La OMS cambia su recomendación sobre el uso de mascarilla para hacer deporte

Se refiere a actividad física intensa.

La Organización Mundial de la Salud ha actualizado sus recomendaciones sobre el uso de la mascarilla y tiene una noticia importante para los aficionados al ejercicio físico. Ya no es buena idea recurrir a este sistema de protección contra Covid-19 cuando se practican actividades intensas.

Según la OMS, las mascarillas disminuyen la disponibilidad de oxígeno y aumenta los niveles de CO2 que absorbemos. De esta manera se reduce la capacidad de respirar cómodamente y en las personas con enfermedades cardiopulmonares graves esto puede suponer un problema.

Distancia de seguridad entre corredores.
Distancia de seguridad entre corredores.

El consejo ahora es que se mantenga la distancia física de al menos 1,5 metros durante la actividad física y, si ésta se hace en interior, se debe garantizar una ventilación adecuada en todo momento. Puede ser natural o con un sistema artificial de ventilación que funcione correctamente.

El estudio COVID-19 and mask in sports, realizado en el mes de mayo, ya había hecho esta advertencia de la OMS. Según éste, usar mascarillas durante un ejercicio de mayor intensidad que caminar disminuye la disponibilidad de oxígeno en un 4% y aumenta los niveles de CO2 aspirado un 20%.

En algún modelo de mascarilla el trabajo confirmó que durante el ejercicio se alcanzan 20.000 ppm de CO2 (2%) y esto puede resultar incómodo y sintomático para algunas personas con patologías cardiorrespiratorias.

Mascarillas: cuáles protegen y cómo lo hacen