NOTICIAS
01/09/2020 12:09 CEST

Los voluntarios para participar en el ensayo clínico de la vacuna se disparan

Este lunes, el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla cerraba su línea telefónica para inscripciones después de haber superado las 200.

EFE
Una persona sometiéndose a la vacuna.

Pocas horas después de que se anunciase el ensayo clínico de la vacuna contra la covid-19 ‘Ad26.COV2-S’ en España, más del doble de los voluntarios requeridos se ofrecían a participar en el proyecto del que forman parte el Hospital La Paz, La Princesa y el Universitario Marqués de Valdecilla en Santander.

Este lunes, el Universitario cerraba su línea telefónica para inscripciones después de haber superado las 200. A primera hora de la mañana 150 ya aguardaban a las puertas. Una cifra que aumentó antes del mediodía. De hecho, los 40 participantes necesarios en este centro se recabaron a las 24 horas de el ministro de Sanidad, Salvador Illa, anunciarse el ensayo.

El hospital cántabro probará con 40 personas sanas de dos tramos de edad, o bien de entre 18 y 55 años o mayores de 65 que no hayan estado infectados durante la pandemia.

El vicepresidente de Cantabria, Pablo Zuloaga, ha valorado la buena acogida y ha destacado la importancia de la ciencia, que “da respuesta” a “miedos” e “incertidumbres”.

La Paz: 150 voluntarios en 48 horas

Por su parte, el Hospital de la Paz consiguió reclutar en 48 horas hasta 150 voluntarios para la Fase 2.

El centro hará pruebas con 75 personas, de los cuales 50 son adultos sanos de entre 18 y 55 años de edad y 25 son mayores de 65 años. Según ha relatado el coordinador de Ensayos Clínicos del Hospital, Alberto Borobia, la campaña de reclutamiento de estos voluntarios se está llevando a cabo a través de los canales del propio hospital entre los trabajadores del mismo para “facilitar las visitas posteriores del estudio”.

Borobia ha detallado que además de estos canales, La Paz tiene una relación muy estrecha con la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid, de donde proviene una “fuente importante de los voluntarios”.

El médico ha explicado que este ensayo clínico se encuentra en Fase 2-A, “una fase temprana en lo que es el desarrollo de un medicamento o una vacuna” y que en el caso de esta vacuna excluye a voluntarios que puedan estar expuestos al virus, por lo que personal sanitario de plantas destinadas al cuidado de pacientes de coronavirus no podrá participar. Según ha indicado Borobia, el objetivo de este estudio es evaluar diferentes dosis y pautas de la vacuna y determinar la más adecuada para prevenir la infección por SARS-CoV-2.

“Se busca analizar si tras la administración de la vacuna se generan anticuerpos y si estos anticuerpos son neutralizantes, aparte de otras variables inmunológicas” ha compartido el especialista en Farmacología Clínica, añadiendo que entre cuatro y seis meses después de la aplicación de la segunda vacuna “se va hacer una simulación de infección”. Borobia ha explicado que esta “simulación de infección no es más que una dosis más baja de la vacuna para exponer al organismo a ese antígeno” y descubrir si se generan anticuerpos ante la infección.

El tercer centro español en colaborar en este proyecto es el también madrileño Hospital de La Princesa que, a la espera de dar a conocer el número solicitudes recibidas, ya ha avanzado que también cubrirá estas plazas.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

NUEVOS TIEMPOS