Cinco marcas de ropa para comprar mascarillas higiénicas estampadas

Reutilizables y con espacio para filtro.

El uso de mascarillas ya es obligatorio en España y la industria de la moda ha sabido aprovechar la tesitura para reiventarse y abrir una nueva vía de negocio. Cada vez son más las marcas que lanzan sus propios modelos de mascarillas higiénicas a medida que avanza la desescalada.

Antes de comprar alguna hay que tener en cuenta que no son un producto sanitario, y que solo las deben utilizar personas sanas que no estén en contacto con el virus. También es imprescindible comprobar que estas mascarillas están fabricadas con materiales homologados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y que cuentan con algún filtro o espacio para incorporarlo.

Llevarla es importante, pero no hay que olvidarse que más importante aún es mantener la distancia interpersonal de seguridad de dos metros y las medidas de higiene personal en las que insiste el Ministerio de Sanidad.

Quien quiera optar por las mascarillas estampadas, puede elegir algunos de los modelos de estas firmas para salir a la calle. Higiénicos y llenos de color.

Esta marca española especializada en tocados y diademas para ocasiones especiales se ha reinventado con el coronavirus. La firma lanzó a finales de abril una colección de mascarillas higiénicas reutilizables que soportan hasta cinco lavados a 60 grados manteniendo su eficacia al 100%.

Desde la marca explican que cada modelo tiene un filtro de TNT entre las diferentes capas de la mascarilla. Cherubina vende desde su página web tanto productos individuales, como packs de varias unidades, incluyendo tallas para los más pequeños. Por cada mascarilla comprada se dona otra para personal sanitario. Una mascarilla con cinco usos cuesta 12 euros.

PeSeta

PeSeta fabrica todos sus productos en España y lo hace de una forma sostenible. También la línea de mascarillas higiénicas para adultos que acaban de lanzar. Los modelos estampados de la firma incluyen desde constelaciones o un bonito mapa, hasta un reivindicativo puño cerrado.

Sus mascarillas están hechas con tres capas de algodón —una exterior y dos interiores— y cuentan con un bolsillo para colocar un filtro, que recomiendan sea TNT. Se pueden lavar en la lavadora a 60 grados una vez retirado el filtro. Las gomas elásticas pueden regularse para adaptarse a la fisionomía de cada persona. Una mascarilla de uso ilimitado (a la que hay que ir cambiándole los filtros) cuesta 10 euros.

La marca estadounidense también ha decidido lanzar una colección de mascarillas que, además de proteger, son solidarias. Rag&Bone do una parte a familias desfavorecidas de Nueva York, una de las ciudades más afectadas por el coronavirus.

Las mascarillas, que se venden en diferentes estampados y colores, todavía están en preventa, pero ya se pueden encargar en todo el mundo. Los diseños de la firma cubren toda la mejilla para que la goma sea menos tirante y más cómoda. Deben lavarse a mano después de cada uso. El precio oscila alrededor de los 21 euros.

La marca de ropa infantil también ha fabricado una colección con 15 modelos diferentes de mascarillas para los más pequeños. Lunares, rayas, flores... todo tipo de estampados para que la desescalada sea más divertida para ellos.

Todos los diseños tienen varias capas de tela y un espacio para introducir un filtro. Son lavables y reutilizables. Un pack con dos mascarillas de uso ilimitado (a la que hay que ir cambiándole los filtros) cuesta 17,99 euros.

La marca neoyorquina ha diseñado mascarillas higiénicas con estampados llamativos para los más arriesgados. Todos los modelos están fabricados con una capa doble de tela, con espacio para filtro. Son reutilizables y pueden lavarse en la lavadora.

Además, son solidarias. Por cada compra, Alice&Olivia dona una mascarilla a un hospital neoyorquino. La compañía ha lanzado la campaña #MaskTogether para animar a los estadounidenses a ponerse mascarilla al salir a la calle. Una mascarilla cuesta alrededor de 10 euros. Actualmente la marca ha agotado todas las existencias de la primera remesa de mascarillas, pero pueden seguir comprándose ahora y recibirlas en junio.

Mascarillas: cuáles protegen y cómo lo hacen