BLOGS
07/11/2019 07:23 CET | Actualizado 07/11/2019 07:23 CET

Los nombres propios detrás del cáncer infantil

Esta enfermedad afecta a unos 1.500 niños al año y es la primera causa de muerte entre pequeños de más un año en España.

Jasmin Merdan via Getty Images

El cáncer afecta a unos 1.500 niños al año y es la primera causa de muerte entre niños de más un año en España. Si hay dos cosas claras sobre esta enfermedad es que no entiende de edades y la única forma de combatirlo es la investigación. Y es que, a pesar de los avances, en demasiadas ocasiones son los más pequeños quienes tienen que mirar frente a frente al cáncer y presentar batalla. 

El primer guerrero se llama Darío. Tiene seis años y lucha desde mayo del 2018 contra un raro tumor cerebral particularmente agresivo llamado ATRT (rabdoide/ teratoide atípico, TR/TA). “Un cáncer en un niño es una pesadilla que congela tu vida”, explica su padre, Óscar Montero. Tanto él como su mujer, Aurélie, han dejado su vida de lado para luchar con todas sus fuerzas, y también con sus ahorros, al lado de su hijo. 

Primero fue España, donde dos complicadas intervenciones quirúrgicas y un tratamiento de quimioterapia intensiva durante siete meses no fueron suficientes para acabar definitivamente con el tumor. Ahora es en California, donde la familia se ha trasladado para someter al pequeño a un tratamiento de quimioterapia con protones, que aún no está disponible en España para “eliminar las células cancerosas”.

Ahora bien, solo el tratamiento tiene un precio de casi 95 mil euros (105.000 en dólares) cifra a la que hay que sumar, además, los gastos de desplazamiento y estancia indefinida en un país extranjero. Por ello, la familia ha iniciado un crowdfunding en la plataforma Gofundme a través del cual han podido recaudar ya cerca de 35.000 euros y con el que esperan poder financiar casi en la totalidad el tratamiento que el pequeño necesita para vencerle la batalla al cáncer.  

Esta enfermedad afecta a unos 1.500 niños al año y es la primera causa de muerte entre pequeños de más un año en España.

Otra guerrera fue Yenedara (nombre que significa guerrera guanche). Ella no consiguió vencer el neuroblastoma, tenía 4 años cuando falleció. Sin embargo, su sonrisa perenne y su fuerza de voluntad hizo que su madre, Melania, pocos meses después de perderla se levantara con más fuerzas aún para honrar a su pequeña quien- tal como ella misma explica- le enseñó el verdadero sentido de la vida. Así es como comenzó “La estrellita mágica de Yenedara”, un proyecto de concienciación que lleva consigo un crowdfunding destinado a recaudar dinero para la investigación del cáncer que se llevó a su “gran estrellita”.

“Ayúdanos a ayudar. Con esta enfermedad no se nace, le puede tocar a tu hijo, a tu hermano, a tu primo, a tu sobrino, a tu vecino”, explica en la plataforma. Y es que actualmente el neuroblastoma es el cáncer infantil más frecuente, más raro y el menos investigado, de ahí que sea tan importante destinar dinero a su estudio. Concretamente Melania lo recauda para la Asociación de Familiares y Amigos de Pacientes con Neuroblastoma NEN, de Tarragona. Una entidad que colabora con hospitales de Madrid, Barcelona, Navarra, Valencia y Sevilla. El objetivo, conseguir 100.000 euros, y no va a parar hasta conseguirlo, porque ese era el sueño de su pequeña “seguir ayudando a todos esos niños que enfermaran”. 

El cáncer llega sin previo aviso y sin tener en cuenta la edad. La falta de subvenciones estatales para su estudio es un hecho. Por ello, en la actualidad plataformas como Gofundme son una magnífica herramienta no solo para costear los tratamientos de los pequeños, como en el caso de Darío; sino para ayudar, entre todos, a la lucha contra el cáncer, infantil y adulto, y que su investigación permita que “las estrellas crezcan en la tierra” como reza el lema de NEN. 

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs 

ESPECIAL PUBLICIDAD