El increíble adorno de Navidad que se puede hacer con perchas de plástico

No hace falta rascarse el bolsillo.

Parece mentira que un objeto tan del día a día como una percha de plástico sirvan para hacer un llamativo adorno navideño. Pues bien, una de las perchas más baratas del mercado es capaz de hacer un lavado de cara a cualquier casa y convertirla en un hogar navideño.

El resultado de su manualidad poco tiene que ver con el aspecto original de una percha. Quienes se han puesto manos a la obra han conseguido crear unos copos de nieve con luces para iluminar la fachada o cualquier pared de casa y han decidido compartir el resultado en redes como Pinterest o YouTube.

1. Lo primero que necesitas (además de paciencia) son las perchas de plástico. Asegúrate de utilizar el mismo modelo de percha, que todas sean iguales para que encajen correctamente. Para un sólo copo se necesitan 18.

2. A continuación, coloca las perchas en el suelo con los ganchos superiores superpuestos en un círculo. Como se aprecia en la imagen, también deben estar unidas de dos en dos por la parte larga inferior.

3. Ya tienes el patrón del copo de nieve.

4. Una vez que tenga forma, únelas con bridas.

5. Finalmente, sólo queda colgarlas en la pared. Una vez colocadas, ya puedes decorarlas con luces de Navidad u otros adornos.

Plantas de Navidad más allá de la Flor de Pascua