Los dos dardos de Aznar a Casado desde el mitin del PP en Valladolid

El expresidente ha acudido en apoyo del candidato a las elecciones de Castilla y León.
José María Aznar en el acto del PP en Valladolid.
José María Aznar en el acto del PP en Valladolid.
EL HUFFPOST

Aznar ha vuelto. Y no ha podido reprimir sus ganas de decir lo que considera oportuno. Ya lo hizo con Mariano Rajoy cuando éste presidía el PP y el Gobierno y ahora lo vuelve a hacer con Pablo Casado, actual líder del partido.

Aznar vuelve y lo hace desde el púlpito con las siglas del PP, en un acto del PP y ante un candidato del PP a unas elecciones: Alfonso Fernández Mañueco, presidente de Castilla y León y aspirante a la reelección en las elecciones del próximo 13 de febrero.

Aznar regresa y señala lo que no le gusta del PP, dejando claro, como ha dicho al principio de su intervención, lo que piensa.

Eso sí, sacando pecho de su gestión como líder del partido y expresidente del Gobierno. “Hace años aquí empezó todo”, ha afirmado.

“Un partido unido, fuerte, ganador. Aquí se gestó una alternativa nacional, reformista, centrada, triunfadora, ante un socialismo anticuado y fracasado. Aquí se gestó un proyecto transformador, para Castilla y León primero y para España después”, ha asegurado.

“A nosotros, permitidme que lo diga así, no nos han hecho, ni concebido, ni ideado, ni nos han parido para hacer pequeñas cosas, sino para crear, fundar, hacer, construir y para ganar. Sobre todo cuando tenemos que ganar al servicio de los demás”, ha proseguido elevando el tono y ante el aplauso de los suyos.

Entre el auditorio no estaba Pablo Casado, para el que parecía ir su siguiente frase sobre el hecho de “ganar”. “Oigo decir, hay que ganar para que llegue no sé quién a La Moncloa, para que llegue no sé quién al palacio de no sé cuantos, a la casa de no sé qué o al convento de no sé qué. Oiga, la pregunta es, ¿y para hacer qué? Se gana, ¿para hacer qué?”.

Y se ha respondido: “Se gana para construir”.

Para Aznar, “construir es liderar” y ha puesto de ejemplo a Mañueco, al que ha calificado como “un líder que tiene que ser un referente para España”.

Poco después, Aznar ha lamentado que el PP no sea “una referencia”. “Hay muchas personas que se agarran a supuestas soluciones baratas, fáciles, mágicas, a populismos mentirosos y falsos, porque no tienen un referente fuerte en el cual confiar”, ha afirmado.

“Ser un referente fuerte es fundamental en el mundo de hoy”, ha agregado Aznar, quien cree que “los sentimientos no pueden eliminar a la razón” y que “quien intenta eliminar la razón por los sentimientos, se equivoca”. “La política, el proyecto y el liderazgo es idea, es razón, es sentimiento. Todo eso es lo que hay que mezclar y lo que hace un gran proyecto conjunto”, ha añadido.

De hecho, a Aznar casi se le olvida mencionar a Casado cuando ha asegurado que “hoy los protagonistas son otros” en el PP y ha nombrado uno a uno, por este orden, a Mañueco, a Feijóo, a Ayuso, Moreno Bonilla, a López Miras y ha agregado “o tantos otros”. Viendo que se le olvidaba, ha agregado: “O Pablo Casado, por supuesto”.

Una memoria de Aznar