Arranca la Cumbre de la OTAN con mensajes de unidad y más efectivos de EEUU para Europa

Pedro Sánchez da la bienvenida a los líderes: "El mundo nos está mirando, mostrémosle nuestra unidad".
|
Los líderes de la OTAN posan para la foto oficial durante la primera jornada de la cumbre de la OTAN que se celebra este miércoles en el recinto de Ifema, en Madrid.
Los líderes de la OTAN posan para la foto oficial durante la primera jornada de la cumbre de la OTAN que se celebra este miércoles en el recinto de Ifema, en Madrid.
JuanJo Martín / EFE

En un orden perfecto, entre imponentes medidas de seguridad y con un sol aún templado en Madrid han ido llegando a Ifema los líderes mundiales que, desde hoy y hasta mañana, participarán en la Cumbre de la OTAN. En sus breves intervenciones antes de acceder al plenario, todos han coincidido en lanzar un mensaje claro de unidad y contundencia contra Rusia, hoy por hoy la mayor amenaza para la Alianza, el mayor reto geoestratégico del momento.

Durante una intervención en un panel paralelo organizado por el Real Instituto Elcano en la misma cumbre de la OTAN, el presidente español, Pedro Sánchez, ha apostado por un mundo “en paz y con estabilidad”. Además, ha querido mandar un mensaje de unir fuerzas entre la organización atlantista y la UE para afrontar los “desafíos” actuales, en un momento marcado por la guerra de Ucrania. Por eso ha llamado a “readaptar” la estrategia de la OTAN y de la UE, poniendo como ejemplo simbólico que por primera vez se organizará esta noche en el Museo del Prado una cena que unirá a los líderes de la organización y los mandatarios europeos que no pertenecen a la misma.

Luego, cuando se ha tomado la foto de familia y las delegaciones se han sentado a la mesa de debate, Sánchez ha enfatizado: “El mundo nos está mirando, mostrémosle nuestra unidad”. Ha agradecido a las delegaciones su trabajo en la organización de la cita, que es “una gran oportunidad y un gran orgullo”. “Vamos a demostrar que estamos a la altura de las expectativas depositadas en esta cumbre”, ha insistido.

El presidente polaco, Andrzej Duda, uno de los más tempraneros, ha defendido que en esta cita se debe producir un “cambio estratégico” en la Alianza, que considere a Rusia como a un país “no fiable”. De hecho, es una de las grandes novedades de los textos que se preparan: declarar a Moscú directamente una amenaza. Duda afirmó que el cambio de doctrina “debería haberse producido hace tiempo”, pero que tras la invasión rusa de Ucrania es aún más urgente.

“Rusia amenaza abiertamente a los Estados bálticos y hace tiempo que escuchamos amenazas también contra Polonia”, subrayó el presidente polaco, “y es algo que me gustaría que se reflejara en las disposiciones de esta cumbre”.

El presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, también ha sido de los que han querido enfatizar el peligro al que se expone el espacio postsoviético ante el auge expansionista de Rusia, por lo que ha pedido expresamente que la cumbre del año que viene sea en su país, un gesto de apoyo. “Rusia debe entender que Europa no es débil” en alusión a la invasión de Ucrania, que ha puesto en alerta al país báltico, que tiene frontera directa con territorio ruso. “Esta es la última oportunidad para evitar más acciones de Rusia y para parar esta aventura en Ucrania”, dijo el presidente lituano.

Antes, en declaraciones al canal público alemán ZDF antes de su participación en la Cumbre, el primer ministro británico, Boris Johnson, defendió que si Vladímir Putin hubiera sido mujer no hubiera lanzado una guerra contra Ucrania, porque es un ejemplo de “masculinidad tóxica”. “Desde luego que todos quieren que termine la guerra. Pero no hay un acuerdo posible. Putin no tiene ninguna propuesta de un acuerdo de paz. (El presidente ucraniano, Volodímir) Zelenski tampoco puede ofrecerlo”, ha enfatizado.

Pedro Sánchez y Albares
Pedro Sánchez y Albares
JAVIER SORIANO via Getty Images

El primer ministro belga, Alexander De Croo, entiende que sólo la cumbre “ya es un éxito, por el hecho de que Suecia y Finlandia se unan” a la Alianza Atlántica, después del acuerdo alcanzado ayer con Turquía para que levantar su veto a la entrada de estos dos países. “Hará que la OTAN sea un socio más robusto, un socio más fuerte”, dijo De Croo a su llegada a la cumbre. A su entender, “la unidad que la OTAN ha demostrado durante los últimos meses nos hace atractivos y cuando países como Suecia y Finlandia se unen son buenas noticias”.

En eso ha abundado la primera ministra islandesa, Katrín Jakobsdóttir, satisfecha porque se va a reforzar el peso de los países nórdicos en la Alianza. “Tanto Suecia como Finlandia son sociedades democráticas sólidas. Islandia está muy contenta porque ahora habrá una voz nórdica más fuerte”, dijo Katrín Jakobsdóttir a su llegada a la Feria de Madrid, donde hoy comienza la reunión de líderes de la OTAN.

