ECONOMÍA
17/05/2019 20:27 CEST

Madrid, la ciudad reina de los musicales

En la última década, Madrid se ha convertido en un mini Broadway  —de mucho éxito y gracias a la iniciativa privada—. La transformación de todos los teatros de la Gran Vía ha sido paulatina pero segura y miles de turistas se acercan a la capital atraídos por los musicales.

Si uno lo piensa con cierta morriña, echa de menos la zarzuela o quizás una reinvención con un montaje más americanizado. Pero poco más. Los musicales de la capital no tienen nada que envidiar a Londres o Nueva York. Las producciones, esos ecosistemas que se han creado en torno a esta industria, mejoran con cada espectáculo. 

EL HUFFPOST

Y llenan meses y meses. Muy lejos queda aquel 20 de octubre del 2011 cuando se estrenó en la capital de España El Rey Leon, la super producción de Disney que se mantiene como un éxito indiscutible año tras año en el Teatro Lope de Vega. Ocho años después del estreno llena cada noche, cada función. Casi cuatro millones de espectadores han visto la super producción de Disney en Madrid. Es cierto que en Nueva York ocurre lo mismo desde hace casi dos décadas.

En la Gran Manzana, solo hay otros dos musicales que se mantienen con la misma devoción por parte de la audiencia, Cats y El fantasma de la ópera. E la ciudad americana, también hay musicales con una puesta en escena y música para soñar: Los Miserables, Mamma Mia o El flautista en el tejado. Pero ahora triunfa Hamilton, que es tan obligado de ver como el Empire State Building. Probablemente si tienes un hijo o un sobrino adolescente se sabrá de memoria la letra de todas las canciones.

Pero volviendo a España y, tras El Rey León, pasan los años y una se siente como leyendo la mítica Billboard, la revista semanal estadounidense especializada en información musical: Billy Elliot,West Side History, El Médico, El Jovencito Frankenstein,33 El Musical y la adaptación de Anastasia, el musical llenan los teatros cada función.

EL HUFFPOST

Este mes de junio se le une a ésta lista We love Queen, un musical que recorre la vida y obra de Freddy Mercury, y que está a punto de colgar el cartel de Sold Out (no hay billetes) que tanto esperan los productores de estas superproducciones.

Porque sí, son superproducciones. Por hacernos una idea, la media de equipo y personal que hace falta para poner en marcha uno de estos musicales es de 150 personas. Los datos económicos son imbatibles: el 21% de los turistas españoles que llegan a Madrid lo hacen para ver un musical. En 2015 (no hay datos más actuales) el sector de los musicales facturó en Madrid 240 millones de euros, siendo la capital la primera potencia en español de este tipo de espectáculos. 

PULEVA PARA EL HUFFPOST