TENDENCIAS
19/09/2019 08:03 CEST

Paula (re)Prendes causa un festín de lágrimas en 'MasterChef' tras esta acusación

Cocinaron perdices.... pero no fueron felices.

LA 1
Ana Milán y Elena Furiase, en 'MasterChef Celebrity 4'.

Menos mal que los cuchillos físicos ya estaban a resguardo en MasterChef Celebrity 4 (La 1) en las valoraciones de la prueba de exteriores de este miércoles, porque los verbales volaron entre dos miembros del equipo azul.

“Tengo que decir que he encontrado problemas dentro del equipo con una persona que estaba a la contra todo el rato. Esa persona es Ana Milán”, expuso la capitana, la actriz Paula Prendes, que acudió como invitada al programa.

“Yo no lo considero un problema sino criterios muy distintos y, efectivamente, los tenemos”, soltó la aludida. “Parte de una buena capitanía tiene que ver con escuchar y yo no me he sentido escuchada en ningún momento [...] Yo proponía y ante el ‘no’ yo me he envainado lo que me ha mandado mi capitana”, remató la intérprete de series como Física o Química.

Ni corta ni perezosa, Prendes contraatacó: “Mi personalidad igual no es la personalidad líder pero una persona como tú puede boicotear a una persona como yo”. Ante la acusación, Milán se limitó a señalar lo que a su juicio había sido el fallo del equipo en la prueba: “Las perdices tenían que salir y si todos nos hubiésemos puesto a pelarlas se hubieran podido marcar y guisar las dos ollas a la vez”.

 Prendes se justificó diciendo que lo había hecho lo mejor posible y que había ido a MasterChef a “ayudar”. La actriz de Velvet obtuvo el apoyo del exjugador de baloncesto José Miguel Antúnez, quien señaló que lo había “dado todo” y que no había nada que reprocharla.

Del lado de Milán se posicionó la humorista Yolanda Ramos: “Yo creía que era al revés, que la capitana nos tenía que ayudar a nosotros, no nosotros a la capitana [...] Yo no sabía que tenía que pelar el pájaro y ser amable”.

Mientras tanto, la juez Samantha Vallejo-Nágera se percató de que en el equipo rival había alguien con lágrimas en los ojos: Elena Furiase. Ésta explicó su disgusto: “A Ana la veo una mujer muy fuerte que sé que lo ha hecho todo por su equipo. La veo derrotada un poco y como la conozco he empatizado”.

Las palabras de Furiase emocionaron a Milán, que también comenzó a llorar. Fuera de cámara reconoció que le había dolido lo que había dicho Paula Prendes: “Me siento triste, a la vez me siento atacada”. Puedes ver el momento aquí.

ESPACIO ECO