POLÍTICA
28/03/2020 19:08 CET | Actualizado 28/03/2020 21:09 CET

Los trabajadores de actividades no esenciales deberán quedarse en casa en las próximas dos semanas

El Gobierno aprueba un permiso retribuido recuperable. Se aplicará del 30 de marzo al 9 de abril, ambos incluidos.

“Sacrificio, resistencia y moral de victoria”. Estas son las tres peticiones que ha hecho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los ciudadanos antes de anunciar una medida sin precedente en la historia de España para atajar la pandemia de coronavirus, que ya se ha cobrado la vida de más de 5.000 personas y que contagia a más de 72.000 españoles

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado que el Consejo de Ministros aprobará este domingo un permiso retribuido recuperable para que los trabajadores de actividades no esenciales no vayan a trabajar desde el 30 de marzo al 9 de abril, ambos incluidos. 

Según ha explicado Sánchez, estas actividades se encuentran en el decreto de Estado de Alarma que se aprobó hace dos semanas. “El resto seguirán funcionando como hasta ahora”. 

Durante los días en los que dure esta nueva medida del Ejecutivo, los trabajadores continuarán recibiendo su salario “con normalidad”. 

Cuando termine la emergencia sanitaria, ha dicho el presidente del Gobierno, los trabajadores recuperarán las horas de trabajo no prestadas “de manera paulatina y espaciada en el tiempo”. 

Las horas no trabajadas se recuperarán en función de lo que acuerden trabajadores y empresarios en los acuerdos colectivos

Sánchez ha explicado que esta recuperación de las horas no trabajadas se tendrán que pactar en los acuerdos colectivos entre trabajadores y empresa y que su plazo para recuperarlas será hasta el 31 de diciembre de 2020.

Esto no afectará a aquellos empleados que puedan teletrabajar

“En realidad estamos hablando de 8 días”, ha dicho Sánchez, quien ha recordado que la medida afecta a días de la Semana Santa, donde hay varios festivos nacionales.

"No es momento de bajar la guardia, es momento de intensificar la lucha"

Una medida que, según Sánchez, servirá para “reducir aún más la movilidad de las personas” y permitirá “descongestionar las UCI”. 

Según el presidente del Gobierno, esta medida “excepcional” permitirá reducir la movilidad a los niveles de los fines de semana.

El jefe del Ejecutivo asegura haber comunicado a los agentes sociales esta restrictiva medida que, afirma Sánchez, parte de una recomendación realizada por los asesores científicos del Gobierno.

Antes del anuncio, Sánchez ha recordado que “vivimos las horas más duras” de la epidemia y ha asegurado que “nos acercamos a la cresta de la ola”. 

“Cuando la batalla es más intensa, como ahora, no es momento de bajar la guardia, es momento de intensificar la lucha”, ha aseverado el presidente del Gobierno. 

“Europa no puede fallar, no debe fallar”

También ha tenido palabras contundentes para la Unión Europea, que escondían un reproche ante la actitud de ciertos países del norte del continente ante la situación que viven los del sur. 

“Europa no ha alumbrado el virus, tampoco España ni ningún país hermano”, ha dicho Sánchez, quien asegura que esta crisis sanitaria “está poniendo a prueba el modelo europeo” que está, según el presidente del Gobierno, “en su momento de mayor dificultad desde su creación”. 

Mensaje de Sánchez a la UE: "Tenemos que remar todos a una, seamos holandeses, españoles, italianos o alemanes"

“Europa debe de estar a la altura y no decepcionar a sus ciudadanos. Europa no puede fallar, no debe fallar. Necesitamos pruebas del compromiso europeo, necesitamos contundencia y solidaridad”, ha expuesto Sánchez.

“La respuesta tiene que ser europea, no puede ser solamente nacional. Una respuesta donde todos rememos a una, seamos holandeses, españoles, italianos o alemanes”, ha dicho Sánchez. 

“Si Europa quiere, puede”, ha proseguido el jefe del Ejecutivo, quien ha asegurado que “España reclama decisiones valientes y contundentes”. “Medidas”, ha dicho, “para combatir la emergencia sanitaria”. 

"Europa tiene que dar una respuesta económica y social unida, una suerte de economía de guerra"

“Europa tiene que dar una respuesta económica y social unida, una suerte de economía de guerra, medidas que respalden el endeudamiento público que estamos llevando a cabo para hacer frente a la pandemia”, ha pedido Sánchez.  

El presidente del Gobierno apuesta por lo que ha llamado “un nuevo plan Marshall” que “cuente con el respaldo de todas las instituciones europeas”. “Es la hora de la UE, Europa se la juega, debe elevarse para siempre y no fortalecer discursos de quienes quieren lo contrario: debilitar el proyecto común”. 

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

#CuandoElDescansoEsUnSueño