ECONOMÍA
30/06/2020 16:49 CEST

Más de 160 empresas de primer nivel emprenden un boicot contra Facebook

Compañías como Coca-Cola, Unilever y Starbucks han retirado su publicidad de la red social para exigir un mayor control de los mensajes de odio.

SOPA Images via Getty Images

Unilever, Coca-Cola, Honda, Levis, Starbucks... Más de 160 empresas han decidido suspender la publicidad en Facebook porque consideran que la red social no hace lo suficiente para controlar la desinformación o censurar los mensajes de odio y que, además, se lucra de este tipo de anuncios. El boicot se ha incrementado notablemente en los últimos días y ha empezado a perjudicar a las acciones de la compañía en Bolsa. 

¿Qué ha ocurrido para que empezara este boicot?

Varias organizaciones estadounidenses en favor de los derechos civiles se han unido en la plataforma Stop Hate for Profit (detener el odio por beneficios) que promueve un boicot de las empresas contra Facebook para que la compañía sea más estricta con la difusión de mensajes de odio. 

¿Por qué se lanza ahora?

El lanzamiento de la campaña se hizo el pasado 17 de junio, en medio de la oleada de manifestaciones contra el racismo convocadas tras la muerte de George Floyd en manos de un policía blanco el pasado 25 de mayo en Minneapolis (EEUU).

¿Por qué se decide hacer un boicot a Facebook?

Facebook tiene más de 1.700 millones de usuarios en todo el mundo que se conectan a diario a su red social. Además, la compañía posee otras importantes plataformas como Instagram —la red social de fotos—, WhatsApp  y Messenger —servicios de mensajería—, que tienen unos 3.000 millones de usuarios. 

La importancia de esta red social en el ámbito comercial es crucial, ya que es la segunda plataforma de publicidad más utilizada por las empresas 

Existe una preocupación en la sociedad civil estadounidense sobre la influencia que las redes sociales pueden tener en la campaña de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, convocadas para el próximo 3 de noviembre y en las que Donald Trump aspira a la reelección.

¿Qué pide la campaña?

Todo empezó con un anuncio publicado en Los Angeles Times, en el que se preguntaba qué podría hacer Facebook con los 70.000 millones de dólares que ingresa cada año gracias a la publicidad.

Este anuncio criticaba el papel desempeñado por Facebook en las manifestaciones antirracistas:

Permitieron la incitación a la violencia contra los manifestantes que luchan por la justicia racial en Estados Unidos a raíz de George Floyd, Breonna Taylor, Tony McDade, Ahmaud Arbery, Rayshard Brooks, etc.

Amplificaron a los nacionalistas blancos al incluir fuentes de noticias con lazos extremistas conocidos en su programa de “verificación de hechos”.

La campaña pedía a algunas de las empresas más grandes del mundo detener su publicidad en Facebook durante el mes de julio de 2020.

¿Qué empresas se han unido?

Las empresas a las que se dirigía esta campaña tardaron algunos días en reaccionar a la campaña. Las marcas de ropa The North Face y Patagonia fueron de las primeras en sumarse a la iniciativa.

“Patagonia se enorgullece de unirse a la campaña Stop Hate for Profit. Retiraremos todos los anuncios en Facebook e Instagram, de manera inmediata, al menos hasta finales de julio, a la espera de una acción significativa del gigante de las redes sociales”, señaló en un mensaje de Twitter el pasado 22 de junio.

Cuatro días más tarde, la multinacional Unilever —uno de los principales anunciantes de todo el mundo al incluir marcas como Mimosín, Skip, Dove o Frigo— decidió retirar la publicidad de esta red social. Tras este bombazo, otras empresas como Coca-Cola, Honda o Levi Strauss también se unieron el pasado 26 de junio.

El domingo llegó otro importante mazazo para la red social: las cafeterías Starbucks también retiraban su publicidad. Esta empresa fue el sexto mayor anunciante de Facebook el año pasado, al gastar unos 95 millones de dólares en publicidad.

¿Le ha afectado a Facebook esta campaña?

Sí, la publicidad supone el principal ingreso que tiene Facebook. La retirada de anunciantes importantes supone un duro golpe, sobre todo si se produce en un momento como el actual de crisis económica, en el que las empresas invierten menos en anuncios ante la caída del consumo provocado por el coronavirus. Además, la campaña ha generado un impacto en los mercados financieros.

¿Qué ha ocurrido en la Bolsa?

Este boicot se ha dejado notar en el comportamiento de la compañía en Bolsa. Tras el anuncio de que Unilever retiraba su publicidad, las acciones de Facebook cayeron el pasado viernes un 8,3% y acumularon una caída de más del 10% en la semana. Provocaron una pérdida de 56.000 millones de dólares en la capitalización bursátil —valor de una compañía en el mercado—. 

Mark Zuckerberg ha perdido 7.200 millones de dólares de su patrimonio con este boicot

Esta caída en Bolsa también provocó dolores de cabeza a Mark Zuckerberg, fundador y consejero delegado de Facebook, que ha perdido 7.200 millones de dólares de su patrimonio con este boicot, según la agencia Bloomberg.

¿Qué ha hecho Facebook?

Ante esta campaña, Zuckerberg recordó que la compañía ya estaba estudiando desde tres semanas antes de que se iniciara el boicot una nueva política de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

Hace cuatro años, Facebook jugó un papel fundamental en la campaña de las elecciones presidenciales de 2016, cuando Donald Trump fue elegido contra todo pronóstico, gracias a su manejo de esta red para difundir sus mensajes.

Zuckerberg anunció en un post en Facebook que pondría en marcha nuevas políticas de control de contenido como no permitir la difusión de mensajes que aseguren que las personas de una raza, nacionalidad género u orientación sexual son una amenaza para la seguridad o la salud de otra persona.

Aquellos usuarios que compartan ese contenido recibirán un aviso antes de la publicación en el que se le informa de que van a compartir un contenido que viola las políticas de la compañía. 

Photo gallery Donald Trump haciendo de Trump See Gallery

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB