ECONOMÍA
18/05/2020 12:00 CEST | Actualizado 18/05/2020 21:28 CEST

Más de 1,2 millones de clientes han cambiado de compañía eléctrica y no lo saben

La petrolera francesa Total comercializará luz y gas a consumidores españoles.

Peter Dazeley via Getty Images
woman concentrating changing her energy efficient light-bulb

La petrolera francesa Total ha entrado de lleno este lunes en el mercado eléctrico español con la compra del negocio de EDP (Energias de Portugal). La empresa portuguesa contaba con una cartera de 1,2 millones de clientes en España, que dentro de poco recibirán las facturas de luz por parte del gigante francés.

Gracias a esta adquisición, Total se convierte en la cuarta compañía eléctrica más importante de España, situándose por detrás de los gigantes Endesa, Iberdrola y Naturgy (antigua Gas Natural). El quinto puesto lo ocupa otra petrolera, Repsol, que se hizo con parte de los negocios de Viesgo, en una operación similar a la anunciada ahora.

Una vez se cierre la compra, Total tendrá una cuota de mercado del 6% en luz y del 12% en gas. La operación está prevista que se complete en el segundo semestre de 2020, una vez se logre la luz verde de los organismos reguladores.

Total venderá electricidad a 1,2 millones clientes que suman 2,5 millones de contratos, al quedarse con el negocio de B2C en España, con 2,1 millones de contratos en el mercado libre, y la participación del 50% en CHC Energía, la comercializadora que compartía con Cide, con 400.000 clientes.

Tras la entrada de la petrolera en el mercado español, Total comercializará gas y electricidad a 8,5 millones de clientes en Europa a partir de 2021. El objetivo de la petrolera es superar los 10 millones de clientes en 2025.

La operación del gigante francés, valorada en 515 millones, incluye también el traspaso a Total de dos centrales de ciclo combinado de gas, con capacidad para generar 843 megavatios, situadas en Castejón (Navarra). 

Esta operación complementa la entrada de Total en el mercado español de energía solar, que se produjo en febrero con la compra de una cartera de proyectos fotovoltaicos con 2.000 MW. Estas plantas solares están en fase de desarrollo, con la idea de estar operativas en 2023.

“Esta operación permitirá a Total convertirse en uno de los principales actores del mercado energético español, desde la importación de GNL hasta la producción de electricidad a partir de renovables y gas, así como la venta de gas y electricidad”, ha señalado el consejero delegado de Total, Patrick Pouyanné, en un comunicado.

EDP no se marcha de España

La venta de estos activos forma parte del plan estratégico de EDP aprobado para los años 2019-2022. La eléctrica portuguesa señala en un comunicado que, tras esta operación, ha cumplido con el 65% del objetivo de venta previsto.

La compañía portuguesa no se marcha del país, donde sigue contando con varias centrales hidroeléctricas, la central térmica de carbón de Aboño (Asturias), la central de ciclo combinado de Soto de Ribera (Asturias) y una participación del 15% en la central nuclear de Trillo (Guadalajara).

“EDP mantendrá el 95% del ebitda en España, uno de nuestros mercados estratégicos, donde continuaremos invirtiendo en renovables”, ha asegurado en un comunicado.

Photo gallery Toda la información práctica que necesitas sobre el coronavirus y la cuarentena See Gallery

#CuandoElDescansoEsUnSueño