POLÍTICA
01/06/2021 10:07 CEST

Marlaska: los indultos se decidirán "mirando a la sociedad más que a los afectados directos"

El ministro del Interior defiende la toma de "decisiones difíciles" para "garantizar la convivencia y la concordia" y resolver "problemas".

SERGIO PEREZ via REUTERS
Fernando Grande-Marlaska, durante una reciente rueda de prensa en La Moncloa. 

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado este martes que el Gobierno decidirá sobre los indultos a los líderes del procés “mirando en la sociedad española y catalana más que en los afectados directos”.

En una entrevista en RNE, recogida por Europa Press, el titular de Interior ha reconocido que en “política hay que tomar en ciertas ocasiones decisiones difíciles o menos fáciles” a “consecuencia del bien público”.

“Estoy convencido, y lo dijo el propio presidente porque es lo más razonable, que se tomará la decisión en términos de legalidad y para garantizar la convivencia y la concordia con una finalidad concreta: la resolución de problemas”, ha explicado.

Así, y preguntado sobre si la concesión de los indultos ayudaría a destensar la situación, Marlaska ha insistido en que lo que va a “ayudar” a mejorar la convivencia en Cataluña es “la voluntad de diálogo” que el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, “manifestó” ya “en junio de 2018″.

En este contexto, el ministro ha pedido tranquilidad mientras el “procedimiento siga su cauce” al tiempo que ha recordado que “una de las bases del Estado de derecho es la separación de poderes”. “Cada uno ejercita el suyo en los parámetros que corresponde. Cada uno tiene elementos de responsabilidad necesarios y precisos que tiene que enfrentar”, ha aclarado.

Marlaska se ha expresado así un día después de que el presidente del Gobierno rechazase las críticas que se han generado tanto fuera como dentro del PSOE por los posibles indultos a los condenados por el procés, al defender que “ayudar a resolver problemas no representa un coste”.

Es más, avisó de que lo que sí sería un coste es dejar las cosas “enquistadas” como están, a su juicio, desde 2017. “La decisión que tengamos que tomar será una decisión que abra una nueva etapa y que deje atrás un mal pasado”, aseguró Sánchez.

La diplomacia con Marruecos

El ministro también ha sido preguntado por la crisis con Marruecos, y ha defendido que es el momento de que trabaje la diplomacia, “de forma tranquila y sosegada” para que las aguas vuelvan a su cauce. Se ha negado a valorar si se espera un verano caliente de pateras en el Estrecho de Gibraltar y Canarias, nuevos saltos o más apertura de fronteras como la vivida en Ceuta hace dos semanas. Sólo ha insistido en que Marruecos y España son “dos socios importantes, relevantes, con relaciones fraternales”, que nuestro país es “el mejor aliado” de Rabat en la UE y que es necesario “seguir construyendo confianza” en las dos orillas. 

También ha insistido el ministro en que la presencial del líder del Frente Polisario, Ibrahim Ghali, en España se debe a motivos puramente humanitarios y que hay que dejar que la justicia lo interrogue hoy, como está previsto. La situación vivida en Ceuta como represalia fue “extraordinaria y excepcional” y “no debería haber ocurrido”, pero el Gobierno, dice, protegió las fronteras, “lo mismo que los valores democráticos” españoles.

DE EXPERTO A EXPERTO