Los tres casos por los que 'Sálvame' lleva a juicio a Lydia Lozano

Su propio programa cuestiona la profesionalidad de la colaboradora de Telecinco por confiar en fuentes 'dudosas' por las que ha dado noticias falsas.
Lydia Lozano, colaboradora de 'Sálvame'.
Lydia Lozano, colaboradora de 'Sálvame'.

Un tribunal de compañeros y excompañeros de trabajo sólo para juzgar la profesionalidad de Lydia Lozano. Ha ocurrido en el plató de Sálvame (Telecinco), después de que salgan a la luz dos casos (más Albano) en los que la periodista ha dado por válida una información que realmente era falsa.

Como decía Carlota Corredera en una entrevista en El HuffPost, “cuando Lydia Lozano llora, sube la audiencia”. Este jueves, durante ese ‘juicio’ a la canaria, el programa marcó un 19,6%, con 1,9 millones de espectadores. Y esta vez el llanto parece que va a tener mucho recorrido en el tiempo.

Lydia Lozano y Belén Esteban celebran el resultado de la encuesta de 'Sálvame'.
Lydia Lozano y Belén Esteban celebran el resultado de la encuesta de 'Sálvame'.

A Lydia Lozano se le está cuestionando en todos los sentidos: “Firmaba los artículos que escribían otros”, “Lydia ya es noticia, no da la noticia”, “disfruta siendo la protagonista”, “en 15 años no ha firmado una noticia”, “le falta humanidad”... Todos esos ataques han acabado en una pregunta que ha hecho el programa a sus espectadores, a través de la encuesta ‘¿Lydia Lozano es ídolo o fraude?’.

¿Por qué ahora? Lozano ha vuelto a tropezar con la misma piedra que se le cruzó en el camino cuando confió en una ‘fuente’ que aseguraba que Ylenia Carrisi estaba viva. Justo ahora —cuando se cumplen 15 años de aquel Salsa rosa en el que la periodista se enfrentaba al padre de la chica desaparecida, el cantante Albano Carrisi— le ha estallado otro caso en la cara. Esta vez, el tropiezo ha sido con Isabel Sartorius, uno de los primeros amores del rey Felipe.

El HuffPost se ha puesto en contacto con Lydia Lozano, que no ha querido dar “ni un entrecomillado”. “Uf, perdóname, no quiero hablar del tema. Ni de broma”, ha contestado la periodista.

Tampoco han querido pronunciarse al respecto sus compañeras Gema López y María Patiño. “Prefiero explicarme en el programa y que la gente reaccione en directo a lo que digo”, ha explicado Patiño. Gema comparte la misma posición: “Lo que tenía que decir, lo he dicho en el programa”. Ésta llegó a decir en Sálvame, concretamente, que siente “vergüenza” por dar la imagen de que los trabajadores de la prensa rosa son “traficantes de noticias mentirosos”.

Estos son los tres casos por los que se está cuestionando a Lydia Lozano:

Caso Isabel Sartorius

Lydia Lozano aseguraba hace unos días en Sálvame que pactó con Isabel Sartorius (hace muchos años) hacerle unas fotos —un robado pactado— y así los fotógrafos la dejarían en paz. Según la colaboradora de Sálvame, ella aceptó.

Sin embargo, Antonio Montero ha desmentido a su compañera en pleno directo, y una vez más se ha puesto en tela de juicio la profesionalidad de Lozano: ”¿Crees que me compensa que mi madre, que es mayor, vea cómo me ridiculizan?”, le decía la periodista a uno de los colaboradores.

El programa se ha puesto en contacto con Isabel Sartorius para saber quién miente, y la expareja del rey Felipe asegura no recordar ese pacto. La explicación ‘lógica’ que aportó María Patiño es que “quizás no la reconoció porque por aquel entonces Lydia no era famosa”. Comenzó a ser conocida a raíz de su trabajo en el programa de televisión Tómbola.

Caso Rocío Carrasco

A Lydia Lozano se la ‘han colado’ nuevamente. También en los últimos días, la periodista aseguró que la enemistad entre Rocío Carrasco y Rocío Flores no era real, y que madre e hija hablaban por WhatsApp a espaldas de su padre, Antonio David Flores.

La colaboradora llevó a plató, incluso, las supuestas conversaciones impresas para desmentir a Antonio David, que insistía en que lo que decía Lozano no era cierto.

Y, efectivamente, no era cierto. Al parecer, la hija de José María Franco (el chófer de la fallecida Rocío Jurado), habría falsificado las conversaciones utilizando otras antiguas y haciendo un ‘corta y pega’. Y no sería la primera vez que la hija del conductor habría hecho algo así.

También lo intentó con una noticia falsa sobre Fernando Alonso. Confiar en ella le costó el puesto de trabajo a Stella Goñi.

Caso Ylenia Carrisi

La hija de Albano Carrisi y Romina Power lleva más de 25 años desaparecida. La última vez que se vio a la joven fue en enero de 1994 en Estados Unidos. En 2005, Albano acudió al programa Salsa Rosa de Telecinco, donde Lydia Lozano aseguró tener datos que apuntaban a que su hija estaba viva. Sus fuentes le metieron un gol y Albano la demandó, aunque finalmente retiró la denuncia.

Ylenia Carrisi fue declarada muerta en 2014. El único testimonio recogido de manera oficial por las autoridades sobre este caso fue el del responsable de seguridad del Acuario Municipal de Nueva Orleans, que aseguraba haber visto a una mujer de físico parecido al de Ylenia lanzarse al río Mississippi.

¿Periodista o personaje?

Tal y como explicó Kiko Hernández en Sálvame, “a Lydia le duele que ni sus compañeros le den credibilidad”. Sin embargo, esto ha abierto otro debate: ¿Lydia Lozano es personaje o periodista?

Una antigua trabajadora de Sálvame ha asegurado a El HuffPost que la colaboradora tiene “un ansia de protagonismo patológico” y “dinero más que suficiente para vivir bien y largarse del programa en el que siempre se le trata mal”.

″¿Por qué le pasan estas cosas a Lydia? Porque ella tiene una vida fuera de Sálvame. Los colaboradores que no tienen pareja se ven incluso los fines de semana. Son una familia con todo lo malo que tiene una familia”, revela la trabajadora.

Eso sí, los compañeros que la apoyan han dejado clara su opinión en el plató de Telecinco: “Se puede hacer tele y show y ser buena periodista”. Y lo que es innegable tras más de una década de emisión es que Lydia Lozano es uno de los pilares de Sálvame.

Así han cambiado los colaboradores de 'Sálvame'