos son los 7 países en la lista negra:

Irán (País #69)

Los iraníes son de las gentes más amables y acogedoras que hay en el mundo. El país es rico en recursos naturales, culturales y tiene una belleza arquitectónica y diversidad paisajística sin igual. Puede explorarse de manera independiente, y es de los países más seguros del Mundo, tanto si eres hombre viajando con amigos, como mujer viajando sola.

Corea del norte (País #74)

Viajar a Corea del Norte es hacerlo a un mundo aparte. Visitar es completamente seguro, pero siempre tiene que ser a través de grupos de turistas controlados estrechamente por el aparato gubernamental. Los guías son en realidad agentes de inteligencia, y todas las rutas están cuidadosamente planificadas hasta el más mínimo detalle. Nada queda al azar, y pareces estar viviendo en un Show de Truman.

Somalia (País #104)

Uno de los estados fallidos en el mundo. Visitar la parte oriental, de la antigua Somalia Italiana es poco más que una locura, en cambio la región occidental de Somaliland, excolonia británica, es mucho más estable y accesible. Cuenta con el mercado de camellos más grande del mundo, y una de las mejores pinturas rupestres que se conocen, Las Geel. Esta joya prehistórica se conserva increíblemente bien, y apenas recibe visitantes. No tiene nada que envidiar a sus “primas” europeas, y además puedes observarlas libremente sin cordones ni mamparas (¡siempre con respeto por favor!). Si te gusta la historia, no te las puedes perder.

Siria (País #137)

Visité Siria a finales de 2018, cuando la guerra abandonó Damasco, y la verdad es que salvo numerosos checkpoints y controles, fue un viaje muy tranquilo. La cultura siria es milenaria y cuenta con grandes joyas de arquitectura, Mezquita de los Omeyas, y de la historia: tumba de San Juan Bautista, tumba de Saladino... La sabrosa comida y la amabilidad de su gente son otros motivos para visitar.

Venezuela (País #155)

Dos semanas antes de mi visita al país, el 23 de Enero de 2019, Juan Guaidó se declaró presidente encargado de Venezuela. Tenía todo listo y pagado, y siendo uno de mis últimos destinos en las Américas, ya no había marcha atrás. Viajé a los Roques, y con un guía local exploramos Caracas un par de días. Fue una ocasión única y vibrante para ser testigo de uno de los momentos más importantes en la historia reciente de Venezuela. Una experiencia eléctrica y muy interesante por las cosas que vimos, como adentrarnos a Petare, el barrio más grande y peligroso de Sudamérica, y personas que conocimos, colaboradores que trabajaban estrechamente con los líderes de la oposición.

Yemen (País #188)

Yemen es, sin duda, el país más peligroso del mundo. No obstante, tiene tantas cosas que ver y conocer, que me sabía mal hacer la “típica” visita de cruzar la frontera en el día desde Omán. Decidimos confiar en un conseguidor con buena reputación para llevarnos durante cuatro días al corazón del país. Conseguimos colarnos en Shibam, la legendaria ciudad de rascacielos de adobe, y explorar pueblos de barro entre acantilados y oasis. Algo que tan solo un puñado de extranjeros ha podido hacer en estos últimos años. Todo vestidos con ropa local y haciéndonos pasar por turcos, para evitar chivatazos que nos pudieran hacer objetivo de ser secuestrados por Al Qaeda.

Libia (País #189)

Libia ahora mismo no concede visados de turismo, y para poder visitarla tuve que sacarme uno de negocios. Eso implicaba actuar como tal, vestir con ropa formal, no llevar mochilas ni cámaras, nada que nos hiciera parecer turistas. Una vez dentro, fue una grata sorpresa descubrir la riqueza de ruinas romanas, como la joya de Leptis Magna, y la increíble normalidad con la que viven en Trípoli, a pesar de tener bombardeos diarios a 20km del centro. Los libios, como muchos otros habitantes de países en conflictos, están simplemente cansados de la guerra. Tanto, que han decidido seguir con sus vidas.

Recuerda, si tienes planeado visitar alguno de ellos, piénsatelo dos veces si tienes un viaje ya programado para los EEUU. Más allá de eso, y esto es ya opinión personal, no dejes que ningún gobierno dicte los rincones del mundo que puedes o no puedes conocer.