POLÍTICA
05/02/2020 12:02 CET | Actualizado 05/02/2020 19:02 CET

"Solo pido que trabajar no me cueste dinero": agricultores y ganaderos se manifiestan en Madrid por unos precios justos

"Si no nos escuchan saldremos con los tractores por las calles de Madrid", han indicado los convocantes.

EL HUFFPOST
Cartel de uno de los manifestantes

Entre el ruido de bocinas, silbatos y cencerros, el campo madrileño ha gritado su particular ‘SOS’. Alrededor de 400 agricultores y ganaderos convocados por las organizaciones agrarias UPA, COAG y ASAJA de la Comunidad de Madrid se han concentrado este miércoles frente al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación para denunciar la “pésima” situación que atraviesa el sector y su “falta de futuro”. Una muestra más de la movilización que están protagonizando los trabajadores del campo por toda España.  

Había dudas de inicio entre los presentes. “Hay más prensa que manifestantes”, señalaba entre dientes uno de los pocos que había llegado en hora –las 11:30–. El ‘lío’ comenzaba minutos después, con la llegada de más participantes y, especialmente del presidente de Vox, Santiago Abascal, y de los miembros de su partido Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio, que han generado el momento de mayor tensión de la mañana (nada comparado con lo vivido en Extremadura e incluso en Jaén en anteriores citas).

Micrófono en mano, uno de los manifestantes ha acusado a Abascal de ser “agricultores de sofá”. “Es lamentable que estas personas (los miembros de Vox) estén aquí chupando cámara cuando no hacen nada por el campo. Deberían abandonar la concentración”, ha criticado otro de los asistentes, en el momento de la lectura del manifiesto central.


Eso sí, Abascal no ha sido el único líder contra el que se han escuchado consignas, ya que los manifestantes han insistido en que no querían “politizar” la movilización, por lo que también se han escuchado consignas contra el resto de partidos, pidiendo más respaldo. “Nos sentimos abandonados por los Gobiernos (nacional y autonómico). Si tanto se les llena la boca con la defensa de la España vaciada, que se ocupen del campo, que son los grandes defensores de esos territorios”, ha sentenciado otro de los protagonistas del acto.

Si tanto se les llena la boca con la defensa de la España vaciada, que se ocupen del campo

Con esta manifestación, los agricultores y ganadores han pedido al Ministerio y a la Comunidad de Madrid que trabaje para reequilibrar la cadena agroalimentaria con el fin de evitar los abusos que sufren agricultores y ganaderos por parte de algunas empresas de la industria y la distribución y que luchen por una PAC “justa”, con la denuncia del incremento de precios de “hasta el 400% desde que el producto se recoge hasta que se comercializa”.

Entre las demandas de los agricultores y ganaderos a las Administraciones figuran un sistema de seguros agrarios “fuerte”, la gestión de la fauna salvaje, impulsar un etiquetado transparente, que preste especial atención a sectores vulnerables como el apícola, y el apoyo al sector agrario explicando su importancia al resto de la sociedad.

REUTERS
Una de las pancartas que se ha podido ver en la manifestación

Así, este miércoles se han podido escuchar en Madrid lemas como “El campo no se vende, el campo se defiende”, “No pedimos subvenciones, sino un precio justo”, “Nos habéis pedido unidad y aunque no sea en las condiciones deseadas, aquí estamos juntos”.

Una de las voces predominantes ha sido la de Francisco Navarrete, presidente de ASAJA Madrid. “Se está criminalizando a los trabajadores del sector primario. Esto es un aviso. Y si no se nos escucha volveremos a salir, pero con los tractores por las calles de Madrid”, ha reconocido. 

El campo no se vende, el campo se defiende

“Nos desean que tengamos una buena cosecha. ¿Para qué?, si el beneficio luego se lo llevan otros. Se les llena la boca con los seguros agrarios. En 20 años que llevo en el campo no he visto un duro de seguros. ¿Para qué sirven entonces?”, se ha quejado Florencio, un agricultor que ha acudido a la concentración con la única compañía de un cencerro que no ha dejado de sonar.

Para representar sus denuncias, los convocantes han presentado una “performance” basada en un menú, “el de los hombres y mujeres del campo de Madrid ponen cada día en tu mesa”. La lectura de esta particular oferta ‘gastronómica’, a cargo de una de las portavoces, ha consistido en un primer plato “con alimentos de calidad a precios asequibles”, un segundo basado en “el desarrollo económico y social del medio rural” y un postre, “sumideritos de CO2 que ayudan a combatir el cambio climático”.

“Para que sigamos alimentando a la sociedad, necesitamos que nos apoyen”, han dicho los organizadores de la “performance”, que han invitado a la población a que participe, “porque esta es una lucha por la soberanía y la seguridad alimentaria de todos”.

También ha habido espacio para el color: el de las banderas, los carteles y hasta los uniformes. Uno de los más buscados ha sido Iván, un apicultor que ha acudido con su traje de faena. “Yo solo pido que trabajar no me cueste dinero y que pueda vivir dignamente”. “Si no ganamos dinero tendremos que cerrar y si nosotros desaparecemos, supermercados, intermediarios y otros van a perder su negocio. No se dan cuenta”, ha reconocido con gesto serio.

EL HUFFPOST
Iván, apicultor presente en la manifestación

Pasadas las 13 horas la concentración ha comenzado a disolverse y la circulación ha vuelto a abrirse paso frente a la estación de Atocha. Madrid no ha sido más que otra muesca en el mapa de las protestas del campo español, de las que se ha hecho eco el presidente Pedro Sánchez, que ha pedido “autocrítica” a las grandes distribuidoras. Mientras tanto, advierten los agricultores: “Habrá más actos”. “O nos movemos o el campo se muere”.

EL HUFFPOST PARA EVO