Por qué algunas comunidades autónomas han prohibido la mascarilla con válvula

Fernando Simón las calificó como "egoístas".

Desde que comenzó la crisis del coronavirus, expertos de diferentes ámbitos sanitarios alertaron del peligro de la mascarilla FFP2 con válvula de exhalación. Se pronunciaron farmacéuticos, médicos, enfermeros y hasta Fernando Simón, que las calificó en rueda de prensa como “egoístas”.

Ahora, con la obligatoriedad de llevar mascarilla aunque se cumpla la distancia de seguridad en prácticamente toda España, algunas comunidades autónomas han prohibido o restringido el uso de mascarilla con válvula.

Galicia fue la primera en aplicar esta medida y hace tan sólo unos días la Comunidad de Madrid ha seguido sus pasos. La razón para restringir su uso es clara: las mascarillas con válvula de exhalación no protegen a los demás si la persona que la lleva está contagiada.

Este tipo de mascarillas no filtran el aire exhalado, por eso si se la pone una persona enferma las gotículas contaminadas pasarían al exterior y la persona contagiada podría infectar a las de su alrededor.

Las FFP2 con válvula suelen utilizarse en entornos sanitarios, donde se llevan puestas muchas horas, ya que permiten respirar con mayor facilidad.

Este modelo sólo protegería a las personas de alrededor si se coloca una mascarilla quirúrgica sobre ella. Hay que recordar que el Ministerio de Sanidad recomienda a la población sana utilizar mascarillas quirúrgicas o higiénicas en el día a día.

Mascarillas: cuáles protegen y cómo lo hacen