NOTICIAS
11/05/2021 20:08 CEST | Actualizado 11/05/2021 20:09 CEST

Los sindicatos de médicos, "preocupados" por el “caos” tras el estado de alarma

Y piden "sensatez" a la población.

SOPA Images SOPA Images/LightRocket via Gett
Personal sanitario en un hospital durante la pandemia

La Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) ha expresado su “preocupación” por la situación de “caos” que está viviendo España tras el levantamiento del estado de alarma el pasado 9 de mayo “sin instrumentos legales suficientes a disposición de las comunidades autónomas”.

A través de un comunicado difundido en su página web, ha pedido “sensatez” a una “población también cansada, pero que debe mantener ciertas medidas de precaución básicas para no tener que volver a limitaciones anteriores”.

 Así, ha puesto el foco en las aglomeraciones “injustificadas de gente” que se han observado en números puntos de la geografía española, donde no se guardan las medidas básicas de precaución para evitar los contagios. Por ello, ha recordado “que lo que ha terminado son una serie de restricciones, pero no la pandemia por la que todavía transmitimos”.

El CESM ha señalado que las imágenes de las primeras horas tras el estado de alarmas son “el reflejo de que se ha lanzado un mensaje erróneo” y que las administraciones no han sabido “articular esta nueva normalidad”, ya que se ha pasado de las limitaciones del contacto social a “la libertad absoluta mal ejercida”.

Por otra parte, opinan que la buena situación que atraviesa el país gracias a la reducción de contagios y el buen ritmo de la campaña de vacunación han contribuido a una “relajación en las restricciones”. Por ello, inciden en que “situaciones de descontrol como las registradas, basadas en una irresponsabilidad desmedida, ponen en riesgo la estabilidad actual y pueden desencadenar una vuelta atrás hacia situaciones adversas ya conocidas”.

A lo largo de las líneas del texto, afirman que “las manifestaciones del descontrol han supuesto un duro golpe para los profesionales sanitarios, especialmente exhaustos tras más de un año de lucha en primera línea contra el virus”. Y añaden que ven con “indignación” como ponen en riesgo el trabajo realizado por “una libertad mal entendida”.

 “La insensatez demostrada por muchos no puede suponer que este colectivo agotado tenga que realizar, una vez más, un sobreesfuerzo laboral y emocional para seguir ofreciendo la mejor calidad asistencial a la población”, sentencian.

Desde CESM concluyen recordando a los 112 médicos que han perdido su vida desde marzo de 2020 y piden a las administraciones que tomen las medidas necesarias para impedir que la situación se descontrole.

Photo gallery Las imágenes de la vergüenza tras el fin del estado de alarma See Gallery

NUEVOS TIEMPOS