Mañueco llega a un acuerdo de legislatura con Vox en Castilla y León

In extremis...la ultraderecha entra por primera vez en un gobierno.
|
El candidato de Vox, Juan García-Gallardo (izda.) y Alfonso Fernández Mañueco se saludan antes de una reunión para negociar tras las elecciones
El candidato de Vox, Juan García-Gallardo (izda.) y Alfonso Fernández Mañueco se saludan antes de una reunión para negociar tras las elecciones
Europa Press News via Getty Images

Pacto in extremis. El PP y Vox han llegado a un acuerdo de Gobierno, quince minutos antes de que arranque la constitución de las Cortes de la XI Legislatura, como así lo ha anunciado el candidato de los ‘populares’ y presidente de la Junta en funciones, Alfonso Fernández Mañueco.

A través de su cuenta personal de Twitter, Fernández Mañueco ha escrito: “Hemos llegado a un acuerdo de legislatura con Vox sobre la base de un programa al servicio de las personas” de la Castilla y León ” que permita un gobierno estable y sólido con pleno respeto al orden constitucional y al Estatuto de Autonomía de Castilla y León”.

El acuerdo “pensando en los castellanoleoneses y el Gobierno de Castilla y León, según el presidente de la Junta en funciones, se extiende a la Mesa de las Cortes y al Ejecutivo autonómico.

Tras una inmediata lluvia de críticas de la oposición, también del Gobierno central, ha hablado Feijóo, el, para todos, futuro presidente del PP. A su salida de una reunión del Ejecutivo gallego, el actual presidente de la Xunta ha justificado el pacto. “Probablemente hubiera preferido otra opción pero no había opciones”, ha explicado en referencia crítica al PSOE.

Para Feijóo, lo que ha hecho Mañueco es “evitar un adelanto electoral en un momento de crisis internacional y nacional”. “Creo que es perfectamente legítimo por parte de Mañueco, que es al que corresponde tomar las decisiones para garantizar la estabilidad del Gobierno de Castilla y León”, por lo que ha llamado “una responsabilidad”.

“Probablemente hubiera preferido otra opción pero no había opciones”

- Núñez Feijóo, sobre el pacto PP-Vox en Castilla y León

Desde Vox se ha reclamado desde el mismo día de las elecciones, y tras haber logrado 13 escaños, tener el mismo trato que se dió a Ciudadanos, que logró 12 procuradores, en la pasada Legislatura, es decir, la presidencia de las Cortes, la vicepresidencia y tres consejerías, como recoge la propuesta de acuerdo que esta formación dió a conocer la pasada noche.

Las negociaciones que ambas formaciones han mantenido en los últimos días no habían llegado a ningún acuerdo la pasada noche, pero los equipos negociadores se han vuelto a reunir este jueves, en las Cortes, donde finalmente, y quince minutos antes de constituirse el Parlamento regional de la que será la XI Legislatura han llegado a un acuerdo.

Presidencia de las Cortes, Vicepresidencia y tres consejerías para Vox

En un primer acuerdo confirmado por El Páis, Vox ha acordado con el PP ostentar la Presidencia de las Cortes de Castilla y León y ocupará la Vicepresidencia y tres consejerías del Gobierno de coalición que presida el ‘popular’ Alfonso Fernández-Mañueco.

A falta de que se den más detalles del acuerdo, el pleno regional ya ha proclamado a Carlos Pollán (Vox) como presidente de la Cámara. El candidato ha sumado los votos de PP y Vox (44, en total) frente a los 30 que ha obtenido Ana Sánchez y los 7 en blanco.

El Partido Popular ha terminado cediendo a las exigencias de Vox para apoyar el nuevo Ejecutivo de Mañueco y, el líder del partido de Santiago Abascal, Juan García-Gallardo, ha celebrado el acuerdo desde su cuenta oficial de Twitter.

“Celebramos hoy un acuerdo sensato, sin ganadores ni perdedores. Hagamos entre todos, con voluntad de diálogo y de acuerdo, una legislatura provechosa para los ciudadanos. Servir a Castilla y León debe ser nuestra forma de servir a España”, ha señalado en redes sociales. Y ha asegurado que su “cordón sanitario” no solo incluía una investidura sino un

Las primeras reacciones

La primera entrada de Vox con responsabilidades en un gobierno está teniendo las primeras reacciones en el ámbito político. Uno de los primeros en pronunciarse ha sido el portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique que ya ha contestado a las dudas el “nuevo” PP de Feijóo.

También se han pronunciado otras personalidades políticas de diferentes partidos, como la ministra Ione Belarra o Adriana Lastra que ha lamentado que “es un mal día” para la política porque es la primera vez en 40 años que la extrema derecha va a entrar en un gobierno. “El señor Feijóo ha dado la mano a la extrema derecha y abandonar a los demócratas”, ha expresado a las puertas del Congreso.