POLÍTICA
10/09/2018 05:57 CEST | Actualizado 10/09/2018 05:57 CEST

Los líderes independentistas se erigen en herederos de la lucha antifranquista en su carta por la Diada

Llaman a la movilización de sindicatos, patronal y todo tipo de entidades profesionales.

Albert Gea / Reuters
Las esteladas ondean en la Diada de 2014.

Los dirigentes independentistas presos o en el extranjero han publicado un texto conjunto con el que llaman a la movilización el 11 de septiembre para reclamar "libertad, justicia, democracia y República catalana", y han pedido la implicación de sindicatos, patronales y entidades del tercer sector.

El artículo, publicado en diversos periódicos, lo firman Carles Puigdemont, el exvicepresidente Oriol Junqueras, la expresidenta del Parlament Carme Forcadell y los exconsellers Dolors Bassa, Antoni Comín, Joaquim Forn, Clara Ponsatí, Lluís Puig, Raül Romeva, Josep Rull, Meritxell Serret y Jordi Turull.

También lo han rubricado el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, el expresidente de la ANC Jordi Sànchez, la exparlamentaria de ERC Marta Rovira y la exdiputada de la CUP Anna Gabriel.

En el texto, los independentistas denuncian "un escenario de represión prolongada" en España que provoca que este 11 de Septiembre, Diada de Cataluña, sea "absolutamente excepcional".

Denuncian "un escenario de represión prolongada" en España.

Emplazan "a llenar una vez más las calles de Barcelona en un ejercicio de determinación pacífica y transversal", pues "a pesar del exilio y la cárcel, somos conscientes de que es la hora de reforzar los grandes consensos de país" sin caer "en ninguna provocación estéril de los que nos quieren confrontados y fracturados".

Los dirigentes soberanistas afirman que se sienten "herederos de los luchadores antifranquistas y del legado del conjunto del catalanismo".

Llamamiento a sindicatos, patronales, colegios profesionales

Y así, en el actual contexto que consideran de "represión", hacen un llamamiento a "sindicatos, patronales, colegios profesionales, entidades del tercer sector y el conjunto de la sociedad catalana para que se impliquen en la defensa de los derechos y las libertades universales".

Aquellos derechos que, agregan, "nos tuvimos que ganar desde las calles, desafiando el régimen franquista, que hicieron crecer barrios y contribuyeron al progreso económico y que hemos reivindicado sin miedo cada vez que la injusticia ha aparecido en algún rincón del mundo, también en nuestro país".

Emplazan "a llenar una vez más las calles de Barcelona en un ejercicio de determinación pacífica y transversal".

Los dirigentes encarcelados o en el extranjero reivindican en el texto "la República Catalana como legítima y democrática concreción de tantas voluntades expresadas en la calle y las urnas a favor de los derechos y las libertades".

"Sin renuncias que nos desdibujen", quieren "encontrar el camino para hacer democráticamente efectiva la República defendida dignamente, pacíficamente y cívicamente el 1 de octubre".

Acusan un retroceso de la libertad "bien visible en España"

En el artículo, los dirigentes también reivindican "la libertad", porque entienden que "su retroceso es hoy bien visible en España".

Ante los juicios a los que tendrán que hacer frente los que se quedaron en España, reclaman "justicia". "No hay delito y lucharemos por nuestra libertad y el regreso a casa de todas las personas exiliadas y presas", remarcan, antes de subrayar que la absolución es la única respuesta que esperan.

Llaman a no caer "en ninguna provocación estéril de los que nos quieren confrontados y fracturados".

Otra de las reivindicaciones es "la democracia", pues los firmantes del artículo se reafirman en su objetivo de emular a Escocia (que celebró un referéndum de independencia pactado) y en la "apuesta de un diálogo que debe ser sincero, honesto, abierto, sin límites, donde se pueda hablar de todo en el marco de la convivencia y el respeto mutuo".

"Si bien es cierto que no descartamos nada siempre que sea pacífico y democrático, cualquier propuesta del gobierno de Pedro Sánchez debe respetar la voluntad mayoritaria del pueblo de Cataluña", añaden.