INTERNACIONAL
11/06/2021 07:29 CEST

Los resultados definitivos de Perú tardarán semanas por la revisión de miles de votos

La virtual perdedora, Keiko Fujimori, ha pedido la anulación de 800 mesas electorales por un fraude del que no hay pruebas.

SEBASTIAN CASTANEDA via REUTERS
Un seguidor de Pedro Castillo, retratado el 9 de junio en Lima. 

Perú tendrá que esperar para poder proclamar a Pedro Castillo como ganador de las elecciones del pasado domingo. Con el 100 % de las actas electorales procesadas y el 99,295 % contabilizadas, el izquierdista es el candidato con más votos, con al menos 8.803.629 sufragios. Aún resta un 0,705 % de los votos por escrutar, y ese porcentaje es mayor al que separa a Castillo de la candidata Keiko Fujimori (0,40 puntos porcentuales), es inviable que se pueda revertir este resultado. Y, sin embargo, los recursos presentados por su contrincante puede hacer que el proceso tarde semanas en ser definitivo. 

Está previsto que entre este jueves y el viernes se termine el recuento de los votos que restan, si bien el Jurado Nacional de Elecciones (JNE), la única autoridad con capacidad para nombrar al ganador de la contienda, tendrá que esperar aún a resolver el pedido de Fujimori para anular 802 actas (aproximadamente 200.000 votos) en zonas donde Castillo es el más votado.

Fujimori y su organización política, Fuerza Popular, denunciaron la existencia de aparentes irregularidades y “fraude de mesa” en esas actas con el fin de sacarlas del recuento.

Ahora los diversos JEE que han recibido esos pedidos de impugnación de mesa deberán analizar las denuncias una por una y decidir si aceptan sacar esos votos del cómputo oficial.

Se espera que este proceso tarde entre una y dos semanas para culminar, entre impugnaciones, análisis y recursos que se pueden plantear antes de que el JNE nombre a un ganador de los comicios. 

Sin posibilidad de remontar

Ni la tendencia de las últimas horas, ni la certeza de que gran parte de los votos que restan por contabilizar provienen de una región (Datem del Marañón, Loreto) en donde Castillo domina por 67 % -33 %  el recuento de los votos, habilitan una recuperación de la candidata derechista.

La ventaja en votos de Castillo es de 68.473 y de un 50,195 % frente al 49,805 % de Fujimori y solo resta por contabilizar 608 actas que están siendo revisadas por los Jurados Electorales Especiales (JEE) por diversas tachas, impugnaciones, errores materiales o falta de las firmas correspondientes, entre otros asuntos.

Apenas la mitad de esas actas observadas proceden de zonas donde Fujimori es la candidata más votada, casi todas de Lima (273), mientras que el resto se reparten en áreas donde Castillo es el amplio ganador.

EL HUFFPOST PARA AMBAR