POLÍTICA
04/06/2020 10:38 CEST

Robles asegura que si se "demuestra" que no debió celebrarse el 8-M "no pasa nada por reconocerlo"

"El Gobierno hizo lo que creía que tenía que hacer".

Europa Press News via Getty Images
Varios ministros en la manifestación del 8-M en Madrid (Europa Press News/Europa Press via Getty Images).

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha asegurado este jueves que si se “demuestra” que hubo “valoraciones equivocadas” por parte del Gobierno al permitir la celebración de concentraciones masivas como las del pasado 8 de marzo, por el Día de la Mujer, “no pasa nada por reconocerlo”.

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Robles ha sostenido que asumir un error “no hace de menos” a las personas, sino que las engrandece. “Es evidente que nos encontrábamos en una pandemia que era desconocida para todos. El Gobierno hizo lo que creía que tenía que hacer”, ha añadido.

Así, Robles ha señalado que no es “científica ni epidemióloga” y, por tanto, no puede referirse a si la celebración de eventos de grandes masas fue un “error”. Con todo, “si alguien piensa” que así fue, la ministra ha dejado claro que no tiene “inconveniente en pedir excusas si alguien” lo necesita.

Eso sí, la titular de Defensa ha insistido en la línea que ha venido marcando desde el inicio de la crisis por el coronavirus. “También me gustaría que se reconocieran los esfuerzos que se han hecho. En democracia las cosas pueden verse de manera distinta y no pasa nada. Si se han cometido errores, tener humildad engrandece”, ha apuntado.

Dejar de lado la crispación

Además, Robles ha recordado que el Covid-19 no ha afectado exclusivamente a España, y se ha remitido a su impacto mundial para justificar su alcance y las consecuencias. “Eso es algo para reflexionar”, ha zanjado.

Asimismo, Robles ha enfatizado que “nadie duda” de que el Gobierno se ha movida con la ”única finalidad de salvar” vidas aunque se hayan cometido “errores”. Por eso, ha pedido al líder de la oposición, Pablo Casado, que deje “a un lado las críticas” que, pese a ser “sanas” en democracia, no sirven para reconstruir el país.

En este contexto, la ministra ha lamentado la “enorme crispación” reinante en la política española, en un país “que ha sufrido y que sigue sufriendo”. “Que necesita tolerancia, dejar de lado el odio. Tenemos que trabajar todos conjuntamente para poder superar el tema”, ha aseverado.

Robles se ha expresado así para referirse a la negativa de parte de la oposición a apoyar las prórrogas del estado de alarma planteadas por el Ejecutivo. “Me resulta muy difícil entender cuando se está planteando el estado de alarma, cuya única finalidad es salvar vidas, que pueda haber descalificaciones y debate político”, ha afirmado.

A su juicio, lo que los españoles quieren es que todas las fuerzas políticas se pongan “de acuerdo” y lleven a cabo un “esfuerzo de unidad para salir adelante” y para devolver la “ilusión”. “Acompañar a los que están sufriendo y a los que han perdido a sus familiares”, ha añadido.

Para la ministra es “difícilmente comprensible” que en un país que ha “sufrido tanto” las fuerzas políticas estén tirándose “a la cara unas cosas y otras” en vez de poner “sobre la mesa aquello” que une. “Hay que estar con la gente. Nos pide liderazgo en positivo, dar esperanza. Las esperanzas no se construyen con la descalificación, el odio y el insulto”, ha apostillado.

Photo gallery Las imágenes del 8-M See Gallery

NUEVOS TIEMPOS