La justicia rusa decreta arresto domiciliar para la periodista que protestó en televisión contra la guerra

Debe permanecer en su casa al menos hasta el 9 de octubre.
La periodista Marina Ovsyannikova durante la audiencia.
La periodista Marina Ovsyannikova durante la audiencia.
MAXIM SHIPENKOVEFE

Un tribunal de Moscú ha decretado este jueves arresto domiciliario para la periodista Marina Ovsyánnikova, conocida por interrumpir en marzo pasado el principal noticiero de la televisión pública rusa con unas proclamas antibélicas.

“El tribunal satisfizo la solicitud de la fiscalía para decretar arresto domiciliario como medida cautelar a Marina Ovsyánnikova”, indicó el servicio de prensa de la corte Basmanni en un comunicado citado por la agencia Interfax.

La periodista, de 44 años, deberá permanecer bajo arresto domiciliario hasta al menos el 9 de octubre.

Ovsyánnikova fue detenida la víspera y su domicilio fue registrado en el marco de un proceso judicial sobre información “falsa” acerca de la actuación del Ejército ruso en Ucrania.

La periodista, que podría ser condenada a hasta 10 años de cárcel, interrumpió el 14 de marzo la emisión en directo del telediario nocturno (Vremia) realizando proclamas y blandiendo un cartel contra la ofensiva militar rusa en el vecino país.

En aquella ocasión Ovsyánnikova ya fue multada con 30.000 rublos (500 dólares), además de perder su trabajo. Posteriormente, la periodista recibió otras dos multas.

En una de las vistas judiciales, Ovsyánnikova calificó de “fabricadas” las acusaciones en su contra.