Importante ha sido, a su vez, el compromiso del canciller alemán, Olaf Scholz, que ha asegurado que la partida adicional de 100.000 millones de euros que Alemania destinará a modernizar sus fuerzas armadas constituirá una “contribución significativa” también a la OTAN y a sus fuerzas de respuesta rápida. “Haremos ahora una contribución significativa a la estabilidad y la seguridad que proporciona la OTAN para la paz, que tanto nos importa a todos”, dijo a su llegada. Agregó que también contribuirá a proteger mejor a los estados en el flanco oriental de la OTAN “con una mayor cooperación y con un mayor despliegue de tropas para defender concretamente las fronteras en caso de ataque”.

Países Bajos también seguirá suministrando armas pesadas a Ucrania “siempre que sea necesario”, ha dicho su mandatario, Mark Rutte, quien asegura que invertir en defensa es clave porque “el riesgo de confrontación con Rusia se reduce siendo fuertes”.

También Johnson y su homólogo de Australia, Anthony Albanese, han destacado también la importancia del pacto de defensa trilateral AUKUS , en el que también participa Estados Unidos y que promueve la estabilidad y la seguridad en el Indopacífico. Porque no todo es Rusia y China y su amenaza en la zona serán igualmente claves en el análisis de estos días.

La promesa repetida de Biden

Tras la llegada coche a coche, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, se ha reunido con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, antes de la foto de familia. “Esta es una cumbre histórica, llevamos hablando de ella más de un año, y ahora estamos aquí para aprobar el nuevo concepto estratégico de la OTAN y reafirmar la unidad y la determinación de nuestra Alianza para defender cada centímetro del territorio de la OTAN”, ha agradecido el noruego al norteamericano.

El artículo 5, el que garantiza la seguridad de un aliado con el apoyo de los demás si es agredido, será clave en este encuentro, le ha recordado. “Un ataque contra uno es un ataque contra todos. Y en esta cumbre también vamos a dar la bienvenida a Suecia y a Finlandia, que han decidido pasar de la neutralidad a formar parte de la OTAN. Esto va a hacer más fuerte a la OTAN”, ha comenzado su intervención Biden.

El demócrata ha insistido en el anuncio ya hecho por sus portavoces la pasada semana: habrá más despliegue en el Viejo Continente. “Hoy anuncio que Estados Unidos va a mejorar su postura de defensa en Europa para responder a los retos y al entorno de seguridad y también va a servir para reforzar nuestra seguridad colectiva. A principios de este año enviamos otros 20.000 soldados a Europa para fortalecer a la Alianza y para responder a los movimientos de Rusia. Vamos a seguir fortaleciendo esta postura de forma consultada con nuestros aliados”, ha indicado. Ahora mismo hay 100.000 soldados norteamericanos en el flanco oriental, cuando había 70.000 al inicio del año, antes de la invasión rusa de Ucrania del 24 de febrero pasado.

Ha puesto el ejemplo de nuestro país: “Aquí en España vamos a trabajar con nuestro aliado para aumentar los destructores que tenemos en España en la base naval de Rota, que van a pasar de cuatro a seis”, recuerda Biden, que ya le anunció ayer al presidente del Gobierno español su intención de aumentar el número de destructores, lo que debe ser aprobado por el Congreso.

“En Polonia vamos a crear una sede para fortalecer nuestra colaboración con la OTAN. Vamos a tener la brigada rotativa con 3.000 soldados y 3.000 empleados también, un grupo de combate en Rumanía, vamos a mejorar nuestros despliegues rotativos en los estados bálticos y vamos a enviar otros dos escuadrones al Reino Unido y más capacidades de defensa aérea en Alemania e Italia”, detalla Biden.

“La OTAN es más necesaria que nunca, por eso quiero dar las gracias a Jens por su trabajo para fortalecer a la OTAN”, le condede Biden a Stoltenberg, se seguido. “Tenemos ese apoyo inquebrantable por parte de Estados Unidos a Ucrania, y justo hoy [el presidente de Ucrania, Volodímir] Zelenski se va a dirigir a los miembros de la OTAN”, agradece Stoltenberg, que habla de “cumbre histórica y transformadora”.

El mandatario ha anunciado formalmente que se va a invitar a Finlandia y a Suecia a unirse a la OTAN. “Esto demuestra que las puertas de la OTAN están abiertas y esto demuestra que el presidente [de Rusia, Vladímir] Putin no ha conseguido cerrar las puertas de la OTAN. Y esto demuestra que no ha conseguido lo que quería. Quería menos OTAN y vamos a tener más OTAN”.

Ambiente de cita histórica

Ifema es la ‘zona cero’ de esta cumbre mundial, con un Madrid tomado por las fuerzas y cuerpos de seguridad, con ambiente de cita histórica. A la zona del cónclave sólo se puede acceder a través de buses lanzaderas custodiados por policías y con constantes controles.

En los alrededores no pueden circular coches y parece una zona fantasma con helicópteros vigilando en todo momento y con policías en cada esquina, muchos de ellos junto a perros rastreando. Centenares de periodistas llegados de todo el mundo se concentran en una planta del recinto ferial y las imágenes de Madrid ya se están retransmitiendo en canales de todo el mundo desde primera hora captando la llegada de los mandatarios internacionales.

Jens Stoltenberg, Joe Biden y Pedro Sánchez.

Los líderes de la OTAN llegan a la Cumbre de Madrid