NOTICIAS
30/07/2020 17:46 CEST | Actualizado 30/07/2020 18:53 CEST

Los contagios por coronavirus siguen sin freno y suman 1.229 desde ayer

Es el dato más alto desde el 2 de mayo.

ASSOCIATED PRESS
Varios jóvenes, juntos y con mascarillas en una discoteca, uno de los focos de rebrotes en las últimas semanas

Como en los tiempos del confinamiento. No hay freno y España ya se mueve en los datos de contagios por coronavirus de primeros de mayo. Este jueves, Sanidad ha confirmado 1.229 nuevos positivos en un día, el pico más alto desde el 2 de mayo y un crecimiento de 76 casos con respecto a ayer.

El total de positivos ya se sitúa en 285.430 (casi 3.000 más que la actualización del miércoles). El balance oficial reconoce, también dos muertes en las últimas 24 horas y 10 en la semana previa, lo que deja el conteo de víctimas en 28.443.

Las regiones más afectadas se multiplican y son cinco las que superan el centenar de positivos confirmados por PCR, aunque Aragón continúa como la de peores cifras, con 352. Madrid, 225; País Vasco, 145; Cataluña, 121, y Comunidad Valenciana, 105, son las otras zonas con mayor grado de nuevos contagios.

El foco sigue, más allá de los datos del día, sobre Aragón y Cataluña. “En algunos puntos de ambas regiones hay transmisión comunitaria; no significa que no exista en otros puntos de España, pero a un nivel mucho menor”, ha señalado Fernando Simón, que ha descartado encontrarnos en una segunda ola. “Si esto lo es, no lo parece”.

Este jueves por la tarde, Sanidad ha actualizado el número de brotes activos, que ya son 483, 71 más que los facilitados por la mañana, cuando se reportaron 412.

A los casi 500 focos se les asocia con más de 5.000 positivos por la inmensa parte de la geografía española. De ellos, “el 75% son focos de 10 o menos casos”, ha precisado Simón horas después de la comparecencia de Salvador Illa.

El doctor Simón ha insistido en que aunque los datos son altos, “un 60% pertenecen a asintomáticos” y ha justificado el incremento en la mayor cantidad de pruebas, como “el cribado alrededor de los brotes y la detección precoz favorece el control, primero porque los asintomáticos son menos transmisores y porque se evita que entren en contacto con más personas”.

“Hasta ahora no hay una alta presión asistencial en nuestro sistema hospitalario, aunque en puntos concretos como en Aragón hay una mayor presión, perfectamente controlable aún”, ha proseguido.

Sin embargo, los datos de pacientes hospitalizados en la última semana siguen siendo altos, con 438. Principalmente, en Aragón (161) y algo menos en Madrid (75) y Comunidad Valenciana (41) y Andalucía (40).