ECONOMÍA
19/07/2019 13:54 CEST

Los yates más exclusivos del mundo se estrenan en el mar bursátil

Viento en popa.

El mercado global de yates de lujo está de enhorabuena. Tras unos años de cierto sufrimiento por la crisis económica, comenzó la diversificación hacia los países en vías de desarrollo con multimillonarios caprichosos. Esa fue la estrategia de Ferretti, fabricante de yates de lujo italiano comprado por el Grupo chino Weichai. Había que mantener el ritmo de diseño, comodidad y alta tecnología, y había que encontrar nuevos clientes. Ferretti es la multinacional fabricante de barcos de recreo más importante del mundo. Tras la crisis, llegó la resurrección. 

Ahora el socio mayoritario de la multinacional ha anunciado que después del verano sacará a la bolsa la compañía, una decisión en la que los inversores tienen puestas sus esperanzas mientras los mercados internacionales están en senda positiva, especialmente Hong Kong y Nueva York, claves para la salida a bolsa. Una experiencia que Ferretti conoce bien ya que la empresa estuvo en bolsa hasta el año 2003 por la falta de capitalización y la necesidad de una reestructuración de la compañía. En 2013, el conglomerado chino adquirió el 87% del capital, mientras que Piero Ferretti, el hijo del fundador, mantiene la participación minoritaria.

Para unas vacaciones en el mar, Ferretti es el fabricante de yates de lujo más exclusivo del mercado. Este año presentó el mayor yate de lujo privado del mercado llamado Atlante de 55 metros de largo y acabados en materiales exclusivos entre los que destacan las maderas exóticas, y la personalización a gusto del comprador. Ferretti es también fabricante de los icónicos “Wally”, quizás la embarcación de recreo más deseada de tamaño medio. 

La compañía fundada en 1968, está presente en EE UU y en Asia a través de compañías subsidiarias instaladas en Hong Kong, Shanghai y otras ciudades. En total, 80 países que cubren prácticamente los cinco continentes.

Aunque no hay fecha para la Oferta Publica de Acciones, si se sabe que serán Barclays, BNP Paribas y UBS los coordinadores globales. El objetivo es obtener múltiplos similares a los de los fabricantes de automóviles de lujo como Ferrari o Aston Martin, pero no está clara la horquilla de precios de salida. 

ESPECIAL PUBLICIDAD