NOTICIAS
08/07/2019 15:05 CEST | Actualizado 08/07/2019 15:08 CEST

Los bomberos de Marbella pagan el entierro de un niño que sufría cáncer

Benjamín tenía 7 años.

Los bomberos de Marbella son los protagonistas de una de esas historias que devuelven la fe en la humanidad: han pagado el entierro de Benjamín, un niño de 7 años que falleció el viernes a causa del cáncer que padecía desde hace varios meses.

La relación de los bomberos de Marbella con Benjamín comenzó hace unos meses. El pequeño sufrió parálisis y estaba imposibilitado para salir de casa, pero ellos decidieron ayudarlo a él y a su madre acudiendo cada día a su casa y bajándolo a mano por la escalera para que pudiera acudir al colegio. También le ayudaban a su regreso.

Benjamín vivía en un cuarto piso sin ascensor y los bomberos habían comenzado a reunir dinero para ayudar a la familia a encontrar una vivienda en la que las condiciones de vida del pequeño mejorasen.

El cáncer, sin embargo, volvió a atacar al pequeño tras una fase de estabilización y Benjamín falleció el pasado viernes. Su familia no podía cubrir los gastos que suponía su funeral y el dinero que los bomberos de Marbella habían ido reuniendo, unos 6.000 euros, ha servido para sufragar los gastos fúnebres.

Los amigos del pequeño se reunirán el próximo sábado para homenajearlo en un acto benéfico contra el cáncer en Fuengirola.

Photo gallery Acciones para recuperar la fe en la humanidad See Gallery